RTW – Capítulo 81 – Entrenamiento de la Artillería

Traductor: Lurixer.
(2/4)

Cada día el grupo de Van’er tenía que entrenar durante dos o tres horas con la nueva arma, e incluso después de que el entrenamiento estuviera terminado, Van’er tenía que volver a la muralla para continuar su viejo y aburrido trabajo. Uno de los hombres del dormitorio de Van’er se había apuntado al nuevo escuadrón de armas de fuego, y ahora tenía un arma de fuego completamente nueva y se paró detrás de él para mostrar el arma. Si la disciplina no prohibiera las luchas internas, Van’er ya habría cosido su odiosa boca.

Sin embargo, Van’er también pensó que había algo sospechoso.

¿Mis compatriotas no se unieron al escuadrón de armas de fuego hace sólo varios días? Sin embargo, se les permitió iniciar directamente su entrenamiento de tiro a través de la lucha contra las bestias demoníacas, pero ¿qué pasa con nuestro equipo de artillería? Ni siquiera estamos autorizados a disparar. Además, los cañones son tan pesados, que es imposible transportarlos en la muralla.

Cuando miró la parte superior de la muralla, pudo ver que los pasillos estaban casi llenos de gente que estaban de pie uno al lado del otro en parejas. Por lo general, todo el mundo estaba acostumbrado a correr en el interior de los pasillos de la muralla. Incluso si era empinado, era aún mejor que interferir con los movimientos de lucha de los compañeros de equipo. En cuanto a los cañones … las dos ruedas por sí solas eran más anchas que todo el pasillo de la muralla, y usar un cañón para disparar hacia abajo no parecía muy práctico.

¿Podría ser que… este cañón no se usaría para luchar contra las bestias demoníacas?

El siguiente entrenamiento confirmó su conjetura.

Hacha de Hierro llevó a los cuatro equipos de artillería al río. Allí, Van’er descubrió – aunque no sabía cuándo ocurrió – un ‘barco’ real y enorme. No … no estaba seguro de si era correcto llamarlo barco. El revestimiento parecía estar hecho de la misma piedra gris que se utilizó para construir la muralla, y su dimensión era muy amplia pero corta. Así que además de dos mástiles, ¿había alguna otra similitud con un barco? En cuanto a este punto, él y sus compañeros de equipo tuvieron una acalorada discusión.

“Este es claramente un puente de pontones1.” El primero que llegó a una conclusión fue Jop, quien pertenecía al equipo que siguió a las embarcaciones que transportaban el mineral a la Fortaleza Longsong. Debido a esto, a menudo se consideraba bien informado. “¡Construyeron la cubierta tan ancha para hacerla más estable! Durante mis viajes al sur vi muchos de ellos, y si esto es un barco, ¿cómo puede ser movido por el viento? Anteriormente, el río era demasiado ancho para vadear2, y hace una década el antiguo puente fue arrastrado por una inundación. Ahora el puente anterior debe ser substituido por este puente de pontones. ¡Sólo colocarán varios de ellos lado a lado y los conectarán con una cadena del hierro para hacerlo más estable!”

“El lugar más lejano al que has viajado es a la Fortaleza Longsong, pero te llamas a ti mismo informado.” Se burló Rodney. “Si esto fuera un pontón, ¿por qué tendría dos mástiles? ¿No tendrían que preocuparse de que el viento los soplara?”

“Y cuando miras hacia el final, ¿no ves el timón? Los pontones no necesitan esto.” Nelson saltó directamente al sartén para ayudar a Rodney. Estos dos hermanos tomarían cada oportunidad para desahogar cierta ira: “Además, mira la construcción entre los dos mástiles, ¿no parece ser una cabina? Todavía no ha terminado. Este es un barco, sin duda.”

Para Van’er esta discusión era de poco interés, él sólo estaba preocupado por el contenido de la siguiente formación. A su suerte, pronto obtuvo su respuesta cuando Hacha de Hierro les pidió que trajeran a los caballos para que tiraran del cañón hacia Pequeño Pueblo– sí, este era el nombre del barco, nombrado personalmente por Su Alteza. Después de escuchar la introducción de Hacha de Hierro, el rostro de Jop se volvió repentinamente rígido, mientras que los dos hermanos mostraron una expresión triunfante en su lugar – y luego comenzaron a arrastrar el cañón a la cubierta del barco.

En la cubierta había dos grupos de postes de detención, cada grupo consistía de cuatro postes. Estos postes de detención estaban situados en el centro de la cubierta, con un grupo detrás del otro. Esto aparentemente indicaba que un barco podía almacenar dos cañones.

Bueno, con esto, Van’er estaba seguro de que no serían necesarios para tratar con las bestias demoníacas: el Río Chishui fluía del norte al sur, y no había ningún gran río escondido en el bosque demoníaco infestado de bestias.

