ATG – Capítulo 820 – Misterio Eterno

El Pájaro del Cristal de la Perdición era una poderosa bestia diabólica que vivía en el Valle Diabólico de la Niebla del Desastre durante la era de los dioses y diablos. Tenía un cuerpo similar al cristal que era duro como el acero, y era tan rápido como un relámpago. El aleteo de sus alas podía formar un huracán de oscuridad, engullendo todo en una catástrofe infernal.

“Scree~~~”

El Pájaro del Cristal de la Perdición retrajo sus alas, subiendo repentinamente por el cielo como un relámpago. Por todas partes, el espacio oscuro se transformó en remolinos. Bajo la radiante luz roja del cuerpo de Jazmín, el cuerpo del pájaro refractó la luz prismática… Sin embargo, esta luz no era hermosa a la vista y en cambio se parecía al brillo de las escamas de una serpiente, enviando escalofríos a través del corazón de la gente.

Estas bestias diabólicas de oscuridad parecían poseer una aguda conciencia territorial.

Independientemente de si era el anterior Diablo Colmilludo de las Nueve Desolaciones o el actual Pájaro de Cristal de la Perdición, ambos atacaron a Jazmín el momento en que la vieron.

La increíble velocidad del Pájaro de Cristal de la Perdición sorprendió mucho a Jazmín. Probablemente ésta no era su velocidad máxima, pero todavía superaba la velocidad que Jazmín sería capaz de alcanzar en condiciones óptimas. Durante el breve momento en que Jazmín estuvo aturdida, el tornado que había sido creado por el ataque del Pájaro de Cristal de la Perdición ya se había acercado a ella.

El resplandor rojo que Jazmín había retraído anteriormente explotó una y otra vez. Su pequeña mano blanca como la nieve, entró directamente en el oscuro tornado. Con un movimiento de agarre casual, instantáneamente perturbó el espacio oscuro desgarrando el tornado. En ese momento, el Pájaro de Cristal de la Perdición cambió la dirección de su ataque ligeramente y corrió hacia el lado de Jazmín. Las rocas destrozadas volaron en el aire mientras que perforaban un cráter profundo y gigantesco en el abismo oscuro.

En un instante, Jazmín apareció al lado del Pájaro de Cristal de la Perdición usando la Sombra Rota del Dios de la Estrella. Estiro la mano para agarrar uno de sus pies de color amarillo-rojizo, volteando su cuerpo para lanzar despiadadamente al Pájaro de Cristal de la Perdición, que era cientos de veces su propio tamaño, lejos de ella.

El Pájaro de Cristal de la Perdición gritó miserablemente mientras volaba varias docenas de kilómetros lejos como una bala de cañón. Cuando su cuerpo cayó, esculpió una fisura que tenía más de cien metros de largo en la tierra negra. Sólo después de eso, el Pájaro de Cristal de la Perdición finalmente se detuvo, las escamas coloridas de todo su cuerpo se tiñeron gradualmente con sangre escarlata.

“Scree…”

El grito del Pájaro de Cristal de la Perdición se volvió feroz y salvaje. Cuando se levantó, su cuerpo entero goteó de sangre, y su par de alas tembló ligeramente. Sin embargo, el aura de su cuerpo no se debilito y en su lugar aumentó aún más aterradora y tiránicamente.

“Scree–”

“¡Scree–!”

Justo cuando Jazmín estaba a punto de dar un paso adelante y darle al Pájaro de Cristal de la Perdición un golpe mortal, dos gritos similares resonaron en la oscuridad. ‘¡Hay realmente dos Pájaro de Cristal de la Perdición!’

Aparte del Pájaro de Cristal de la Perdición a su lado, cientos de diferentes, pero incomparablemente aterradoras auras oscuras se acercaban a velocidades extremas. ¡Su objetivo era obvio!

