Invincible – Capítulo 82 – Salgan Aquí

(1/3)

Cuando Huang Peng escuchó las palabras de Huang Xiaolong, sonrió débilmente y se esforzó mucho para hablar y su voz sonó baja y débil. “¡Xiaolong, papá está bien, de verdad!”

Las palabras de Huang Peng sólo sirvieron para aumentar el dolor de Huang Xiaolong. ¿Bien? ¡Lesionado hasta este punto, sin embargo, papá realmente insiste en que está bien!

“Mamá, ¿quién ha herido a papá?” ¿Quién lo hizo? Dímelo.” Huang Xiaolong se volvió hacia un lado, exigiendo una respuesta de Su Yan.

Su Yan vaciló, sus ojos todavía estaban rojos e hinchados de llorar.

“¡Xiaolong, debes marcharte rápidamente! ¡Deja la Mansión del Clan Huang!” Instó repentinamente Huang Peng.

“¡Sí ah, Xiaolong, márchate rápidamente de la Mansión del Clan Huang, mientras más rápido, mejor!” Su Yan estuvo de acuerdo, obligando a su hijo.

¡¿Dejar la Mansión del Clan Huang?! Huang Xiaolong estaba aturdido, y una posibilidad cruzó por su mente. “Papá, ¿fue Huang Ming?” Preguntó con enfado.

Un rastro de pánico surgió en los ojos de Huang Peng y Su Yan, ambos se negaron a responder.

¡Huang Ming! ¡Realmente, era él!

Viendo la reacción de sus padres, Huang Xiaolong supo que había adivinado correctamente. Una vehemente furia ardía en su corazón y la intención de matar cruzó rápidamente por sus pupilas y desapareció con la misma rapidez. Se dio la vuelta deseando salir de la habitación.

“¡Xiaolong!” Su Yan agarró la mano de Huang Xiaolong, y ella negó con la cabeza mientras gritaba: “¡No vayas! No vayas al Patio Norte. ¡El hermano de Huang Wei, Huang Jun, regresó! ¡Junto con Huang Jun está su maestro, el líder de la Secta Gran Espada, Liu Wei!”

Liu Wei, el líder de la Secta Gran Espada.” Los ojos de Huang Xiaolong se estrecharon peligrosamente.

“¡Sí! De hecho, tu padre fue herido por Liu Wei.” Su Yan sollozó y se ahogó cuando dijo lo que pasó: “Hace dos días, Huang Jun regresó y se enteró de que rompiste las manos y las piernas de Huang Wei durante la Asamblea del Clan del año pasado, y que el Mayor Fei Hou hirió a Huang Ming. Por eso, antes de ayer, Huang Jun, Huang Ming y Huang Wei trajeron a Liu Wei al Patio Este.”

Su Yan se detuvo aquí, pero cualquiera podría adivinar lo que sucedió después de eso.

Huang Wei también pateó a tu hermana pequeña!” Su Yan gritó aún más fuerte pensando en la trágica situación de su hija. “Huang Jun, Huang Ming, y Huang Wei incluso dijeron que cuando regresaras, aclararían la deuda que tenían contigo y el Mayor Fei Hou. ¡Xiaolong, debe salir rápidamente la Mansión del Clan Huang con el Mayor Fei Hou! De lo contrario, cuando sepan que regresaste, será demasiado tarde.”

“¡Huang Jun, Huang Ming, Huang Wei, Liu Wei!” Una luz aguda y penetrante brilló en los ojos de Huang Xiaolong; Volviéndose, miró al Mariscal Haotian detrás de él: “¿Conoces al Líder de la Secta Gran Espada, Liu Wei?”

“Respondiendo al Joven Maestro, aunque el Líder de la Secta Gran Espada, Liu Wei, es un experto en el Reino Xiantian, él sólo está en el Primer Orden del Reino Xiantian. Acaba de avanzar hace unos años.

La Secta Gran Espada era una secta del colindante Reino Baolong; Liu Wei como líder de la secta era, por supuesto, alguien de quien el Mariscal Haotian tenía conocimiento.

Sin embargo, nunca se habían encontrado cara a cara.

Primer Orden del Reino Xiantian.” Huang Xiaolong sonrió.

Fue en este momento que Huang Peng y Su Yan notaron la presencia del Mariscal Haotian en la sala.

¿Joven Maestro? ¿Podría ser el nuevo esclavo de Xiaolong?

Pero ambos no pensaron demasiado en este asunto; Huang Peng miró con inquietud a Fei Hou.Mayor Fei Hou, se lo ruego, proteja a Xiaolong y abandone la Mansión del Clan Huang rápidamente antes de que sea demasiado tarde”.

Al mismo tiempo en el Patio Norte.

Un guardia de la Mansión del Clan Huang informó sobre el regreso de Huang Xiaolong al trío de padre e hijos, Huang Ming, Huang Jun y Huang Wei.

Después de escuchar el informe, Huang Wei estalló en risas felices. “¡Jaja, ese Huang Xiaolong y su perro esclavo Fei Hou realmente volvieron! ¡Esta vez, quiero ver si son tan afortunados y podrán escapar de esto!” Cuando dijo esto, miró a Huang Jun. “¡Hermano Mayor, más tarde, no mates a ese perro esclavo Fei Hou y a Huang Xiaolong, primero destruye sus cultivos, y luego rompe todos sus huesos sin piedad!”