Cuando se embarcaron por primera vez, inmediatamente descubrieron la estabilidad excepcional del barco. Aunque el río fluía rápidamente alrededor del barco, el barco seguía inmóvil; Se sentía como estar en terreno sólido. Solamente cuando los caballos entraron en el barco se sintió una pequeña oscilación.

Van’er también notó que cuando un equipo terminaba su práctica de tiro, Hacha de Hierro contaría el tiempo y lo anotaría. Cuando Van’er vio que sólo había dos lugares para los cañones, estaba claro que sólo los dos más rápidos tendrían un lugar en el barco. Por lo tanto, Van’er secretamente le dijo su descubrimiento al resto de su grupo, que inmediatamente dio lugar a su fuerza, con cada persona poniendo al menos un 10 por ciento más de esfuerzo en el entrenamiento. ¡Si no fueran elegidos para el equipo de artillería, al perder mucho rostro, su vida sería más trivial, pero lo más importante era que no iban a mejorar la paga!

Van’er tuvo que esperar hasta el séptimo día, pero finalmente recibió su primer entrenamiento de tiro en vivo.

En este día, Su Alteza Real el Príncipe también vino a visitar la escena, observando el entrenamiento de artillería. Todos en los cuatro grupos caminaban con un pecho ancho y a grandes pasos.

Debido a su entrenamiento, su grupo se familiarizó bastante con la carga del cañón, por lo que no tomó mucho tiempo hasta que el primer disparo fuera hecho por el equipo de Van’er.

Esta fue la primera vez que vio el poder de un cañón. Con un rugido ensordecedor, la bala de cañón fue disparada y aterrizó a unos 500 metros de distancia en la nieve, haciendo saltar mucha nieve y barro al aire, y luego volvió a saltar al aire. Con los ojos, era imposible que Van’er viese la trayectoria de la bola de hierro.

Viendo esto, Van’er se preguntó cómo el príncipe, logró crear un arma tan terrible. ‘Si tuviéramos que enfrentarnos a ataques de artillería, incluso usar armadura, temo que sería inútil.’

Después de cada disparo, el grupo fue cambiado y el príncipe ordenó a alguien que marcara la posición de aterrizaje. Después, dejó que alguien midiera la distancia entre la boca del Cañon y la bandera. Después de cuatro rondas, finalmente fue el turno de Van’er, pero luego escuchó el comando para cambiar el ángulo del cañón.

Una escala marcada con 0, 5, 10, 25 y 30 fue colocada al final del cañón, donde el carro estaba conectado. Aunque Van’er vio esta escala, no entendió lo que significaba, pero mientras siguieran las instrucciones, todo estaría bien. Hacha de Hierro gritó: “¡Disparen en el ángulo de 5!” Al oír este comando, Jop, que era el que tenía la mayor fuerza en el equipo de Van’er, tomó la baqueta, la insertó en la boca del cañón, esperó a que abriese el gancho que sostenía el cañón en ángulo recto, y lo empujó hacia arriba hasta que la escala mostró el número 5 y encajó el gancho.

Comparado con el ángulo del cañón al principio, donde el cañón estaba un poco bajo, el cañón ahora apuntó un poco más alto. Esto demostró que la escala marcaba cuán alto o bajo la boca del cañón apuntaba hacia el cielo.

Cuando todo estaba listo, cada grupo disparó un tiro más con el nuevo ángulo, y después de cada disparo, la distancia también se midió.

Van’er pudo entender gradualmente lo que hizo el Príncipe.

Él registró la distancia de cada tiro disparado, y cuanto más alto el ángulo del cañón, más alta la bola del hierro volaría.

Este era un punto donde Van’er podía usar su experiencia de disparar con un arco, cuanto más arriba el objetivo, más lejos la flecha volaría. Cuanto más plano fuera el ángulo de disparo, más temprano la flecha golpearía el suelo. Sin embargo, no había pensado en eso en el caso del cañón. Sólo porque era más rápido, la distancia de vuelo sería mucho mayor. De repente, él consiguió una idea loca, si la bola de hierro se volviese más y más rápida, ¿sería posible que nunca se detuviese?

*

En el Río Chishui, la fase de pruebas de Pequeño Pueblo también estaba en marcha.

Puesto que Wendy actuaría como la fuerza impulsora de la nave, el personal de la nave debía ser absolutamente confiable. Así, Roland escogió a algunas personas que ya sabían de las brujas como la primera tripulación de Pequeño Pueblo. Carter se volvió el capitán, el timonel era Brian, los marineros que tenían que fijar las velas eran subordinados de Carter, y el trabajo del corresponsal era del Señor Pyne, el padre de Nana. Estas personas a menudo entraron en contacto con las brujas, por lo que, junto con su propia transformación mental, donde se deshizo de sus prejuicios contra las brujas, no debería haber ningún problema. En el caso del Señor Pyne, fue aún menos el caso, ya que su amada hija era una bruja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s