RTW – Capítulo 78 – Acompañar

(1/2)

Wendy abrió los ojos y descubrió un techo desconocido sobre ella. El techo estaba hecho de ladrillo de color gris, y tenía telarañas colgando de unas vigas de madera junto con un candelabro apagado. Lentamente, la escena pasó de borrosa a clara hasta que pudo ver todos los detalles.

No es un techo hecho de piedra fría o una estrecha tienda, pensó, justo, hace medio mes nos vimos obligadas a abandonar la Asociación de Cooperación de Brujas. ¿Quién sabe, tal vez bajo el liderazgo de Cara ya han encontrado la Montaña Sagrado?

Ella respiró hondo. Aunque no era tan limpio y fresco como el aire dentro de una cueva, el aire caliente y el ambiente acogedor era muy cómodo. Su cuerpo estaba envuelto en una suave y aterciopelada seda y colocada sobre un colchón de varias capas de mantas suaves de algodón, así que cuando ella se acostó, ella se hundió ligeramente en ella. Incluso si estirara todo su cuerpo, sus dedos no estarían expuestos.

Se sentía un poco culpable porque no quería hacer otra cosa que permanecer en la cama. Aun así, ella había permanecido aquí por sólo medio mes, pero aquí su corazón estaba en paz, algo que no había sentido en mucho tiempo.

Dentro del castillo, por muy tarde que fuera, nadie la molestaría jamás. Por ejemplo, ahora mismo. Wendy volteó su cabeza y miró por la ventana, viendo que el cielo aún era gris, incluso deslumbrante. Probablemente eran las 10 de la mañana. En sus últimos años de exploradora errante, nunca había podido dormir tan pacíficamente. Ella sería despertada por cualquier pequeño ruido. Incluso tenía que preparar la comida para el resto del día antes del amanecer por temor. Todo el tiempo tuvo que vivir con temor de que la iglesia pudiera descubrir su paradero actual. Además, nadie podía garantizar que sobrevivirían a su próxima Mordedura de los Demonios.

Incluso durante su tiempo caminando a través de la Cordillera Impenetrable, ella siempre estaba ocupada haciendo las tareas domésticas. Ayudaría con el secado de alimentos o hierbas, con el secado de la ropa de sus hermanas o la limpieza del campamento, etc.

Aun así, a Wendy no le importaba hacerlo. Cada vez que veía a sus hermanas sonreír, se sentía muy feliz. Pero ahora, viviendo una vida tan perezosa, descubrió que ella misma no podía resistirse a disfrutar de esa vida.

No, ya no puedo ser tan perezosa. Ella se dio unas palmaditas en las mejillas para motivarse a salir de la cama. Después de todo, cuando ella había vivido en el convento de la iglesia, las monjas a menudo advertían que la gente perezosa no recibiría la bendición y la protección de Dios.

‘Dentro de poco, iré al jardín y practicaré mi control de viento.’ Por cierto, cada vez que recordaba que el príncipe la obligaba a entrenar su magia, no pudo evitar reírse. Tales requisitos extraños y excéntricos, por ejemplo, después de ver su habilidad, le había dicho que esperaba que pudiera volar por el viento a una distancia de más de diez metros. Sin embargo, nunca había existido un poder mágico que fuera eficaz a tal distancia. Cuando le dijo que no podía hacerlo, no se enfadó. Por el contrario, se le ocurrió una idea extraña: ella debería estar de pie sobre un taburete, y usar su poder para levantarse de arriba a abajo. Cuando Wendy lo intentó, descubrió que era realmente factible. Viendo los resultados de la prueba, Su Alteza Real estaba muy satisfecho, así que además de pedirle que entrenara más, también le preguntó si tenía miedo de las alturas.

Era exactamente como Nightingale había dicho, Roland Wimbledon es una persona difícil de alcanzar, pero también es un príncipe que se preocupa profundamente de las brujas. Pensando hasta este punto, Wendy suspiró suavemente. ¡Realmente hay un príncipe que no odia a las brujas! ¡Respetada Mentora, estabas equivocada!

Cuando se puso la ropa, sentía que eran un poco pequeñas alrededor de su pecho, aunque Wendy ya se había acostumbrado a este tipo de ropa extraña, sólo quería encontrar una aguja para cambiar su tamaño, pero antes de que ella pudiese, alguien llamó a su puerta.

“Voy.” Dijo Wendy.

Resultó que fue Nightingale quien abrió la puerta y entró, dejando a Wendy un poco asustada, pero Wendy sonrió y dijo: “¿Está Su Alteza todavía en la cama? Si no, no deberías tener tiempo libre para visitarme.”