“¡En cuanto a ese perrito de Huang Xiaolong, quien de hecho se atrevió a romperme las manos y las piernas, quiero que sufra diez veces, cien veces más!” Una luz sanguinaria ardía en los ojos de Huang Wei.

Huang Jun miró a su hermano y respondió: “Ten la seguridad, no voy a dejar que ese perro esclavo Fei Hou muera tan cómodamente. En ese momento, el cultivo de Huang Xiaolong y de Fei Hou serán destruidos; ¡En cuanto a cómo tratar con ellos después de eso, voy a dejar que el papá y tú lo decidan!” Se levantó después de tranquilizar a Huang Wei: “Voy a solicitar la ayuda del Maestro ahora!”

Huang Ming asintió con la cabeza. Por lo tanto, Huang Ming, Huang Jun, Huang Wei y salieron del salón principal para ‘invitar’ a Liu Wei.

Mientras el trío fue a ver a Liu Wei, Huang Qide también recibió la noticia del regreso de Huang Xiaolong y Fei Hou. Sentado en una silla, suspiró, y le dijo a Chen Ying: “Vamos, hagamos un viaje al Patio Este.”

Minutos más tarde, Huang Qide y Chen Ying llegaron al Patio Este y coincidentemente se toparon con tres personas que acababan de salir: Huang Xiaolong, el Mariscal Haotian y Fei Hou.

Al ver a Huang Qide, la mirada de Huang Xiaolong era helada.

Anteriormente, cuando Su Yan estaba contando lo que pasó; ¡Su Yan dijo que hace dos días, cuando Huang Qide descubrió que fue Liu Wei quien hirió a su padre, Huang Qide realmente sonrió cordialmente a Liu Wei y dijo que su padre necesitaba una lección!

¡Ought!

Los ojos de Huang Xiaolong eran como cuchillos cayendo sobre el cuerpo de Huang Qide.

Teniendo una conciencia culpable, Huang Qide no se atrevió a mirar directamente a los ojos de Huang Xiaolong.

De repente, se oyeron fuertes ruidos de clamores fuera del patio. “¡Perrito Huang Xiaolong, sé que tú y ese perro esclavo tuyo, Fei Hou, están de vuelta, salgan aquí!”

Esta era la voz de Huang Wei.

La frialdad en los ojos de Huang Xiaolong cayó unos cuantos grados centígrados menos; Él había planeado ir al Patio Norte, pero no esperaba que se precipitaran aquí primero. Este trío de padre e hijo realmente no podía esperar a verlo, ¡ah!

Pero, está no era una mala decisión – le ahorraron el esfuerzo de caminar hasta allí.

Se volvió hacia Fei Hou diciendo. “Alguien nos dijo que salgamos, vamos. ¡Ya que algunas personas no pueden esperar a vernos, no debemos dejar que otros bajen!”

“¡Sí, Joven Maestro!” Asintieron Fei Hou y el Mariscal Haotian respetuosamente.

Los tres pasaron junto a Huang Qide y Chen Ying, saliendo del patio.

Cuando que el avergonzado Huang Qide le dijo a Chen Ying: “Vamos, también vamos a salir.” Ambos siguieron por detrás al grupo de tres de Huang Xiaolong, saliendo del patio.

Apareciendo en el perímetro exterior del Patio Este, Huang Xiaolong inmediatamente vio a Huang Ming, Huang Wei, y Huang Jun fuera de pie.

Habían pasado casi tres años desde que Huang Xiaolong vio por última vez a Huang Jun. A pesar de eso, con sólo una mirada, Huang Xiaolong pudo reconocerlo sin dificultad; Aparte de su estatura y constitución, no habían muchos cambios en sus rasgos faciales. Un paso delante de los tres había un hombre de mediana edad, extrañamente vestido.

¡Esta persona debía ser el Maestro de Huang Jun, el Líder de la Secta Gran Espada, Liu Wei!

Cuando Huang Ming, Huang Wei y Huang Jun vieron a Huang Xiaolong aparecer, Huang Wei instantáneamente sonrió. “Perrito Huang Xiaolong, no esperaba que vinieras tan rápido.”

Escuchando las crueles e irrespetuosas palabras de Huang Wei, el Mariscal Haotian y Fei Hou estaban a punto atacar de la rabia para enseñarle a ese mocoso una lección, pero Huang Xiaolong levantó la mano y los detuvo a ambos. Miró a Huang Wei y se burló. “¡Realmente no esperaba que todos ustedes se precipitaran aquí a morir tan ansiosamente!”

Huang Wei estaba furioso, pero Huang Jun habló más rápido que él. “Huang Xiaolong, este es mi Maestro Liu Wei. Mi Maestro Liu Wei es el Líder de la Secta Gran Espada, un experto en Reino Xiantian.” Sus ojos barrieron a Fei Hou detrás de Huang Xiaolong y se burló. “¿Es ese tu perro esclavo Fei Hou? ¿Crees que con tu perro esclavo siendo un Guerrero el pico de la etapa tardía del Décimo Orden puedes ser arrogante e invencible en este mundo? Déjame decirte, delante de mi Maestro, tu perro esclavo ni siquiera se califica como un perro.”

Justo cuando Huang Jun terminó sus palabras, Huang Qide salió por la entrada del Patio Este junto a Chen Ying. Al ver a Huang Qide, Huang Ming, Huang Jun y Huang Wei quedaron atónitos; Que Huang Qide estuviera en el Patio Este en este momento estaba verdaderamente fuera de sus expectativas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s