Considerando el estado actual de Jazmín, tratar con tantas bestias diabólicas de oscuridad al mismo tiempo era simplemente una tarea imposible. Después de dar un paso atrás, Jazmín frunció el ceño y ya no vaciló, flotando en el aire. Voló hacia arriba tan rápido como pudo, ascendiendo por más de mil metros hasta que su cuerpo cruzó el punto crítico entre los dos mundos.

Las auras de las bestias diabólicas oscuras desaparecieron instantáneamente sin dejar rastro, los elementos y leyes del mundo circundante volvieron a la normalidad. Jazmín se detuvo y miró por debajo de ella una última vez. Su palma cortó hacia adelante y rasgó el espacio, permitiéndole subir a más de treinta mil metros y regresar directamente a la cima del Acantilado del Final de la Nube.

Después de dejar atrás el mundo oscuro en el fondo del acantilado, Jazmín no salió de inmediato. Se paró en el borde del Acantilado del Final de la Nube y miró el vacío oscuro y la niebla de abajo con una expresión indiferente. Era como si estuviera pensando en algo…

Nadie habría imaginado que las profundidades de este abismo ocultarían un mundo tan extraño que no debería haber existido. Incluso Jazmín no podría haberlo imaginado de no haber venido por sí misma.

Si una sola de las bestias diabólicas oscuras escapara de este profundo abismo, entonces este mundo definitivamente se sumergiría en una pesadilla catastrófica. Nadie sería capaz de oponerse a ella. Incluso si los monarcas de los tres continentes combinaran su fuerza, exterminar incluso a una bestia diabólica sería un sueño tonto.

Ninguno de los practicantes profundos en este mundo tenía idea de que esas terribles criaturas estaban realmente ocultas en el mundo en que vivían… ¡Y que había tantas de ellas!

“Con la muerte del Dios Maligno… La razón detrás de la existencia de este mundo oscuro seguirá siendo un misterio eterno.” Jazmín murmuró para sí misma después de reflexionar durante mucho tiempo.

————————————

Imperio Divino Fénix, Sede del Gremio Mercantil Luna Negra.

Después de regresar del Palacio del Océano Supremo, el estado de Zi Ji no podía volver a su antigua calma. La Conferencia de la Espada del Diablo, que reunió a expertos de todo el continente, no les proporcionó los secretos del Reino Profundo Divino como ellos esperaban. En cambio, hizo que los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados, que habían dominado el Continente Profundo Cielo durante diez mil años, se dieran cuenta de que aún habían existencias por encima de ellos, que eran tan inimaginablemente poderosas… Que eran sólo hormigas ante sus ojos.

Como resultado del acto de codicia de los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados, sus vidas estaban ahora en manos de otra persona.

Cuando Zi Ji regresó a la sede del Gremio Mercantil Luna Negra, también asumió una importante misión relacionada con el actual Palacio del Océano Supremo – él debía preparar un regalo de felicitación para la ceremonia de compromiso de Yun Che y la Princesa Snow, que tendría lugar en doce días.

El Palacio del Océano Supremo nunca había estado tan serio y ansioso por preparar un regalo de felicitaciones… Porque sus vidas nunca habían estado en manos de otra persona antes.

El séptimo piso de la sede del Gremio Mercantil Luna Negra estaba tan silencioso como siempre. Sólo se oía el sonido de la corriente del agua, pero no sólo no interrumpió esta serenidad, sino que añadió un toque de elegancia.

En este momento, el grito asustado de una joven rompió este silencio.

“¡Ah! Tú… ¿Quién eres?”

“¿Quién se atreve a entrar en el Gremio Mercantil Luna Negra?”

Este grito hizo a Zi Ji fruncir el ceño. La gente normal no podía entrar en el séptimo piso del Gremio Mercantil Luna Negra. Irrumpir forzosamente en él era tan difícil como llegar a los cielos, y ninguno había tenido las agallas para hacerlo. Sin embargo, por el pánico en la voz de la jovencita, era evidente que un estimado huésped no había llegado. Alguien había entrado violentamente.