“¿De qué estás hablando? Ah, no estoy a su lado durante todo el día.” Dijo Nightingale, avergonzada, mientras levantaba su cesta. “Te traje el desayuno. ”

Por lo general, las criadas eran las responsables de la entrega del desayuno. Además, después de dormir, Nightingale solía acompañar al Príncipe para charlar, por lo que era muy difícil verla en absoluto. Wendy sonrió desde el fondo de su corazón, ‘me acabo de despertar, pero ella ya estaba aquí para entregar la comida, ella ciertamente se ha traspapelado en varias ocasiones.’

“Ahora dime, ¿qué pasa?” Preguntó Wendy mientras ella tomaba un sándwich de queso de dentro de la canasta y lo metía en su boca.

“Bueno …” Nightingale se acercó y se sentó en la cama. “Hoy Nana pasará … ese día”.

Wendy se quedó sin habla, ya que fue la primera vez que Nana pasaría por la Mordedura de los Demonios, no sería tan violenta y larga como en el día de su adultez, pero aun así, no se podía garantizar que estaría a salvo. Cuanto más jóvenes eran, menos dolor podrían soportar. Wendy colocó la canasta en la mesita de noche y se dirigió al lado de Nightingale, acariciándole el hombro para consolarla y decirle: “¿Su Alteza no dijo que mientras liberemos nuestra magia todos los días, podremos minimizar nuestro sufrimiento?”

“Pero eso es sólo una especulación.” Nightingale contradijo.

“Por lo menos suena muy razonable.” Respondió Wendy. “¿No pasó Anna con seguridad? Aun así, fue la más difícil de las Mordeduras de los Demonios, fue el día de su adultez, pero no sufrió ningún daño. Esto fue exactamente lo que has visto con tus propios ojos.” Hizo una pausa por un momento y preguntó: “¿Dónde está Nana?”

“En este momento está en el Centro Médico.” Cuando llegó a esta parte, la boca de Nightingale casi se abrió de par en par. “He oído que su padre, el Señor Pyne compró una enorme cantidad de liebres de los cazadores, para que pueda seguir practicando hasta mañana en el Centro Médico.”

“Ella tiene un padre tan agradable.” Exclamó Wendy con un poco de envidia. “No recuerdo el momento en que yo era niña … eso es algo muy extraño, es como si mis recuerdos fueran una hoja en blanco. No hay padre, ni madre, lo primero que recuerdo es que me quedé dentro del convento.”

“Parece que soy un poco más afortunada que ti.” Nightingale exclamó burlonamente.

“Bueno, tuviste mucha suerte.” Wendy se sentó junto a Nightingale y la tomó en sus brazos, preguntándole: “¿Estás nerviosa?”

“…” Por un momento, Nightingale guardó silencio, pero luego asintió con suavidad.

Wendy ciertamente sabía por qué ella estaba tan tensa. Hoy no sólo era un día crucial para Nana, sino que también era el día en que podría convertirse en el punto de inflexión en toda la historia de las brujas. Si Nana pudiera sobrevivir a esta mordedura, significaría que las brujas podrían deshacerse completamente de la sombra de ser las sirvientas del diablo, convirtiendo al Pueblo Fronterizo en la tan buscada ‘Montaña Sagrada’ – tal vez un día, todas las brujas se reunirían aquí. Ellas serían capaces de vivir una vida normal sin ninguna diferencia con la gente común, ya no tendrían la necesidad de vagar alrededor y tratar de evitar la caza de brujas de la Iglesia.

“No tiene sentido preocuparse por eso, sólo tenemos que descansar todo el día y acompañar a Nana“.

“¿Relajarnos?” Nightingale miró a Wendy con incredulidad.

“Sí, ¿quién te dijo que me dijeras las noticias tan temprano? Me pones nerviosa también.” Dijo simplemente Wendy.” Ya que ya no estoy de humor para practicar, también podríamos usar este tiempo para visitar a Nana. ¿No estaba escrito algo así en el contrato? Se llama licencia pagada.”

……

Después de cenar, la habitación de Nana estaba llena de gente: Anna, Relámpago, Nightingale, Wendy, naturalmente también el padre de Nana, y Roland. Teniendo que enfrentar la batalla pronto, el rostro de Nana estaba lleno de inseguridad. “Bueno … ¿tendré que morir?”

“¡Por supuesto que no!” Todos sacudieron la cabeza.

“Es tu primera vez, así que la Mordedura de los Demonios no será tan fuerte.” Wendy tomó su mano y habló alentadoramente. “Pon todo tu espíritu en la idea de aferrarte”.

El Señor Pyne sostuvo la mano de su hija. “Te has vuelto muy fuerte durante tu tiempo en el Centro Médico, yo, tu padre, estoy muy orgulloso de ti.” La niña asintió con la cabeza, Dejando que su mirada vagara por encima de la multitud antes de concentrarse finalmente en Anna, que se adelantó y la besó en la frente. “Tú sobrevivirás, ¿verdad?”

“Sí.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s