RTW – Capítulo 93 – Estructura del Ejército

Traductor: Lurixer.
(2/9)

Pocos días después de la celebración de la victoria, Roland finalmente emprendió el gran proyecto agrícola.

Un sonido constante de goteo se oía desde la dirección de las ventanas cuando estaba sentado en su oficina, sonaba como si estuviera lloviendo sin parar. Era el sonido de la nieve derretida.

Cuando visitaba el campo durante el Año Nuevo, se ponía frente a la ventana la mayor parte del tiempo, observando cómo los largos prismas de hielo que colgaban bajo el techo se volvían transparentes, luego en gotas y luego caían. En ese momento no había tenido tiempo para ese ocio. Sin embargo, anotar los planes para el futuro, mientras que simultáneamente escuchaba la voz de la recuperación de la tierra también era muy placentero.

Según la información recolectada de los años anteriores, la nieve necesitaría alrededor de una semana para derretirse, pero la carretera entre el Pueblo Fronterizo y la Fortaleza Longsong necesitaría por lo menos un mes hasta que fuera utilizable otra vez. Se tardaba tanto tiempo que la nieve se derritiese, ya que la carretera fue construida de barro y también no tenía un sistema de drenaje

Roland ya podía imaginarlo, si quería derrotar a la Fortaleza Longsong, lo primero que tenía que hacer era construir un camino entre el Pueblo Fronterizo y la Fortaleza Longsong que pudiera ser utilizado por los vagones incluso durante las fuertes lluvias.

Pero ahora el problema con la más alta prioridad era todavía el asunto de la reconstrucción del ejército. Sin un ejército fiable y poderoso, sería imposible derrotar a las fuerzas de la Fortaleza Longsong con sus tropas en número. Transferir la milicia al ejército regular era sólo el primer paso. La preparación específica de establecer el nuevo sistema de reglas, disciplina, recompensa y castigo resultó ser un gran dolor de cabeza.

Aunque de niño había jugado al ajedrez de batallas terrestres, sin embargo, ya había olvidado las enseñanzas anteriores. Roland, después de pensarlo, simplemente decidió hacer sus propios planes. De todos modos, como creador del nuevo ejército, incluso si implementaba cosas irracionales, nadie lo descubriría de todos modos.

Entonces, la primera composición del nuevo ejército del Pueblo Fronterizo fue preparada pronto: según el ejército, la división, el pelotón, el equipo, la escuadrilla, cinco personas para una escuadrilla (teniendo en cuenta que un cañón necesitaba por lo menos cinco personas para funcionar), diez escuadrones para un equipo, diez equipos para un pelotón. En cuanto al número de pelotones dentro de una división, decidió que lo consideraría más tarde. En vista de la destreza de batalla de los ejércitos durante esta época, siempre que enviara dos o tres pelotones de soldados, debería ser suficiente para derrotar a la gran mayoría de los opositores en el campo de batalla.

Cuando decidió lo básico para la estructura del ejército, Roland respiró hondo.

Las reglas y los reglamentos que siguieron fueron mucho más sencillos, además de que siempre llevaban uniforme, tenían que obedecer al comandante, nunca desertar, nunca traicionar a un compañero y así sucesivamente. La primera regla de Roland fue prohibir el saqueo y el acoso.

Los problemas causados ​​por el saqueo eran numerosos, y el impacto negativo que tendrían sobre los habitantes locales sería tan grande, que necesitarían años para recuperarse, quizás nunca. Ésta era también la razón por la que él había insistido en usar solamente civiles como miembros del ejército.

Cuando la aristocracia respondía al llamado a la batalla de sus Señores, la razón principal de su obediencia no era derrotar al enemigo, sino que era para el saqueo posterior. O, en otras palabras, la principal razón por la que siguieron el llamado de guerra, fue el saqueo de la riqueza y el territorio de un enemigo, por supuesto, esto incluía también a los civiles inocentes dentro de ese territorio.

En cuanto a los mercenarios, por no hablar de los bandidos, a pesar de que parecían firmes y feroces, si echábamos un vistazo más de cerca, eran sólo una bandera agitando en el viento y al mismo tiempo el robo también era una fuente importante de sus ingresos. Así que la esperanza de la disciplina militar de estas personas no tenía sentido.

Sólo un ejército formado por civiles no vería a otros civiles como únicos corderos que serían sacrificados. Por supuesto, basarse en la disciplina y la moderación moral por sí sola no era suficiente. Después de largos días en el campo, el corazón de la codicia se agrandaría con cada victoria. Por lo tanto, las recompensas dadas siempre tenían que mantenerse al día con la codicia, sólo de esta manera podría evitar el saqueo y otros comportamientos ilegales.

Para hacer la recompensa lo suficientemente grande, Roland decidió ofrecer la mayor recompensa de todas – recibir su propio territorio. Mientras lograran grandes méritos durante la batalla, podrían obtener su propio territorio. Roland tenía muchos territorios no reclamados, como esto, los terrenos entre el Pueblo Fronterizo y la Fortaleza Longsong se podrían recuperar lentamente.