En el momento en que Zi Ji giró su cuerpo, se movió instantáneamente varios metros y llegó de dónde provenía el grito. De un vistazo, vio a las tres chicas jóvenes que solían atenderlo bloqueando ansiosamente el camino de una chica vestida de rojo.

Tan pronto como pudo ver claramente a esa niña, el rostro original de Zi Ji se retorció y sus pupilas se encogieron intensamente, como si hubieran sido apuñaladas por agujas mientras se encogían intensamente. Él apresuradamente dijo: “Qing Chen, Huang Que, Zi Xi, ella es una estimada huésped. No sean descorteses. ¡Dense prisa y pídanle disculpas!”

Temiendo que la chica vestida de rojo hiciera un movimiento, ya se había precipitado hacia delante y se había inclinado, con el cuerpo doblado profundamente. “Mayor, estas tres pequeñas criadas nunca han visto la apariencia de la mayor, como resultado, cometieron una ofensa inocente. Espero que la mayor puedan ser magnánima y no tomar acción personalmente.”

Qing Chen, Huang Que y Zi Xi fueron instantáneamente sorprendidas… Como personas que estaban íntimamente conscientes de la identidad de Zi Ji, nunca lo habían visto tan asustado ni dándole a nadie una reverencia tan profunda, ni siquiera cuando la Soberana de los Mares venia en persona.

De hecho, si la Soberana de los Mares hubiera llegado, Zi Ji no estaría tan ansioso y asustado. Sin embargo, la persona delante de él era…

¡¡Jazmín!!

“¡Cógelo!” Exclamó Jazmín fríamente. Con un empujón de su pequeña mano, un vestido adornado con borlas de cristal rojas, que parecía lujoso sin perder nada de su gracia, flotó hacia Zi Ji mientras estaba envuelto en luz roja.

Zi Ji levantó apresuradamente los brazos y lo recibió con cuidado.

“Esto fue comprado en la Rama del Gremio Mercantil Luna Negra de la Ciudad Luna Nueva hace siete años. Actualmente está algo dañado. ¡Tienes tres días para arreglarlo completamente!” Ordenó Jazmín.

“Esto…” Zi Ji tenía una expresión estupefacta. Luego recordó que Jazmín parecía estar usándolo cuando la vio en la Conferencia de la Espada del Diablo.

“¿Hay algún problema?” La voz de Jazmín se volvió treinta por ciento más fría.

El corazón de Zi Ji dio un vuelco, y él apresuradamente dijo: “No, ni uno solo. Dado que proviene de nuestro Gremio Mercantil Luna Negra, naturalmente tomaremos la responsabilidad hasta el final…”

“Eso es lo mejor.” Dijo Jazmín fríamente. “¡Recuerda! Esta princesa quiere que se arregle. Esta princesa no quiere que encuentres otra pieza que se vea exactamente igual. ¡Esta princesa sólo quiere esta pieza! Tienes tres días. En tres días, esta princesa vendrá personalmente a recuperarla. ¡Si no está completamente arreglada, o si esta princesa no está satisfecha con ella, entonces esta princesa destruirá esta sede tuya!”

Después de decir eso, Jazmín desapareció instantáneamente de donde estaba. Zi ji no tuvo ninguna oportunidad de hablar.

Zi Ji jadeó para respirar. Con manos temblorosas, se limpió el sudor de su frente. Después de tomar un tiempo considerablemente largo para estabilizar su estado de ánimo, dijo con calma. “Qing Chen, Huang Que, Zi Xi, apresúrense y envíen una transmisión de sonido a los diez primeros líderes del gremio… No, las primeras treinta ramas secundarias. Pídales que traigan personalmente a los mejores artesanos de sus gremios, que usen todos los cristales profundos para impulsar sus mejores arcas profundas y que inmediatamente se dirijan a la sede principal lo más rápido posible. No se permite un momento de retraso… ¡De prisa!”

