Invincible – Capítulo 90 – La Ira del Rey del Inframundo

(1/2)

Llegó la noche.

En el momento en que Huang Xiaolong dejó de ejecutar las Tácticas de Asura, ya era tarde en la noche. La luz de la luna brillaba y creaba una pantalla nebulosa en la tierra, y ocasionalmente, las finas nubes cubrían la luna.

Huang Xiaolong salió al pequeño patio de su habitación. De pie en el medio del patio, dobló las rodillas y bajó su cuerpo, con la mano derecha formando un puño y dando un puñetazo hacia adelante lentamente, mientras su mano izquierda rodeaba detrás de su espalda y ajustaba su respiración según la Quinta Etapa de la Escritura Sagrada del Cuerpo Metamórfico. La energía espiritual de los alrededores comenzó a surgir hacia Huang Xiaolong instantáneamente.

Desde que abandonó la Mansión del Clan Huang hace un año, la práctica de Huang Xiaolong de la Escritura Sagrada del Cuerpo Metamórfico había avanzado a la Quinta Etapa con el Poder para Jalar Nueve Toros como Uno, y había alcanzado la forma máxima, pudiendo avanzar a la Sexta Etapa en cualquier momento.

Ahora, la fuerza interna de Huang Xiaolong era robusta y continuaba mejorando cada día. Mientras respiraba, se veía una niebla blanca entrando y saliendo de sus fosas nasales. Si todavía estuviera en la Tierra de su vida anterior, el actual Huang Xiaolong podría ser considerado un maestro de la fuerza interna.

La oscuridad de la noche fue gradualmente reemplazada por el amanecer inminente, y Huang Xiaolong finalmente detuvo la práctica de la Escritura Sagrada del Cuerpo Metamórfico.

Después de eso, sacó los Sables de Asura. Saltó en el aire y blandió los Sables de Asura; Instantáneamente, innumerables rayos de espada salieron volando, convirtiéndose en diminutas gotas de lluvia, condensándose en una violenta tormenta de lluvia que envolvía todas las direcciones. Pero, en este momento, la violenta tormenta se transformó repentinamente en una llovizna, tierna y suave, apenas perceptible.

Desde dentro de la minúscula lluvia de espadas se pudo escuchar sonidos de gritos y lamentos que duraron mucho tiempo.

Un rato más tarde, Huang Xiaolong se detuvo y respiró hondo; Había tardado más de un año, y ahora, finalmente había alcanzado la terminación mayor en el segundo estilo de la Habilidad de Espada Asura, Lágrimas de Asura.

Tenía una comprensión perfecta sobre la disposición y la intención de este movimiento, pero el único punto que faltaba era saber cuánto tiempo su qi de combate podría sostenerlo. En el futuro, este movimiento se haría más poderoso a medida que su qi de batalla se hiciera más fuerte.

“¡Entonces, el siguiente paso es el tercer estilo!” Huang Xiaolong pensó en su mente y sacó los diagramas del Anillo de Asura, concentrándose totalmente en el tercer movimiento.

Tercer Movimiento de la Habilidad de Espada Asura: La Ira del Rey del Inframundo.

Estudiando los movimientos ilustrados y la ruta de circulación de su qi de combate, los grabó en su mente antes de devolver el diagrama al anillo. Permaneció en el mismo lugar durante algún tiempo, cuando de repente, su cuerpo se precipitó hacia adelante unos cuantos metros como un meteorito ardiente mientras que los Sables de Asura cortaron frente a él.

Dos rayos de espada de color rojo fuego se materializaron en el aire, corriendo hacia adelante sin ningún signo de detenerse, como la Ira del Rey del Inframundo, aplastando todo ante él.

Después del primer intento, Huang Xiaolong se detuvo a pocos metros, recordando el lanzamiento del ataque con los sentimientos que sintió al lanzarlo y los movimientos que realizo, antes de compararlos con lo que estaba escrito en los diagramas.

Treinta minutos más tarde, Huang Xiaolong se movió nuevamente. Su cuerpo se lanzó hacia adelante como un meteoro mientras golpeaba el frente con los sables. Dos rayos de espada, de color rojo fuego, estallaron como una erupción volcánica, girando hacia adelante con la fijación de destruir todo a su paso. El ataque perdió su impulso y desapareció a cien metros de distancia.

Después del segundo intento, se quedó inmóvil nuevamente, repitiendo el proceso anterior.

Pasaron otros treinta minutos y Huang Xiaolong hizo su tercer intento.

Huang Xiaolong repitió el mismo proceso una y otra vez, tal como cuando practicó la Tempestad del Infierno y las Lágrimas de Asura por primera vez. Realizando intentos continuos mientras trataba de comprender la intención del movimiento.

Escrito junto con la ilustración del tercer movimiento, había un texto que decía que cuando la Ira del Rey del Inframundo llegase a la terminación mayor, un giro de los sables sería como la erupción de un volcán del milenio, como la estampida de un millón de bestias demoníacas. Y su ímpetu estallaría en un instante a una velocidad increíble, dando al enemigo ningún tiempo para reaccionar y sólo morir bajo la Ira del Rey del Inframundo.

Tres días pasaron rápidamente en la práctica.

Durante estos tres días, aparte de la práctica habitual de las Tácticas de Asura, y de la Escritura Sagrada del Cuerpo Metamórfico, se concentró en la Ira del Rey del Inframundo.

