WMW – Capítulo 246 – Discusión

(1/3)

“¡Es Pícaro de Sangre de las Mil Hojas Entrometidas! ¡El fugitivo de clase S de la Ciudad Sin Noche! ¡Aunque no tengo ni idea de por qué nos estás ayudando, todavía quiero agradecerte!”

El líder del Ejército de las Cuatro Estaciones hizo una reverencia, y luego cortó su espada larga carmesí hacía Leylin.

“Te he dado las gracias como debería. ¡Ahora, deja ir a los prisioneros que están en tu posesión! A cambio, te dejaré ir … ”

Viendo al líder actuando así, Leylin estaba un poco confundido. “¿Eres estúpido? ¿Crees que soy fácilmente intimidado?”

Supuso que este líder era bastante egoísta, aunque podría deberse a que Leylin había ocultado su fuerza. La mayoría de la gente sólo sabía que Pícaro de Sangre era un Mago semi-convertido, y aún no sabían que había avanzado al pico de una Mago de rango 1.

¡En momentos como este, la información incorrecta podría costar vidas!

“Bueno, entonces, disculpa.” Le dijo el líder sin entusiasmo, una gran oleada de apariciones de espadas afiladas emergieron desde la espada larga. Como una cascada, cargaron hacia Leylin.

“¡Muévanse! ¡Segunda Formación de Hechizos!” El líder gritó mientras atacaba.

Con su grito, los Magos del Ejército de las Cuatro Estaciones parecían haber recibido alguna orden, y aparte de los cuatro Magos que protegían a Wade, los otros miembros se apresuraron a él.

* ¡Tss Tss! * Las plantas espinosas crecían constantemente de su armadura carmesí.

Las vides que aparecieron de la armadura parecían tener conciencia de sí mismas, agrupándose y formando un gigante verde de unos cinco metros de altura.

Este gigante verde formado de plantas estaba lleno de espinas, y siniestras líneas negras llenaban su cuerpo. En la zona donde sus ojos deberían estar, habían dos extrañas flores de color púrpura.

“¡Awooooo!” El gigante verde gruñó, abriendo su mano y agarrando en dirección a Leylin.

“¿Su ignorancia a la verdad los hace tan valientes?”

Leylin miró al líder del Ejército de las Cuatro Estaciones con una expresión de compasión. Después, un anillo negro emergió de debajo de sus pies, subiendo sus ropas y aparentemente cubriendo la armadura negra en su cuerpo.

* ¡Cling Clang! ¡Cling Clang! *

Después de que las imágenes remanentes de las espadas de color rojo golpearon la armadura negra, las chispas volando por todas partes mientras producían fuertes sonidos del choque entre la espada de metal y la armadura.

Las apariciones de la espada carmesí seguían derrumbándose, pero la capa de armadura negra sobre el cuerpo de Leylin se volvió cada vez más gruesa, hasta el punto de que empezó a producir múltiples zarcillos negros.

“¡Esto es malo! Ese nivel de fuerza …” Los ojos del líder se ensancharon e inmediatamente pensó en advertir a sus subordinados, pero fue demasiado tarde.

Antes de que la enorme palma espinosa del gigante verde llegara a su destino, el aire circundante fluctuó y se generó un poderoso flujo de aire, soplando con tanta fuerza que los muebles de la oficina quedaron esparcidos.

“¡No saben cuándo parar!” Mientras contemplaba la enorme palma del gigante verde, Leylin alzó la mano derecha con un guantelete negro y gesticuló suavemente hacia abajo.

Desde el punto de vista de un extraño, la situación en este momento no era lo menos equilibrada. Leylin era como un niño frente a un gigante, y sin embargo había levantado su delgado brazo para encontrarse con la palma de éste.

Sin embargo, el gigante verde parecía sentirse extremadamente amenazado y seguía rugiendo, los verdes rayos de luz en su mano constantemente parpadeaban a medida que su velocidad aumentaba tres veces.