“¡Sí!” Las tres jovencitas no se atrevieron a indagar más y se movieron apresuradamente. Era claro que de la expresión de Zi Ji que esto era un asunto grave que se refería a la existencia del Gremio Mercantil Luna Negra.

Después de haber circulado el Gran Camino de Buda durante varios días, Yun Che se despertó de su trance. La pesada sensación de todo su cuerpo había vuelto a debilitarse considerablemente. Las porciones latentes de la sangre del Fénix y sangre del Cuervo Dorado también tenían rastros claros de despertar.

Yun Che abrió los ojos y vio que Jazmín estaba de pie delante de él.

“¿Cuándo regresaste?” Preguntó Yun Che inconscientemente.

“Justo ahora.” Jazmín respondió.

“Eso es extraño. Estabas usando el Vestido de Hada Rojo Humeante cuando te fuiste. ¿Por qué cambiaste a otro?” Preguntó Yun Che, desconfiado, examinando a Jazmín con una mirada.

Jazmín usaba un vestido de lunares rojos y brillantes con una enorme cinta de mariposa atada a la espalda. Las niñas eran criaturas que les gustaba cambiar de ropa después de todo, y cambiar de ropa era normal para otras chicas. Sin embargo, era una visión extremadamente rara cuando se trataba de Jazmín, porque… Jazmín siempre tuvo debilidad por el Vestido de Hada Rojo Humeante – fue el primer vestido que Yun Che había comprado para ella.

En estos últimos años, Yun Che había comprado muchos vestidos para Jazmín en el Continente Profundo Cielo y en el Reino Demonio Ilusorio. Eran un diverso surtido de vestidos de princesa, vestidos iluminados por la luna, vestidos de hadas sueltos, vestidos con cola de fénix, vestidos de jade de amanecer, y más. Además, todos eran de color rojo brillante, y cada uno de ellos era extraordinariamente lujoso. Sin embargo, el noventa y nueve por ciento del tiempo, Jazmín llevaba el Vestido de Hada Rojo Humeante, y el cambio ocasional en el atuendo era sólo para ver si se veía bien en otra cosa.

Aunque llevaba siete años, con su protección de fuerza profunda, nunca había habido ni una sola mancha o mota de daño en el Vestido de Hada Rojo Humeante. Mientras ella quisiera usarlo durante cientos o miles de años, ese no sería un problema.

“¿No siempre dices que no me gusta cambiar de vestidos? ¡Hmph!” Jazmín resopló fríamente y giró la cabeza, parecía que era demasiado perezosa para tratar con él.

El vestido rojo que llevaba Jazmín era bastante corto, y sus dos finas piernas parecidas al jade estaban completamente expuestas. Un par de pequeñas gemas rojas en su piel de jade brillaban con una luz fluida, y Yun Che apenas pudo apartar su mirada. Apresuradamente giró la cabeza hacia un lado, rezando para que Jazmín no se diera cuenta de dónde había mirado antes. Apresuradamente cambió el tema y preguntó. “Jazmín, ¿qué descubriste en el Continente Nube Azur? ¿Qué se oculta en el fondo del Acantilado del Final de la Nube?”

Sin embargo, Jazmín respondió con una pregunta. “… ¿Cuándo estarás listo para dirigirte al Continente Nube Azur?”

“Si es posible…” Yun Che no dudó mucho y respondió: “Lo más pronto posible sería lo mejor. Incluso quiero ir allí ahora mismo.”

“Ni siquiera sé cómo se encuentra Ling’er este momento.” Murmuró Yun Che suavemente.

Si todo desde entonces no fue una ilusión, entonces la Ling’er actual ya debería tener dieciséis años.

“Entonces, ¿cómo vas a llegar allí?”

“Usando el Arca Profunda Primordial, por supuesto.”

