RTW – Capítulo 68 – Funeral

Traductor: Ben.
(8/8)

El funeral fue llevado a cabo dentro de un área al sur del Pueblo Fronterizo, al borde de páramo.

Llamarlo páramo no era correcto. Van’er no sabía cuándo, pero un día alguien construyó un pequeño muro de piedra alrededor de esta área. Desde entonces, nadie mostró ningún interés en este pedazo de tierra. El muero estaba cubierto con nieve gruesa, y cuando se veía desde lejos parecía un puesto bajo una capa de plata. A pesar que el muro no era alto, era fácil pisar sobre él. Siempre que Van’er veía este muro, no podía evitarse a sí mismo de pensar en el muro de la ciudad – ambos tenían el mismo color y forma.

Hasta ahora, sólo había oído de los comerciantes ambulantes de tal ritual. Cuando un miembro importante de la aristocracia o de la familia real fallecía, los familiares del difunto irían juntos al cementerio. Ahí pondrían algo de música triste, y a todos se les permitiría llorar al muerto hasta que el ataúd estuviera enterrado bajo el suelo. Entre más grande era el estatus noble del muerto, más grande sería el funeral.

Incluso después de sus muertes, aún recibían mejor trato que nosotros los plebeyos, pensó Van’er envidiosamente. Se preguntó a sí mismo, ¿Qué le pasará a mi cuerpo después de mi muerte? ¿Simplemente excavaran un hoyo a la orilla del bosque y me aventarían dentro? También, nadie sabe cuándo terminarán los meses de los demonios, así que no habrá garantía de que ninguna bestia demoniaca vendrá y desenterrará mi cuerpo para comérselo.

Para gente del Pueblo Fronterizo, la muerte no era algo desconocido. En particular, cada invierno cuando eran forzados a vivir en la Fortaleza Longsong como refugiados y vivir en chozas, muchos de ellos morían de hambre y frío o morían por enfermedades o heridas. Eso ya era la norma. Nadie tenía el tiempo y poder para afligirse por los muertos, la pregunta de dónde conseguir la siguiente pieza de pan para comer era mucho más importante.

Peor hoy, ¡Su Alteza de hecho quería llevar a cabo un funeral para un soldado!

Escuché que desafortunadamente cayó durante la persecución de la especie híbrida, su cabeza fue arrancada junto con la mitad de su cuerpo.

Van’er conoció a este tipo desafortunado, podía ser considerado una de las caras conocidas del viejo distrito. Nadie sabía su nombre real, todos simplemente le llamaban Ali. Van’er sabía que Ali dejó atrás a una esposa y dos hijos; el más grande tenía alrededor de seis y el más pequeño apenas había aprendido a caminar.

Bajo circunstancias normales, la familia estaría terminada ahora. La viuda todavía podía encontrar un nuevo hombre con el cual vivir, pero ¿qué hombre también tomaría cuidado de dos hijastros? Debido a esto, muchos niños eran arrojados a la calle para dejarles hacerse cargo de sí mismos. La mayoría de estos niños irían entonces a un bar para atraer clientes y vender su cuerpo y morir por enfermedades extrañas al final.

Pero su Alteza realmente intenta honrar las promesas que dio durante el reclutamiento de la milicia. Cuando un soldado caía en la guerra, su familia no solo recibiría el pago completo, sino también una compensación extra. ¿Cómo le llamaba su alteza? Van’er tuvo que pensar por un momento. Ah… sí, le había llamado una pensión, ¡y el dinero que su esposa recibe son de hecho cinco monedas de oro! Además, Su alteza les proveerá con suficiente comida y carbón cada mes, el cual significa que incluso si su esposa no va a trabajar, ella tendrá suficiente para cuidarse ella y a sus hijos. Bueno, podría ser que éstas son promesas vacías, pero al menos las monedas de oro son reales. Él había visto como su alteza le había dado el dinero al caballero jefe, quien más tarde le dio el dinero a la esposa de Ali.

Diablos, ¿podría ser que estoy un poco celoso de Ali? No, no. Van’er sacudió su cabeza una y otra vez, tratando de expulsar este pensamiento estúpido. Con mi talento no tengo que venderme tan barato para cuidar de mi esposa… después de todo, es más probable que ella se convertirá en la esposa de alguien más entonces.

Después de dar el dinero, Su alteza dio un corto pero cautivo discurso. En particular la frase ‘mientras protegía sus seres amados y a los inocentes, siempre lo recordaremos’ hizo que la sangre se quemara de forma ardiente dentro de él. Así que así era, pensó, no es de extrañar que en días recientes aparte de pan y monedas de plata, siempre pensé en seguir una meta más grande – al menos durante este invierno, seremos capaces de sobrevivir confiando en nuestro propio poder en lugar de esperar por la caridad de la Fortaleza Longsong.

