Invincible – Capítulo 77 – Tesoro Celestial

(1/2)

Las cejas de Huang Xiaolong se fruncieron ligeramente; No esperaba que tuviera un hermano mayor.

¿Chen Tianqi? Huang Xiaolong entendió lo que Yu Ming quería decir. En la situación actual, la Puerta de Asura se dividió en dos facciones; Un lado dirigido por Chen Tianqi que quería tomar el control de la secta y ser el soberano, mientras que el otro era dirigido por el diputado de izquierda y derecha, Zhao Shu y Zhang Fu. La mayoría de los Ancianos estuvo de acuerdo y se puso de parte de Zhao Shu y Zhang Fu – sólo la persona que poseía el Anillo de Asura podría reemplazar al Antiguo Soberano, al igual que Yu Ming y sus discípulos, Haotian y Fei Hou.

No cabía duda de la fidelidad de Yu Ming a esta facción. De lo contrario, cuando Yu Ming, Haotian y Fei Hou descubrieron que él poseía el Anillo de Asura, lo habrían arrebatado sin pensarlo dos veces.

Si la facción de Chen Tianqi fuera informada de su existencia y el hecho de que el Anillo de Asura estaba en sus manos, incluso si estaba lejos, en el Continente Viento de Nieve, en esta pequeña ‘semilla de sésamo’ del Reino Luo Tong, él caería en una situación peligrosa.

En ese momento, la voz de Yu Ming volvió a sonar. “Si el Jefe Principal Chen Tianqi se entera del Soberano y del Anillo de Asura, él definitivamente enviaría gente a matar al Soberano. Lo más probable es que venga incluso él mismo.”

La voz de Huang Xiaolong sonó sombría cuando preguntó: “Este Chen Tianqi, ¿qué tan fuerte es su fuerza?”

Yu Ming sacudió la cabeza, diciendo: “Este subordinado no tiene muy claro esto. En la última década, nadie ha visto al Jefe Principal Chen Tianqi revelar su verdadera fuerza; Sin embargo, durante el tiempo en que el Antiguo Soberano se fue, la fuerza del Jefe Principal Chen Tianqi ya había alcanzado el Quinto Orden del Reino Santo”.

“¡Quinto Orden del Reino Santo!” El corazón de Huang Xiaolong dio un vuelco; ¡Significa que hace más de una década, este Chen Tianqi ya era un Guerrero del Quinto Orden del Reino Santo!

En este momento, Huang Xiaolong realmente sintió que su fuerza era todavía demasiado débil. Aunque comparado con los compañeros de su edad, su talento y su progreso podían considerarse desafiantes para los cielos, contra los Guerreros Xiantian y Santos, su fuerza era insignificante. Confiando en la fuerza de Chen Tianqi en el Quinto Orden del Reino Santo, para extinguirlo a él, Chen Tianqi podría hacerlo sin siquiera mover su dedo meñique.

De nuevo, Yu Ming continuó hablando, interrumpiendo los pensamientos de Huang Xiaolong: “El talento del Jefe Principal Chen Tianqi es muy alto, posee un espíritu marcial superior de grado trece, un Ángel de Doce Alas. ¡Además, su espíritu marcial tiene el poder de batalla más fuerte, el Ángel de la Guerra! ”

¡Un espíritu marcial superior de grado trece, el Ángel de las Doce Alas!

¡Poseyendo el poder de batalla más fuerte, el Ángel de la Guerra!

Los ojos de Huang Xiaolong se entrecerraron de manera pensativa.

Pero esto no fue sorprendente para Huang Xiaolong, porque sólo aquellos que poseían espíritus marciales de talento excelente o superior podrían resistir el intento asesino del Inframundo y practicar las Tácticas de Asura, convirtiéndose así en el discípulo de Ren Wo Kuang.

Si este fue el caso, entonces aparte de Huang Xiaolong y Ren Wo Kuang, en este mundo hay otra persona que practicó las tácticas de Asura – Chen Tianqi.