“¿Arca Profunda Primordial?” Jazmín lo miró y luego dijo tranquilamente: “¿Sabes cuan alejados están el Continente Nube Azur y el Continente Profundo Cielo?”

“La distancia entre el Continente Profundo Cielo y el Reino Demonio Ilusorio es de aproximadamente seiscientos cincuenta mil kilómetros.” Jazmín levantó lentamente dos dedos. “¡La distancia entre el Continente Profundo Cielo y el Continente Nube Azur es siete veces más!”

“Siete veces…” Yun Che estaba secretamente sorprendido. “¿¡Más de cuatro millones quinientos mil kilómetros!?”

No era de extrañar que tanto el Continente Profundo Cielo como el Reino Demonio Ilusorio conocieran la existencia el uno del otro y tuvieran varios rencores históricos. Sin embargo, independientemente de si era el Continente Profundo Cielo o el Reino Demonio ilusorio, ninguno de los dos podía encontrar registros detallados del Continente Nube Azur. Incluso si habían, existían extremadamente pocos, y la mayoría eran rumores inciertos. ¡En realidad, aunque existían en el mismo mundo, había una distancia de unos cinco millones de kilómetros entre ellos!

Aunque cinco millones de kilómetros de tierra continental era una gran distancia, llegar al otro lado sería sólo cuestión de tiempo. Viajando más de cinco millones de kilómetros a través del océano, sin embargo… era casi imposible para los seres humanos ir a través de eso con sólo su propia fuerza.

Jazmín cruzó los brazos delante de su pecho y dijo suavemente: “Con la energía restante del Arca Profunda Primordial, viajar de ida y vuelta entre el Continente Profundo Cielo y el Reino Demonio Ilusorio decenas de veces sería posible. ¡Sin embargo, ir al Continente Nube Azur… sólo se puede hacer una vez! Si consumes excesivamente la energía del Arca Profunda Primordial antes de eso, me temo que, después de alcanzar el Continente Nube Azur, ni siquiera tendrás que pensar en volver.”

“En otras palabras… Sería mejor no usar el Arca Profunda Primordial.” Dijo Yun Che débilmente. Luego miró a Jazmín con una expresión de respeto. “Jazmín, heh heh…”

“Puedo llevarte allí.” La expresión de Jazmín se hizo severa. “Sin embargo, debes prometerme una cosa.”

“¿Huh? ¿Qué es?”

Las delgadas cejas de Jazmín se inclinaron levemente. El mundo oscuro en el fondo del Acantilado del Final de la Nube era indudablemente la mayor preocupación en su corazón, la cual no podía ser aliviada. “¡Cuando estés en el Continente Nube Azur, sin importar si eso sucede tarde o temprano, no puedes acercarte nunca más al Acantilado del Final de la Nube! ¡Incluso si tu fuerza se vuelve cien veces más fuerte de lo que actualmente es y finalmente eres capaz de barrer a través de todo el continente, permitiéndote derrotar fácilmente a alguien como Xuanyuan Wentian, nunca debe intentar investigar el fondo del Acantilado del Final de la Nube!”

Yun Che era alguien que poseía un nivel extremo de curiosidad y nunca temía peligros desconocidos. Jazmín era profundamente consciente de eso. Con la velocidad de crecimiento de Yun Che, el día en que se convirtiera en invencible en este mundo definitivamente vendría. Cuando ya no tuviera enemigos, por curiosidad, aburrimiento y confianza, trataría de investigar lo que había debajo del Acantilado del Final de la Nube

¡Eso sería lo mismo que enviarse a un oscuro infierno del que nunca volvería! La fuerza oscura de absorción allí le impediría escapar, y el aura diabólica de oscuridad lo reduciría a cenizas. Cualquiera de las bestias diabólicas lo destrozaría fácilmente.

Jazmín necesitaba cortar sus deseos desde el comienzo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s