Invincible – Capítulo 95 – La Familia Marcial Ning

Huang Xiaolong corrió hacia la plaza y vio esta sangrienta escena – una fuerte furia irrumpió en su corazón y ambos puños se cerraron fuertemente mientras una intensa intención asesina era irradiada desde sus ojos.

Posteriormente, Chen Feirong, Lu Kai, Ye Yong, y el resto de los estudiantes llegaron a la plaza, y todos ellos estaban igualmente furiosos ante la imagen que tenían delante.

Cuando llegó todo el equipo, los bandidos del otro lado que estaban inmersos en la alegría de la matanza de repente se detuvieron, se dieron la vuelta y miraron a los nuevos invitados.

“¿La Academia de la Estrella Cósmica?” Un bandido de mediana edad que llevaba un largo sombrero negro cubriendo la mitad de su rostro salió del grupo; Sus ojos recorrieron el otro lado y cuando su mirada cayó sobre el cuerpo curvilíneo de Chen Feirong, el bandido de mediana edad se echó a reír entre dientes: “¡Acabo de decir que no hay una mujer decente en este pequeño pueblo, pero no esperaba que enviarían una aquí ahora mismo!”

“¡Hermanos, después de esto podemos disfrutar! ¡Cuando termine, es es turno!”

“¡Gracias Jefe!”

En un instante, emocionados aplausos estallaron de los trescientos bandidos.

La cara delicada de Chen Feirong se enojó, tornándose de color verde y rojo, y sus hermosos ojos fulminaron al otro lado.

Al ver esto, el hombre de mediana edad, el jefe de los bandidos, que llevaba el largo sombrero negro, sonrió aún más: “¡Pequeña zorra, en un momento nuestros hermanos, seguramente te complaceremos, no parezcas tan ansiosa!” Más de trescientos bandidos se extendieron y rodearon a las veinte personas.

La fría mirada de Huang Xiaolong recorrió a los bandidos que lo rodeaban.

En ese momento, la voz fría del Jefe de los Bandidos sonó. “¡Dejen a las mujeres con vida, maten a todos los hombres!” Mientras la otra parte instruía al grupo de bandidos, la silueta de Huang Xiaolong se movió mientras agarraba los Sables de Asura en sus manos.

Gritos sonaron desde el lado opuesto con un giro de sus sables.

Y Lu Kai, Ye Yong, así como los demás también comenzaron a atacar.

Chen Feirong mató a varios bandidos que corrieron con una impresión de mano; Ella saltó y su palma apuntó en dirección al Jefe de los Bandidos.

Viendo a Chen Feirong acercarse a él, el Jefe de los Bandidos rió; Una de sus manos señaló a sus secuaces: “Capturen a la pequeña zorra; Recuerden no lastimarla. De lo contrario, no podré jugar con el contenido de mi corazón más tarde.”

Los bandidos asintieron en voz alta y se lanzaron hacia Chen Feirong.

A pesar de que Chen Feirong era una Guerrera de la etapa tardía del Noveno Orden, el número de bandidos que la acorralaban era demasiado, a pesar de no tener a un Guerrero del Noveno Orden entre ellos. La mayoría eran del Séptimo Orden y algunos eran Guerreros del Octavo Orden. Estos bandidos del Octavo Orden atacaron a Chen Feirong juntos, haciendo que ella se inquietara en confusión.

Chen Feirong tenía una expresión fea en su delicado rostro, ya que no esperaba encontrarse con un grupo tan grande de bandidos que tuviese tanta fuerza. En incidentes anteriores, este tipo de bandidos que cruzaban la frontera del Reino Baolong consistía en no más de un centenar de hombres y como mucho, tal vez uno o dos Guerreros del Octavo Orden. A veces, incluso los bandidos del Séptimo Orden eran raros y la fuerza promedio era sólo del Sexto Orden.