La última parte fue el entierro. El ataúd de Ali fue dejado dentro del hoyo previamente excavado. Entonces, el caballero jefe hizo que todos los miembros de la milicia se alinearan frente a la tumba. Sin importar que fueran del primero equipo o del reemplazo, todos tenían que dar un paso al frente de la tumba y arrojar una pala de tierra dentro de la tumba. Mientras hacían fila, los doscientos miembros de la milicia dieron pasos en su ya familiar cuatro columnas. Cuando era el turno de Van’er, sintió que repentinamente la pala se había vuelto algo pesada mientras la tomaba. Pudo sentir que todos los miembros alrededor de él estaban viendo cada movimiento que hacía, ralentizándolo.

Cuando finalmente se paró a un lado, Van’er pudo ver con sus propios ojos que la siguiente persona en la fila estaba ahora bajo la misma presión que previamente sintió.

La lápida era una pieza rectangular de piedra blanca, y también había palabras escritas en él, pero no podía leerlas. Ali no era el primero quien fue enterrado en este lugar. A un lado de su tumba estaba otra lápida familiar cubierta de nieve. Cuando Van’er se estaba retirando, vio al otro nuevo vice capitán Brian parado frente a una piedra, lentamente poniendo una jarra de cerveza en la lápida.

Van’er no pudo evitar sino pensar, si este es mi último destino, no sería tan malo.

*

“Su alteza” durante el regreso al castillo, Carter de repente empezó a hablar, “Lo que hizo…”

“¿Fue inapropiado?” siguió Roland

“No,” Carter pensó por un momento, pero al final sólo agitó su cabeza y respondió, “No sé cómo decirlo, pero creo que nunca nadie había tratado a sus empleados así, no tenían ni un título ni historia familiar, y la mayoría de ellos ni siquiera tenían un apellido.”

“Pero al final, ¿crees que lo que hice fue lo correcto?” preguntó Roland una vez más.

“Bueno…” Rolando sonrió y rio, ciertamente él sabía que este tipo de ceremonia tenía un fuerte atractivo para Carter, quién siempre estaba peleando por él y protegiéndolo. Cuando la gente empezara a pensar por quien están peleando y porque van a la guerra, tal ceremonia sería una buena motivación. Para Carter, este cambio tenía un significado mayor, ahora este tipo de honor no sólo era un privilegio de la nobleza. Durante estos tiempos, las personas comunes ya podían recibir el mismo entrenamiento y enseñanza que recibía la nobleza, pero ahora los civiles también podían recibir el honor de defender su patria. El doble sentido de logro era absolutamente inexplicable.

Por supuesto, la introducción delos funerales públicos era sólo el comienzo, pensó Roland, aún tenía muchas ideas que podían ser usadas para aumentar el sentido colectivo de honor, como era usar banderas, reproducir canciones militares, establecer ejemplos heroicos y así sucesivamente.

Era imposible producir tal espíritu de la nada. Roland sólo podría aumentar su sentido de pertenencia paso a paso y siempre inculcando la idea hasta que hiciera efecto gradualmente. En orden de asegurar que el proyecto de pensión fuera puesto en marcha y fuera confiable, Roland había arreglado todo por sí mismo. Dentro de la alcaldía, había preparado a un grupo de personas quienes eran responsables del pago de la comida y el carbón.

Más a lo largo en que Roland se metía en el camino de modernizar el Pueblo Fronterizo, más pesada se volvió la presión en sus hombros. Incluso así, parecía que el proyecto minero y la mejora de las condiciones de vida de las personas iba por el buen camino. Con suficientes granos de reserva, hasta ahora nadie se había muerto de hambre o de frío. Comparado con otros pueblos y ciudades, parecía ser un milagro, incluso en Graycastle, algunas personas tenían que morir durante el invierno. Aun sabiendo todo esto, Roland pensó que el Pueblo Fronterizo aún era escaso en muchos aspectos.

Sus metas estaban mucho más allá que esto, pero su rango de operación ya había llegado a su límite. Su asistente ministro Barov y sus más de doce aprendices quienes habían traído con él ahora estaban controlando todo el manejo administrativo y financiero del Pueblo Fronterizo. Si Roland quería expandir más el departamento, sólo reclutando un equipo administrativo no era posible. Roland ya le había preguntado a Barov si todavía conocía a algunos protegidos, colegas o discípulos favoritos, pero la respuesta que recibió le arrojó agua fría sobre él:

“Incluso si conociera algunos, ellos no querrían venir. Después de todo, Su alteza debería saber qué tipo de reputación tiene ¿cierto?”

Bueno, eso suena algo razonable, pero era realmente deprimente.

Cuando estuvieron de regreso en el jardín del castillo, Nightingale emergió fuera de la niebla dándole inmediatamente a Wendy, quien estaba parada frente al cobertizo un caluroso abrazo. Relámpago estaba caminando alrededor de la máquina de vapor sin terminar, observándolo, pero cuando vio a Roland, inmediatamente molestó a Roland para que ensamblara e instalara la máquina autónoma.

Viendo todo esto, Roland pensó que todo su trabajo duro valía la pena.

One response to “RTW – Capítulo 68 – Funeral

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s