Ocasionalmente, Huang Xiaolong pasaría algún tiempo practicando la Habilidad de Batalla de Rango Tierra con la que fue recompensado tras la competencia de la Academia de la Estrella Cósmica, Puño de Destrucción.

Con la actual energía del qi de batalla de Huang Xiaolong, su ataque de Puño de Destrucción podría romper una roca de diez metros a una docena de metros de distancia en un montón de grava.

Pasaron otros tres días.

Huang Xiaolong salió de su patio.

Era el comienzo de un nuevo periodo en la Academia de la Estrella Cósmica, Huang Xiaolong planeó ir allí y echar un vistazo.

Cuando llegó al salón principal, su papá, mamá y dos hermanos menores ya estaban allí.

“¡Hermano Mayor!” Huang Min y Huang Xiaohai rodearon a Huang Xiaolong tan pronto como lo vieron, gritando alegremente. Los dos chicos estaban colgando de un lado de sus brazos.

“¿Se divirtieron estos últimos días?” Huang Xiaolong sonrió y preguntó.

“¡Hermano Mayor, la Ciudad Real es demasiado divertida!” Después de que la pregunta de Huang Xiaolong terminó, Huang Xiaohai se apresuró a responder como si alguien estuviera compitiendo con él, felizmente, añadió: “¡Me gusta mucho aquí!”

Huang Xiaolong sonrió amablemente; Aunque estaba entrenando duro durante los últimos tres días, todavía sabía que estos dos chicos salían a jugar todos los días. Y por la cantidad de salidas que tuvieron, tal vez estos dos pequeños muchachos que fueron a muchos lugares de la Ciudad Real en pocos días ya sabían más que él, que había estado en la Ciudad Real por un año hasta ahora.

“Jugar es bueno, pero también deben recordar practicar duro.” Dijo Huang Xiaolong.

Dos pequeñas cabezas asintieron con obediencia.

“No te preocupes, Hermano Mayor. ¡Definitivamente voy a practicar duro para que pueda vencer a Huang Wei hasta que encuentre la muerte en el suelo!” Huang Min dijo con una expresión seria en su rostro.

Huang Xiaolong asintió con la cabeza.

Hasta ese momento, su hermana pequeña no sabía que Huang Wei, su padre y su hermano mayor ya habían muertos bajo los expertos de la Secta Gran Espada. Sin embargo, Huang Xiaolong no dijo esto en voz alta, ya que tener un objetivo como motivación era algo bueno.

“Papá, mamá.” Huang Xiaolong se acercó a sus padres y preguntó si sus días estaban bien y cómodos en la Mansión Tianxuan.

Huang Peng se rió: “Ninguna incomodidad.”

Huang Xiaolong asintió alegremente.

Su padre, Huang Peng, había tomado el Dan Espiritual de Cuarto Grado superior, Dan Xingyao, mientras que su madre, Su Yan, tragó el Dan Espiritual de Quinto Grado superior, el Dan del Océano de Qi; Ambos cultivos habían avanzado por un solo orden.

Huang Peng era ahora un Guerrero del Séptimo Orden, cerca del pico de la etapa temprana del Séptimo Orden, y Su Yan ya había alcanzado la etapa intermedia del Sexto Orden.

“Oh, claro, Xiaolong, la señorita Li Lu vino a buscarte ayer.” En este momento, Su Yan repentinamente se rió y dijo: “Pero estabas practicando en ese momento y la señorita Li Lu estuvo aquí durante una hora y luego se fue.”

Li Lu.” Huang Xiaolong fue un poco sorprendido.

Hoy era el nuevo período de la Academia, por lo que no era sorprendente que Li Lu regresara a la Ciudad Real desde la Residencia Li.

Xiaolong, Li Lu es una buena chica.” Su Yan agregó. “Creo …”

“En, mamá, no hay necesidad de decir más.” Huang Xiaolong sonrió amargamente con un rastro de desamparo. Sabía lo que su madre quería decir, aunque los dos, él y Li Lu, no tenían ni siquiera once años.

“El nuevo período de la Academia comienza hoy, así que voy a echar un vistazo.” Rápidamente se levantó antes de que Su Yan pudiera abrir la boca para hablar y huyó del salón principal como si huyera por su vida.

Saliendo del salón principal, Huang Xiaolong no se detuvo hasta que salió de la Mansión Tianxuan y se dirigió hacia la Academia de la Estrella Cósmica.

Al llegar a la Academia, cuando los estudiantes vieron a Huang Xiaolong, todos retrocedieron para darle el paso; Sus ojos llenos de temor y admiración, algunos lo habían elevado a la idolatría.

Huang Xiaolong ignoró los susurros a lo largo del camino y caminó hasta llegar a esta aula. En el momento en que entró en la habitación, el aula ruidosa se quedó callada inmediatamente, y todos los estudiantes se pusieron de pie.

Incluyendo a Jiang Teng. Mientras Huang Xiaolong seguía caminando, Jiang Teng saltó de su asiento y se retiró a la parte trasera del aula, temblando de miedo. “Huang Xiaolong, ¿qué quieres hacer?” Muy evidentemente, comió suficientes puños de Huang Xiaolong que desarrolló un miedo traumático hacia Huang Xiaolong.

One thought on “Invincible – Capítulo 90 – La Ira del Rey del Inframundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s