Su silueta esquivó rápidamente como una nube flotante, evitando los ataques de la docena de bandidos del Octavo Orden. Echando un rápido vistazo, vio a Lu Kai y a Ye Yong. De hecho, todos los estudiantes fueron asediados por un gran número de bandidos, y cada uno de ellos se encontraba en una situación extremadamente peligrosa.

Pero cuando sus ojos encontraron a Huang Xiaolong, quedó atónita al ver la sombra de Huang Xiaolong oscilando al azar entre los bandidos mientras balanceaba un par de espadas. Con cada oscilación, seguro habría habido dos bandidos gritando y cayendo al suelo, y cada ataque apuntaba a un punto vital, tomando sus vidas sin necesidad de un segundo ataque. No hubo excepción, incluso si el oponente era un bandido de etapa intermedia o tardía del Séptimo Orden.

La velocidad de Huang Xiaolong había alcanzado un grado que aturdía a la gente.

Chen Feirong miró con ojos abiertos a Huang Xiaolong y con un shock inexpresable en su corazón; Ella podría decir que la velocidad de Huang Xiaolong superaba con creces al de un Guerrero en el pico de la etapa intermedia del Séptimo Orden.

Sin embargo, este no era el momento para estar en shock y no tenía el lujo de tiempo para reflexionar el por qué la velocidad de Huang Xiaolong era tan increíble. Ella gritó. “¡Todos liberen sus espíritus marciales! ¡No escatimen esfuerzos y aguanten por otros cinco minutos!”

Debían esperar cinco minutos y los otros dos equipos llegarían; ¡Cinco minutos y estarían a salvo!

La orden de Chen Feirong resonó y los estudiantes incluyendo a Lu Kai y Ye Yong llamaron a sus Espíritus Marciales y usaron su Transformación de Alma sin demora. Sin embargo, los bandidos circundantes siguieron sus acciones, llamando a sus Espíritus Marciales y usando su Transformación de Alma.

El Jefe de los Bandidos se burló mientras se paraba a un lado observando la escena, y entonces, su vista se centró en Huang Xiaolong.

Había observado la situación alrededor de Huang Xiaolong, viendo bandidos caer uno por uno bajo las cuchillas de Huang Xiaolong, y una luz aguda y cruel brilló en sus ojos. De repente, el Jefe de los Bandidos saltó hacía él, apuntando una impresión de palma en la espalda de Huang Xiaolong.

“¡Palma de Qi de la Destrucción!”

“¡Pequeño bastardo, ve a morir por mí!”

Una gran impresión de palma silbó a través del espacio; En medio de la impresión de palma había una concentración de un qi destructivo y violento como el ojo de un huracán.

“¡Huang Xiaolong, cuidado!” Al notar esto, Lu Kai, Ye Yong, y algunos de los estudiantes gritaron en advertencia.

La expresión de Chen Feirong empeoró viendo esto. Era muy consciente de la importancia de Huang Xiaolong; Se podría decir, que en esta tarea de matar bandidos, se permitía que les sucedieran accidentes a todos ellos, a excepción de Huang Xiaolong.

Chen Feirong fue bloqueada por diez bandidos del Octavo Orden, y al ver esa violenta impresión de palma que estaba a punto de golpear a Huang Xiaolong, rugió con furia. Una luz brillante de color blanco destelló y al mismo tiempo, algo parecido a almohadas de nubes aparecieron, pero su color era un azul transparente gélido.

Cuando las almohadas de nubes emergieron, la temperatura circundante cayó a la congelación, semejante a un invierno ártico.

¡Este era el Espíritu Marcial de Chen Feirong, Nube de Hielo!

Caía en la misma categoría que el Espíritu Marcial de Fei Hou, uno que derivaba de la naturaleza.

Llamando a su Espíritu Marcial, las palmas de Chen Feirong golpearon el vacío en cuatro direcciones.

“¡Mundo Sellado por Hielo!”

Cuando su palma golpeó, el flujo de aire se comenzó a congelar y a condensar numerosos carámbanos; La docena de bandidos del Octavo Orden que se estaban reuniendo alrededor de ella inmediatamente se retiraron con prisa.