Por supuesto, a juzgar por lo que dijo Yu Ming, aunque Chen Tianqi practicó las Tácticas de Asura como él, no tenía los Sables de Asura. Por lo tanto, Huang Xiaolong estaba seguro de que Chen Tianqi no tenía conocimientos de cultivo de las Habilidades de Espada de Asura y la Garra del Demonio Asura; Además, de acuerdo a lo que estaba escrito en las ilustraciones, sólo el Soberano de la Puerta de Asura podía practicarlas. Claramente, Chen Tianqi no aprendió ninguna de ellas.

Entre el cielo y la tierra, sólo Huang Xiaolong y Ren Wo Kuang practicaban la Habilidad de Espada de Asura y la Garra del Demonio Asura.

“¡Maestro, de hecho, el talento del Soberano no es peor que el del Jefe Principal Chen Tianqi!” En este momento, Fei Hou se apresuró a decirle a Yu Ming.

Antes, sin el permiso de Huang Xiaolong, Fei Hou y el Mariscal Haotian no se atrevieron a revelar nada sobre su espíritu marcial a su Maestro Yu Ming mientras cultivaba en el Valle de la Llama del Dragón. Por lo tanto, hasta este momento, Yu Ming no sabía acerca de los maravillosos espíritus marciales gemelos de Huang Xiaolong.

Al escuchar a Fei Hou hablar, Yu Ming rápidamente se volvió a Huang Xiaolong, mientras llevaba una expresión de incredulidad en su rostro: “¿Podría ser que el Soberano también tiene un espíritu marcial grado trece?”

El Jefe Principal Chen Tianqi era la persona con el más alto talento en la Puerta de Asura y en todo el Continente Nube Estelar; Su talento era considerado como uno de los principales. ¡Sin mencionar, un espíritu marcial superior de grado trece! Incluso los espíritus marciales de grado trece eran gemas raras en todo el Mundo Espiritual Marcial. Por lo tanto, Yu Ming no podía ser culpado por su reacción de incredulidad cuando se suponía que Huang Xiaolong, al igual que Chen Tianqi, poseía un espíritu marcial superior de grado trece.

En este punto, el Mariscal Haotian y Fei Hou cambiaron sus miradas hacia Huang Xiaolong.

Los ojos de Yu Ming no se habían alejado de Huang Xiaolong desde que oyeron las palabras de Fei Hou.

En el momento siguiente, Huang Xiaolong llamó a su espíritu marcía de dragón gemelo, él no planeaba engañar a Yu Ming.

Al instante, una luz radiante salió del cuerpo de Huang Xiaolong y un enorme dragón negro fue visto flotando por encima de él.

“¡Dragón Negro Divino Primordial!” Ambos ojos de Yu Ming sobresalieron de la sorpresa.

¡Espíritu marcial superior de grado doce!

Tal talento, aunque era incomparable en relación al Jefe Principal Chen Tianqi, todavía era sorprendente. Y era suficiente para estar al timón y convertirse en el Soberano de la Puerta de Asura.

Exactamente en este momento, una deslumbrante luz azul estalló detrás de Huang Xiaolong. Bajo los ojos atónitos de Yu Ming, un dragón azul se materializó en el vestíbulo, flotando en silencio en el aire junto al dragón negro.

El dragón negro y azul se entrelazaron, y los ecos del rugido de los dragones vibraron en las cuatro direcciones.

El aturdido Yu Ming miró fijamente a los dos dragones, su mente estaba en blanco.

“¡Gemelos, espíritus marciales gemelos de talento excelente!”

¡Además, ambos eran espíritus marciales del Dragón Divino Primordial!

Dragón azul, ¡ah!

¡Tantos años en el Mundo Espíritu Marcial, sin embargo, Yu Ming nunca había oído hablar de alguien que poseyera un espíritu marcial dragón azul!

La lengua de Yu Ming estuvo retorcida durante un tiempo, de la misma forma en que reaccionaron sus discípulos, Fei Hou y el Mariscal Haotian, cuando lo descubrieron por primera vez. En una acción abrupta, Yu Ming se levantó de su asiento y se arrodilló sobre una sola rodilla.

“¡Soberano es invencible desde el principio hasta el fin!” Yu Ming lo elogió, temblando de emoción.

