RTW – Capítulo 67 – Batalla de Hermes Parte Dos

Traductor: Ben.
(7/8)

La esperada batalla final no ocurrió.

Un soldado fue hacia una mujer parada en la línea frontal y presionó contra su espada para detenerla.

“Retrocede.” Su voz no era fuerte, pero aún era fuerte y clara. Alicia notó que aún después de la intervención de esta persona desconocida, en su lado aún estaban manteniendo sus posiciones. Mirando de cerca, podía ver una ‘I’ en la manda del hombre y bajo él estaba escrito “Ejército de castigo de Dios”

Ella inclinó su cabeza, y no lejos de ellos un equipo de altos guerreros corrió de la puerta norte. Todos ellos estaban vestidos con la misma armadura, el cual tenía un brillo plateado bajo la lluvia, y sus capas rojas ondeaban en el viento. Sin embargo, todos ellos tenían diferentes armas, algunos estaban sosteniendo espadas y escudos mientras otros estaban sosteniendo alabardas o hachas de hierro. Después de que cruzaron la puerta norte, no marcharon como un equipo. En su lugar, se esparcieron y fueron directamente en contra de las recién llegadas bestias demoniacas.

¡¿Qué tipo de táctica es está?! ¡Están creando un desastre total! Ellos enfrentaron a las bestias demoniacas con poder y velocidad que excedía de lo que humanamente era posible por mucho. ¿Quieren pelear las bestias demoniacas completamente solos sin ningún orden? Más aún, ¿cómo podemos permitir al ejército de castigo de dios pelear solos contra las bestias demoniacas?

“¡Tenemos que apoyarlos!”

“No,” el hombre desconocido negó su cabeza, viéndose algo melancólico, “Tienes que retroceder. Si corres hacia la batalla, solamente los retrasaras”

¿Retrasarlos? Alicia miró furiosamente al hombre, ¿podía ser que su impresión del hombre era incorrecta? ¿Era esta persona sólo un hombre cobarde? Apretó la empuñadura de su espada, lista para unirse inmediatamente a la batalla – a pesar de que el futuro de la Nueva Ciudad Santa era desconocido, en el momento de su más grande crisis cuando ellos tuvieran que encarar al enemigo, ella sólo tenía permitido de mantenerse en espera mientras otros peleaban por ellos.

Antes de que pudiera dar dos pasos al frente, una increíble escena pasó frente a ella.

Algo vino volando hacia abajo del cielo; su forma era justo como un ángel caído. Sus enormes alas estaban cubiertas en plumas grises, y completamente abiertos, tenía una envergadura de más de doce pies. Tenía una cabeza como de ave, pero también un par de cuernos largos y mordaces garras capaces de cortar a través de la armadura de pecho de un guerrero como si fuera mantequilla.

Una caída vertical desde el cielo era el tipo preferido de ataque de la bestia demoniaca, cubrirse y defenderse en contra era difícil. Incluso cuando sostenía un escudo pesado, los soldados no serían capaces de defenderse; la enorme fuerza de impacto rompería sus brazos y aplastaría sus cajas torácicas. Muchos soldados ya habían muerto por sus ataques sin oportunidad alguna de vengarse. Su única oportunidad de quitárselos de encima era lanzándose al suelo, saltando lejos del peligroso impacto.

Pero los miembros del ejército de castigo de dios no pensaron en esquivar. Un guerrero vistiendo armadura plateada tomó una posición firme en contra del enemigo, y en el último momento estiró sus manos y agarro las garras entrantes con sus manos. La fuerza de impacto era tan fuerte que un ruido chirriante podía oírse.

El guerrero dobló su pie derecho mientras reforzaba su pie izquierdo, estirando sus manos y formando así una línea recta con su cuerpo, creando una contraparte con suficiente poder para repeler el impacto. Cuando otro guerrero vio que la bestia demoniaca se detuvo en el aire, lanzó una jabalina. La jabalina era tan rápida que Alicia sólo pudo ver un destello plateado. Fue precisamente entre la cabeza de la bestia demoniaca, directamente aplastándolo al momento del impacto.

El guerrero quien aún estaba sosteniendo las garras de la bestia lanzó el retorcido cuerpo a lo lejos. Sus brazos estaban doblados anormalmente, parecía que los huesos de sus brazos se habían roto. Aparentemente, no había sobrevivido el impacto sin herida alguna, pero tranquilamente tomó su hacha de hierro y empezó a matar bestias demoniacas nuevamente.

Sólo se estaban apoyando en fuerza humana para enfrentar esta manada de monstruos. Viendo esto, Alicia no podía creer a sus ojos. Cientos de soldados del ejército de castigo de dios corrieron dentro de la manada de bestias demoniacas. Debido a sus capas rojas, parecía como si se habían sumergido en una poderosa corriente de sangre, abruptamente deteniendo al enemigo de moverse hacia adelante. Ahora entendió lo que quería decir el soldado cuando dijo que los “retrasaría”. Estos guerreros parecían tener la habilidad de diez hombres. Cada uno de ellos tenía la fuerza, agilidad y tiempo de reacción comparable a la de una bestia demoniaca – no, ellos parecían ser aún más fuertes. En frente de ellos, bestias demoniacas ordinarias parecían casi como niños pequeños.