A pesar de que Chen Feirong forzó exitosamente a estos bandidos a retirarse, no tenía el tiempo suficiente para rescatar a Huang Xiaolong; Viendo como la impresión de palma del Jefe de los Bandidos estaba a punto de golpear la espalda de Huang Xiaolong, el corazón de Lu Kai, Chen Feirong, y de los otros estudiantes se apretó, pero Huang Xiaolong de repente desapareció. El ataque cayó en el aire vacío, sacudiendo los cadáveres de los residentes del pequeño pueblo en la plaza.

La sonrisa del Jefe de los Bandidos se volvió rígida.

Mientras todo el mundo estaba estupefacto ante el resultado, un repentino grito de angustia despertó a todos. Volviéndose hacia la dirección del grito, vieron a Huang Xiaolong a diez metros de su lugar original y a otros dos bandidos cayendo bajo los sables de Huang Xiaolong.

Ignorando la expresión de sorpresa dirigida a él, Huang Xiaolong continuó blandiendo su sable sin llamar a su Espíritu Marcial.

“¡Mátenlo! ¡Maten a ese mocoso!” Después de que algunos bandidos más murieron, el Jefe de los Bandidos finalmente recuperó su enfoque, y su cara se puso fea cuando señaló con un dedo a Huang Xiaolong mientras imponía sus órdenes. Él parpadeó y desapareció, una vez más dirigiéndose a Huang Xiaolong con un segundo ataque de palma. Desafortunadamente, cuando se acercó lo suficiente a Huang Xiaolong, una silueta se precipitó de la nada y golpeó al Jefe de los Bandido, haciéndolo caer y chocar severamente contra el suelo.

Esa persona era uno de los maestros del Décimo Orden de la Academia de la Estrella Cósmica que se precipitó tras ver la señal lanzada al cielo por Ye Yong.

Al ver que los refuerzos habían llegado, Chen Feirong finalmente se relajó un poco.

En este punto, el resto de los estudiantes de los otros equipos y el otro maestro del Décimo Orden también habían llegado a la plaza.

Con los dos Guerreros del Décimo Orden entrando en escena, los bandidos del Octavo Orden que rodeaban a Chen Feirong fueron tratados fácilmente, y poco después, más de trescientos bandidos fueron ‘tratados’ por Huang Xiaolong y los estudiantes.

Al final, sólo quedó el Jefe de los Bandidos.

Chen Feirong caminó lentamente hacia el Jefe de los Bandidos con su espada en la mano y una expresión helada en su rostro.

“Soy de la Familia Marcial Ning del Reino Baolong y mi Hermano Mayor es el Patriarca de la Familia Marcial Ning; Pequeña zorra, ¿te atreves a matarme?” El Jefe de los Bandidos aulló cuando vio a Chen Feirong acercarse hacia él con una espada en la mano.

¿Familia Marcial Ning? Todos los presentes se sobresaltaron.

Esta Familia Marcial Ning era la primera familia del Imperio Baolong; ¿Este grupo de bandidos fue apoyado realmente por la Familia Marcial Ning? No es de extrañar que su fuerza promedio fuera tan alta, incomparable con los grupos de bandidos anteriores.

Antes de que alguien pudiera reaccionar, los Sables de Asura en las manos de Huang Xiaolong atravesaron su garganta, y el Jefe de los Bandido se aferró a su propia garganta mientras miraba a Huang Xiaolong con incredulidad.

“Soy Huang Xiaolong de la Academia Estrella Cósmica.” Huang Xiaolong ‘se presentó’ a sí mismo.

¿La Familia Marcial Ning del Reino Baolong? ¿Y qué?

Nota:

1 Una familia marcial (muy probablemente) significa que dicha familia tiene una larga herencia y una rica fundación de artes marciales, haciendo que su familia/clan sea una potencia poderosa dentro del reino.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s