*¡Bang!*

Finalmente, el pequeño puño de Leylin se encontró con el puño del gigante que era del tamaño de una jarra de agua, una ola de inmensas vibraciones se extendió en todas direcciones.

El aire circundante parecía distorsionarse, y luego todo volvió a la normalidad.

* ¡Ka-cha! ¡Ka-cha! *

Una tras otra, las espinas se rompieron y cayeron de la gran mano. Esta desintegración alcanzó rápidamente todo el brazo, y eventualmente el gran cuerpo del gigante.

*¡Bang! ¡Bang! ¡Bang! ¡Bang!*

Las gruesas raíces de plantas y las vides se deslizaron fuera del cuerpo del gigante, debido a las enormes grietas negras que se extendían constantemente hasta el punto de desgarrar el cuerpo del gigante.

* ¡Bang! * Finalmente, después de un retumbante ruido, el cuerpo del gigante de color verde se descompuso en pedazos diminutos que volaban en todas direcciones.

*¡Boom! ¡Boom! ¡Boom!*

La enorme onda de choque creada se extendió milagrosamente a los cuerpos de los miembros del Ejército de las Cuatro Estaciones que rodeaban a Leylin.

Las armaduras carmesíes en sus cuerpos temblaron, y luego se rompieron.

Los Magos palidecieron y retrocedieron unos pasos, algunos de ellos tosiendo grandes cantidades de sangre.

“¡Mago en el pico del rango 1! ¡Ya has alcanzado el pico del rango 1!”

El líder del Ejército de las Cuatro Estaciones miró fijamente la máscara de Leylin, como si intentara esculpir su apariencia en su memoria.

En una situación en la que los Magos de rango 2 rara vez aparecían, los Magos en el pico del rango 1 eran los seres más poderosos en la costa sur. El aumento de poder de Pícaro de Sangre fue demasiado rápido y demasiado sorprendente; Este líder definitivamente no podía bajar la guardia.

En este momento, el miedo era evidente en la mirada del líder.

“Sigh … ¡Algunas cosas sólo serán resueltas a través de la violencia!”

Leylin todavía mantenía su pose donde sostenía al niño, mientras su otra mano formó un misterioso sello y lo golpeó contra el suelo.

“¡Dominio de las Sombras!” Una sombra negra oscura surgió de debajo de sus pies y rápidamente formó una esfera negra y densa, que se extendía locamente hacía los alrededores.

……

En ese instante, sombras negras envolvieron a los magos que estaban en la oficina …

* ¡Shua Shua! * Dentro de la oscuridad, parecía escucharse los sonidos de alguien moviéndose rápidamente, y los miserables gemidos humanos que uno haría antes de morir.

Encubierto por las sombras, donde incluso la magia de la luz era inútil, los Magos del Ejército de las Cuatro Estaciones estaban básicamente ciegos.

Afortunadamente, esto sólo se mantuvo durante un corto período de tiempo. Varios minutos más tarde, la densa oscuridad se dispersó de la oficina, revelando las figuras de algunos Magos. En cuanto a Leylin, a quien habían rodeado anteriormente, ya no se encontraba en ninguna parte.

“¡Líder! ¿Qué debemos hacer?”

Un Mago luchó para ponerse de pie y se acercó al líder del Ejército de las Cuatro Estaciones.

Sin embargo, encontró una expresión muy extraña en la cara de su líder. Había indicios de terror, así como de incredulidad.

“¡Líder! ¡Líder! ¿Qué pasa?” Este Mago de repente comenzó a sentir un poco de miedo, extendiendo su mano derecha, y pensando en sacudir el brazo de su líder.

* ¡Pak! * Justo cuando la mano de este Mago tocó la ropa de su líder, su cuerpo se convirtió en cenizas negras como una burbuja que había estallado, dispersándose por todas partes.

* ¡Pak Pak Pak! * Como si provocara alguna reacción en cadena, algunos de los Magos a su alrededor también explotaron, dejando atrás una neblina negra.

Mientras los Magos supervivientes contemplaban la niebla, una sensación sofocante de temor pesaba sobre sus corazones.

