Invincible – Capítulo 92 – Apertura de la Primera Capa de la Pagoda del Tesoro Linglong

(1/2)

Un breve momento después, Huang Xiaolong canceló la transformación del alma. Tanto las escamas del dragón azul y negro en sus brazos como las dos cabezas de dragón tatuadas en su espalda desaparecieron. El agotamiento le golpeó de repente.

Aunque la transformación del alma aumentaba su poder y fuerza por muchos pliegues, también consumía una gran cantidad de qi de batalla; Además, Huang Xiaolong acababa de avanzar al Séptimo Orden.

Después de que Huang Xiaolong volvió a la normalidad, pequeñas luces azules brillaban alrededor de su cuerpo, y mientras brillaban, el agotamiento que Huang Xiaolong sentía por la transformación del alma desapareció instantáneamente. El qi de batalla a lo largo de sus meridianos se recuperó en unos pocos segundos.

Esta fue la tercera habilidad de los espíritus marciales de Huang Xiaolong después de romper a través del Séptimo Orden: ¡Recuperación Instantánea!

¡Recuperación Instantánea!

¡Aproximadamente en el tiempo de algunas respiraciones, Huang Xiaolong había recuperado completamente el qi de batalla agotado!

A pesar de que necesitaba diez segundos de tiempo para recuperar completamente su qi de batalla, ya era una habilidad desafiante para los cielos. Desde un cierto aspecto, esta Recuperación Instantánea era más fuerte que la Ocultación Espacial y la Sombra Fantasmal.

Combinando la Recuperación Instantánea con el Ocultamiento Espacial, Huang Xiaolong no tenía que preocuparse por el efecto secundario del qi de batalla agotado.

Bueno, la única ‘desgracia’ de esta habilidad era que sólo podía recuperar el qi de batalla y no sanar las lesiones.

Diez segundos después, el qi de batalla de Huang Xiaolong se había recuperado completamente; Él desapareció justo en ese lugar, y junto con él, la silla que estaba a su lado también había desaparecido. Diez respiraciones después, Huang Xiaolong reapareció del espacio.

Huang Xiaolong continuó probando la capacidad, apareciendo y desapareciendo a ciertos metros de distancia, y en un abrir y cerrar de ojos, estaba a más de diez metros del lugar original.

Después de la segunda transformación, aparte de despertar una tercera habilidad, las dos habilidades anteriores eran aún más poderosas.

Antes, al ocupar Ocultación Espacial, sólo podía entrar él, mientras que ahora, podía llevar a otra persona. Y con la habilidad de Sombra Fantasmal, en realidad podría cambiar su posición según su voluntad dentro de una gama de diez metros, tele transportándose. ¡Su velocidad era dos veces más rápida que la que Lu Kai poseía con su Espíritu Marcial de Peng del Cielo!

Huang Xiaolong inhaló profundamente mientras su corazón se regocijaba. No esperaba que tuviera una nueva habilidad después de que sus espíritus marciales evolucionaran por segunda vez y los dos primeras tuvieron una mejora.

Entonces, Huang Xiaolong llamó a la Pagoda del Tesoro Linglong.

De acuerdo con lo que Yu Ming había dicho, podría abrir la primera capa una vez que rompiera a través del Séptimo Orden.

Huang Xiaolong juntó qi de batalla del inframundo en ambas palmas, y según la instrucción de Yu Ming, envió su qi de batalla a la pagoda. Cuando el qi de batalla entró en la Pagoda del Tesoro Linglong, brilló resplandecientemente y absorbió el qi de batalla de Huang Xiaolong. La reacción le sorprendió un poco, y sin previo aviso, los ojos de Huang Xiaolong se desdibujaron al aparecer en un espacio diferente.

Este espacio no era grande, sólo varios cientos de metros cuadrados con una altura de diez metros. En las cuatro direcciones habían paredes que estaban hechas de un material desconocido.

“¿Es la primera capa dentro de la Pagoda del Tesoro Linglong?” Preguntó Huang Xiaolong con los ojos muy abiertos. Esta situación no era consistente con la descripción de Yu Ming.

¿Este espacio de la Pagoda del Tesoro Linglong realmente permite al dueño entrar dentro?

¡No significa esto…!

Superando su sorpresa, estaba más que emocionado porque notó que el aura espiritual dentro de la Pagoda del Tesoro Linglong era más densa y mucho más pura que la del exterior. Además, por encima del espacio, ráfagas de qi de fuego dragón fluían arriba, formando grupos de nubes de qi de fuego. Si cultivaba dentro de este espacio absorbiendo las nubes del qi de fuego dragón, sería mucho más eficaz que cultivar en el Valle de la Llama del Dragón.

Flotando por encima de estas nubes se veían perlas rojas del tamaño de un pulgar, y eran brillantes mientras reflejaban la luz como las estrellas centelleantes en el cielo nocturno. Sin embargo, las estrellas eran blancas, y estas perlas brillaban con un color rojo ardiente.