“¡Son demasiados!” Alicia podía sentir alegría desde el fondo de su corazón. ¡Con tal grupo de guerreros fuertes, la Catedral de Hermes nunca caería! “ah, sí, Nunca pregunté por tu nombre, mi nombre es Alicia Quinn, y ¿Cuál es su nombre, capitán? ¿Parece que usted ya sabía de las habilidades de combate del ejercito de castigo de dios?”

El capitán miró a Alicia directamente a los ojos, su mirada era tan fría como la lluvia helada. Cuando finalmente respondió, no le dio su nombre, sólo susurró: “Mi hermano es un miembro del ejército de castigo de dios.”

*

“Parece que ganaremos.” Dijo el obispo Mayne, quien estaba parado en la parte más alta de la catedral, mirando hacia afuera de la ventana. Aquí, en la parte más alta de la nueva ciudad Santa, usó un telescopio para ver sobre más de la mitad del campo de batalla. “Permitan que las catapultas detengan su ataque, nuestra armada pronto iniciara un ataque para reclamar los muros de la ciudad.”

“Sabes que ganar no era el punto principal, ¿cierto?”

Repentinamente, otra voz se pudo oír. El poseedor de la voz vestía las mismas ropas doradas como el obispo Mayne, pero la única diferencia era que su voz era mucho mayor, “La parte importante de esta pelea es que los ejércitos de los cuatro reinos fueron destruidos.”

“Eso es cierto. De esta forma, sus líneas defensivas serán inutilizables.” Dijo la última persona. Ella parecía ser la más joven dentro del trío, aparentando estar entre el principio de sus treintas y también la única mujer dentro de los tres arzobispos.

“Su ejército permanente de más de cinco mil – bien equipados y bien entrenados soldados y también casi mil caballeros fueron inmediatamente quitados del panorama. Necesitarán cuatro o cinco años para reconstruir sus tropas. Ah…” Ella soltó gemido, y alegremente continuó, “Es realmente un día maravilloso.”

“Pero en aras de lograr este propósito, tuvimos que sacrificar muchos de nuestros soldados, ellos eran la columna vertebral de la iglesia,” suspiró Mayne, “Si este no fuera el plan más rápido para alcanzar nuestra meta deseada, realmente no quise enviar a todos nuestros soldados al purgatorio.”

El hombre anciano acarició su barba pensativamente y luego dijo, “No teníamos otra opción, las bestias salvajes han aparecido, los cuales estaban descritos en la Santa Biblia. Siguiendo la descripción en el libro, no queda mucho tiempo. Así que, si no unificamos el continente entero y forzamos todo el reino bajo un régimen, sólo la muerte no esperará”

“La destrucción de hecho no es algo malo.” Dijo la mujer mientras se reía frívolamente, “Los humanos siempre son codiciosos, tienen intenciones malignas, y no ven nada más que beneficio personal. Bajo el nombre y estandarte de la justicia hacen cosas mucho peores que las bestias demoniacas, tal vez el diablo del infierno nos trataría mejor que nosotros los humanos unos a otros.”

“¡Heather!” gritó el hombre enojado mientras jalaba su barba, “Tus comentarios pueden ser tomados como traición y herejía en contra del mandato de dios, ¡¿quieres morir?!”

“No tienes que tomártelo de forma personal, Tayfun,” Heather se encogió de forma indiferente, su rostro lleno de desaprobación, “La persona a cargo de este tribunal soy yo, no tú. Además, ¿realmente crees que es importante para dios ya sea que sobrevivamos o no? ¿Cómo sabes que él es más bondadoso que el diablo?”

“¡Tú!”

“¡Suficiente! ¡Tayfun Heather!” gritó Mayne en descontento, “Eso es todo por hoy. Necesito reportarle al Papa, ustedes dos se irán y completarán la misión.”

……

Después de que se fueran, Mayne se paró frente a la ventana con vista al norte – con la montaña de desesperación al fondo, una tierra invernal cubierta con nieve sin fin, y al oeste, yacía el territorio bárbaro. Ahí se extendía el comienzo de todo.

Sabía que el obispo Tayfun estaba en lo correcto, los soldados del ejército de castigo de dios eran demasiado valiosos. Para unirse, uno no sólo tenía que ser leal sino también tener una fuerte fuerza de voluntad para sobrevivir la transformación después. Después de casi un siglo de acumulación, la iglesia solo fue capaz de guardar mil soldados. Si querían pelear con los demonios, este número no era suficiente.

Pero el norte sólo podía soportar muchos guerreros. Si querían más guerreros, no tenían otra opción más que unificar el continente.

Por supuesto, el Obispo Heather también estaba en lo correcto. Ella servía como juez de la iglesia, sosteniendo juicios para miles de brujas. Ya fueran brujas buenas o malas, todas ellas eran reunidas y asesinadas con los métodos más salvajes.

Entre más alta era tu posición dentro de la iglesia, más podías claramente sentir, Dios no era bueno pero tampoco era malo.

“¿Cómo sabes que él se preocupa más por nosotros que el diablo?” Cuando pensó en las palabras de Heather, Mayne no pudo evitar reír en voz alta. Me temo que sólo ella tiene el talento para molestar a Tayfun hasta que no tiene nada que decir. Dios no bendice el mundo, tampoco muestra preocupación ni cuidado por el diablo.

Dios sólo amará al lado ganador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s