……

* ¡Shua! * Mientras todavía sostenía al niño, el cuerpo de Leylin se transformó en un huracán negro que viajaba alrededor del cuartel general, que se había convertido en un campo de batalla.

Mientras avanzaba a una velocidad muy alta, los Magos de ambos dominios sólo podían ver a una figura negra que parpadeó y que luego desapareció por completo.

* ¡Pak! *

Al encontrar un área vacía que estaba lejos del campo de batalla, arrojó al niño al suelo.

“Pícaro de Sangre, ¿qué estás haciendo?” El niño rodó unas cuantas veces, cubriendo su cuerpo de tierra y barro. Sin embargo, parecía haber recuperado su capacidad de hablar y habló fríamente en el momento en que se puso de pie.

“¡Para con tus tonterías y haz que el Gigante venga aquí!”

Exclamó Leylin.

“Es un momento crucial ahora, e incluso no puedo contactarlo …” Una extraña expresión apareció en su rostro cuando él le explicó.

Inmediatamente después, sin embargo, fue derribado por Leylin.

Aunque Leylin había permitido que el niño recuperara su capacidad de hablar, evidentemente no había liberado su mar de conciencia. El frágil cuerpo del niño se giró varias veces en el aire y luego cayó.

De los sonidos de la ruptura de huesos producidos desde dentro de su cuerpo, parecía como si unas cuantas costillas se hubieran roto.

Leylin avanzó y, como si estuviera sosteniendo a un pato, agarró al muchacho por el cuello y lo levantó.

“No tengo mucha paciencia, así que es mejor si no intentas probar mis límites. ¡No creas que no sé nada de la relación entre tú y él!”

Aunque Leylin sonaba calmado, el chico al que Leylin estaba mirando fijamente se sentía vacío por dentro. Bajo la mirada implacable de Leylin, se sentía como si éste pudiera ver a través de él y conocer todos sus secretos

“¡No! ¿Cómo puede ser…? Siempre he sido muy cuidadoso … “Una infinidad de pensamientos pasaron por delante de la mente del niño, y finalmente cedió.

“¡Rápido!” Leylin aflojó su agarre, y el muchacho inmediatamente cayó al suelo.

“Cough, cough …” El muchacho se sentó en el suelo, con las dos manos sosteniendo su cuello, sobre el cual las marcas púrpuras ya eran evidentes.

Sin pedirle a Leylin que liberara su mar de conciencia, se sentó en silencio en un rincón, como si estuviera aturdido.

Inesperadamente, Leylin realmente lo esperaba.

No tardó mucho, y unos minutos más tarde, la neblina verde impregnó el aire y llenó la zona.

“¿Para qué me necesitas? ¿No sabes que nuestro plan ha entrado en un estado de emergencia, Leylin?”

La voz de Gigante era tan ronca como antes, pero esta vez, Leylin fue capaz de oír furia en su voz … ¿junto con preocupación?

“¡Mátalo! ¡Rápido, mátalo!

En este momento, el niño que había estado mirando fijamente a un lado, de repente, estalló en histeria. La niebla verde le había estado protegiendo, permitiéndole así recuperar su poder.

“¡Todo nuestro plan se acabó por culpa de él! ¡También, él se atrevió realmente a tratarme de esta manera! ¡Quiero que muera!”

El chico miró furioso a Leylin, con los ojos llenos de ira venenosa.

“Lo sé.” Gigante brevemente asintió, mirando a Leylin. “¿Qué tienes que decir acerca de tu desliz pasado, así como de obstaculizar nuestro plan esta vez?”

Mientras Gigante hablaba, la niebla en el entorno se hizo cada vez más fuerte, hasta el punto de que los arbustos y el suelo empezaron a emitir humo blanco y se derritieron como hielo.

“¿Qué tengo que decir?”

Leylin sonrió y luego chasqueó los dedos.

* ¡Pak! * La expresión del niño se congeló de repente, y su cerebro explotó como una sandía.

“Si quieres una explicación, ¿funciona esto?”

Leylin sonrió ampliamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s