“¡Perlas del Dragón de Fuego!” Un pensamiento cruzó a través del cerebro de Huang Xiaolong.

¡Esta debe ser la Perla del Dragón de Fuego que Yu Ming dijo!

¡Una, dos, tres!

¡Huang Xiaolong lentamente contó una por una y llegó a ciento ocho!

¡Sus ojos se iluminaron, ciento ocho Perlas del Dragón de Fuego!

Este número estaba muy lejos de sus expectativas. Esta cantidad de Perlas del Dragón de Fuego eran suficientes para que él cultivase por un tiempo e incluso distribuyera algunas a sus padres y hermanos pequeños.

De repente, en este punto, un resplandor rojizo cayó sobre Huang Xiaolong y lo envolvió antes de que pudiera reaccionar. Posteriormente, en la mente de Huang Xiaolong, apareció una técnica de cultivación del cuerpo con información sobre el Cuerpo Dorado Linglong.

El Cuerpo Dorado Linglong tenía un total de nueve capas, y cada capa producía un efecto mítico, y cuando uno alcanzara la novena capa en el Cuerpo Dorado Linglong, el cuerpo de la persona sería tan resistente como la Pagoda del Tesoro Linglong, casi invencible.

Huang Xiaolong repitió el mantra una vez en su mente, y segundos más tarde, se sentó con las piernas cruzadas y comenzó a practicar. En un abrir y cerrar de ojos, una capa de luz roja y ardiente similar a la Pagoda del Tesoro Linglong salió del cuerpo de Huang Xiaolong.

Pocas horas después, Huang Xiaolong finalmente se detuvo. Durante estas pocas horas de práctica, Huang Xiaolong observó que había una fuerza mística que fortalecía sus músculos, huesos, tendones y la superficie de su piel, mejorando su defensa general.

Después de detener su práctica, Huang Xiaolong volvió su atención a las brillantes perlas rojas que colgaban sobre las densas nubes rojas. Con un pensamiento, una de las Perlas del Dragón de Fuego se teletransportó a su mano derecha.

En la palma de su mano, la Perla del Dragón de Fuego se sentía un poco caliente, como una perla de fuego ardiendo entre cincuenta y sesenta grados Celsius.

Huang Xiaolong abrió la boca y arrojó la perla roja en su boca – En el momento en que la Perla del Dragón de Fuego llegó a su estómago, se convirtió en una corriente caliente de energía que se precipitó en cada esquina de su cuerpo.

Sintiendo esto, Huang Xiaolong rápidamente se calmó de nuevo y circuló las Tácticas de Asura para refinar la corriente de energía caliente. El qi de batalla del inframundo en sus meridianos se activó, surgiendo y estrellándose todo el tiempo mientras que el color gris oscuro comenzó a cambiar lentamente a un gris claro.

El mismo proceso surgió de nuevo, al igual que cuando estuvo cultivando en el Valle de la Llama del Dragón. Las impurezas negras de su cuerpo se mezclaron con su sangre formando una capa sobre su piel, y estas impurezas estaban ocultas profundamente dentro de su cuerpo.

Pasaron otras pocas horas.

Una capa de sangre endurecida e impurezas cubrían a Huang Xiaolong.

Pasó un día y la capa de impurezas cayó mientras que una nueva capa se disipó de nuevo, y el proceso se repitió una vez más.

Después de cinco días, se detuvo.

Huang Xiaolong tomó un día de tiempo para refinar completamente una Perla del Dragón de Fuego, y cada vez que terminaba una, tomaría otra perla desde las nubes mientras seguía tragando y cultivando. En diez días, había refinado diez Perlas del Dragón de Fuego. Se detuvo cuando terminó la décima perla y se levantó, sintiéndose inmensamente relajado y cómodo de la cabeza a los pies, similar a tirar una carga de cien jin (50 kg).

Diez días de práctica resultaron en la mejora de la fuerza de Huang Xiaolong una vez más, acercándose al pico de la etapa temprana del Séptimo Orden.

De acuerdo con la estimación de Huang Xiaolong, si él continuaba permaneciendo y practicando en el espacio de la Pagoda del Tesoro Linglong mientras tragaba las Perlas del Dragón de Fuego, en otras dos semanas, podría alcanzar el pico de la etapa temprana del Séptimo Orden, y en dos meses – la etapa intermedia del Séptimo Orden.

Sin embargo, con esta velocidad de cultivo, incluso si monopolizaba las ciento ocho Perlas del Dragón de Fuego, sólo podrían durarle de tres a cuatro meses.

Eso, y la velocidad a la que la Pagoda del Tesoro Linglong condensaba una perla, incluso diez días no era suficiente para completar una. Por lo tanto, Huang Xiaolong debía pensar en un método que acelerara el proceso.

3 thoughts on “Invincible – Capítulo 92 – Apertura de la Primera Capa de la Pagoda del Tesoro Linglong

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s