Dado que más del 90% de toda la tierra pertenecía a miembros de la aristocracia, tal recompensa era absolutamente muy atractiva. Una vez que tuvieran su propia propiedad, estas personas estarían estrechamente unidas a su lado, y en caso de que hubiera alguien que quisiera derrocarlo, mostrarían la resistencia más fuerte posible para proteger a su benefactor y con esto proteger su propia tierra también.

Después de todo, la humanidad no estaba impulsada por palabras y látigos, sino por sus propios beneficios. Dicho de otro modo, siempre y cuando pudiera cumplir continuamente los intereses básicos del pueblo bajo su dominio, no habría nadie que pudiera sacudir su dominio.

A diferencia de un feudo tradicional, Roland les concedería un área entre unos pocos acres y hasta una docena de hectáreas. El territorio podía ser utilizado para construir sus propias residencias, y podrían comprar siervos o contratar a los agricultores para cuidar sus campos, pero no se les permitía establecer su propia industria. En contraste, el territorio recompensado por un caballero era de cerca de dos mil hectáreas, un área equivalente a un pequeño pueblo. El ingreso de la industria antes mencionado se utilizaría para las necesidades de guerra del caballero y sus ayudantes, por ejemplo, era necesario comprar sus propias armas, armaduras y caballos.

Ser galardonado con un área tan pequeña de tierra no era de mucho interés para la aristocracia y como tal no encontraría mucha resistencia, pero también debilitaría el sentimiento de independencia de la gente en el campo de batalla. A juicio de Roland, era como pagar una pensión de jubilación, lo que garantizaría que los soldados tuvieran ingresos estables incluso después de la jubilación.

Al mismo tiempo, para fortalecer la centralización del poder y evitar que ocurriera el pensamiento de que el ‘siervo del siervo no es mi siervo’, sólo les concedería la propiedad del territorio, pero no la autonomía. En otras palabras, la tierra todavía estaría bajo la jurisdicción de las leyes, reglamentos y sistemas en el área del Señor. En cierto sentido, se convertirían en la base para las futuras generaciones de agricultores.

Después de escribir el concepto del sistema de recompensas, Roland tomó un descanso y estiró su cuerpo. Finalmente, podría empezar a pensar en un campo dentro de su propia área de especialización: la investigación y el desarrollo de armas.

Con la velocidad cada vez mayor de la manufactura de armas, el uso continuo del lancero para proteger a los artilleros parecía ser un desperdicio de mano de obra, por lo que éste necesitaba la habilidad de luchar independientemente en combate cuerpo a cuerpo.

Había una solución muy fácil a este problema, es decir, añadiendo una bayoneta al fusil de chispa. Roland no esperaba que sus propios hombres tomaran la iniciativa y participaran en combate a corta distancia, sino que sólo tendrían la capacidad de defenderse en caso de que el poder de la pistola no fuera capaz de destruir por completo el valor del enemigo y comenzaran un ataque desesperado

Un arma como una bayoneta no era tan difícil de fabricar, describiéndola en palabras fáciles de entender, era sólo un cono afilado, y en el caso de mejorar aún más la efectividad de la matanza, también podría añadir un surco de sangre en él. La parte clave era la conexión entre la bayoneta y la pistola, la primera bayoneta era una hoja que estaba conectada a un poste de madera delgado, que se podía poner directamente en el cañón de la pistola. La ventaja de esta construcción era que era bastante simple, la desventaja era también muy obvia, si se usaba la bayoneta el arma no podía disparar, y además, si se usaba para apuñalar a alguien, podría suceder que la bayoneta se quedara atrapada en el cuerpo del enemigo.

Así que Roland tenía la intención de producir la segunda generación de bayoneta mejorada – la bayoneta de tipo carcasa. La bayoneta tenía una carcasa de hierro añadida al mango de la cuchilla. El diámetro interior de la carcasa era ligeramente mayor que el cañón ranurado.

Sólo se necesitaba soldar un trozo de hierro con un agujero en la parte superior del cañón del fusil. Después de conectar la bayoneta en la parte superior del cañón del fusil y de insertar un relleno en el agujero, se fijaría. La cuchilla tenía una forma triangular, con tres cuchillas afiladas, si se perforaba en el cuerpo no se caería, y también dejaría una herida difícil de curar.

Después de la instalación de la bayoneta, la bayoneta sería ligeramente más larga que el cañón, y también complicaría el proceso de carga, pero en comparación con una bayoneta plegable, era mucho más simple para la producción en masa. Mientras hubiera una muestra, cualquier herrero sería capaz de reproducirla.

Pero para permitir que la bayoneta desempeñara un papel importante en una batalla, era importante entrenar a los soldados en cómo usarla.

Pero naturalmente Roland no sabía nada al respecto. Afortunadamente, recordó que su caballero se había jactado una vez, que era capaz de utilizar cualquier arma. Así que sólo tenía que encontrarlo y conseguir que enseñara a los otros a pelear con una bayoneta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s