Huang Xiaolong rápidamente sostuvo a Yu Ming, pero él permaneció de rodillas por un largo tiempo antes de que él estuviera dispuesto a levantarse. Aun así, no parecía haberse calmado; Y la forma en que miraba a Huang Xiaolong era completamente diferente de antes.

Después de que Yu Ming se hubiese levantado, Huang Xiaolong había pensado por un momento antes de decir: “Tengo algo que mostrarles a todos ustedes”. Delante de Yu Ming, Fei Hou y el Mariscal Haotian, otra luz brillante resplandeció detrás de Huang Xiaolong, revelando una pagoda dorada. La misma pagoda que Huang Xiaolong había ‘encontrado’ en el Valle de la Llama del Dragón.

Como anciano de la Puerta de Asura, Yu Ming tenía una amplia cantidad de conocimientos y experiencias y probablemente podría reconocer esta pagoda. Huang Xiaolong quería que Yu Ming identificara qué tipo de tesoro era la pagoda.

Con el grado de lealtad demostrado por el trío de discípulos y maestro, Huang Xiaolong no temía que pudieran revelar noticias sobre él.

Fei Hou, el Mariscal Haotian y Yu Ming miraron la pagoda dorada detrás de Huang Xiaolong, y cada uno de ellos estuvo lleno de perplejidad. Sin embargo, Yu Ming de repente tembló como si estuviera electrificado; Esto fue tan dramático como cuando vio al dragón negro de Huang Xiaolong; Con los labios temblorosos, señaló con el dedo la pagoda dorada que flotaba detrás de Huang Xiaolong, sus ojos casi saltaron mientras balbuceaba: “¡Ésta, ésta es la Pagoda del Tesoro Linglong!”

¡Pagoda del Tesoro Linglong!

Tanto Fei Hou como el Mariscal Haotian miraron al excitado Maestro Yu Ming, y los dos se volvieron aún más confusos. Obviamente, ambos nunca habían oído hablar de esta Pagoda del Tesoro Linglong.

La atención de Huang Xiaolong estaba también en Yu Ming.

“¡La Pagoda del Tesoro Linglong! ¡Es realmente la Pagoda del Tesoro Linglong!” En este momento, parecía que no existía nada más que la pagoda dorada delante de Yu Ming, sus ojos ardían de emoción, y el ritmo de su respiración se aceleró.

Viendo la reacción dramática de Yu Ming, Huang Xiaolong quedó estupefacto.

Sin embargo, a juzgar por su reacción, ¿esta llamada Pagoda del Tesoro Linglong era un elemento muy raro y valioso?

Después de lo que pareció medio día, Yu Ming finalmente se calmó; Mirando a Huang Xiaolong, sus ojos contenían los más pequeños rastros de envidia. Incluso cuando Huang Xiaolong reveló a sus espíritus marciales, los dragones gemelos de talento excelente, no había envidia en sus ojos.

Inhalando una respiración profunda, Yu Ming le dijo a Huang Xiaolong: “Entre el Cielo y la Tierra, existen objetos llamados Tesoros Celestiales. Cada vez que aparezca un tesoro celestial, detonará sendas ensangrentadas detrás de él” Yu Ming hizo una pausa por un segundo antes de continuar, con los ojos brillantes mientras miraba la pagoda detrás de Huang Xiaolong: “Entre el Cielo y la Tierra, hay un total de treinta y dos Tesoros Celestial. Y la pagoda del Soberano, si no me equivoco, debería ser el Tesoro Celestial número nueve, la Pagoda del Tesoro Linglong. ”

¡Tesoro Celestial número nueve, la Pagoda del Tesoro Linglong!

Yu Ming agregó. “Cada Tesoro Celestial tiene diferentes efectos mágicos, especialmente hacia el cultivo de una persona – proporciona un beneficio inimaginable. Soberano debe ser consciente de esto desde que logró controlar esta Pagoda del Tesoro Linglong. ¡Además, a medida que el Soberano se vuelva más fuerte en el futuro, los beneficios de esta Pagoda del Tesoro Linglong sólo aumentarán!”

One thought on “Invincible – Capítulo 77 – Tesoro Celestial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s