Invincible – Capítulo 42 – Guerrero Xiantian

Meng Xia miró el cuerpo de su padre, que estaba cayendo mientras sangre roja brotaba de su garganta. Abrió la boca y soltó el grito más fuerte de toda su vida. Su rostro se puso pálido, carente de cualquier color, sus ojos rodaron hacia atrás, y una vez más se mojó los pantalones.

La alabarda de Haotian apuñaló una vez más hacia la garganta de Meng Xia deteniendo su grito para siempre. Recuperando su alabarda, Haotian se volvió sin echar una ojeada a los dos cuerpos y regresó al lado de Huang Xiaolong. “Joven Maestro, tu subordinado llegó tarde y dejó que el Joven Maestro sufriera algún shock.”

Y en ese momento los guardias de la Mansión del Mariscal llegaron al Restaurante Delicioso, sorprendidos cuando vieron a los dos cuerpos de Meng Chen y Meng Xia tumbados en el suelo.

“Mariscal, ¿esto?”, Preguntó un general dentro del grupo con cautela.

Haotian dijo fríamente: “Fueron asesinados por mí. Ve y limpia los cuerpos.”

Los soldados estaban muy sorprendidos.

El Mariscal Haotian señaló a una persona: “¡Arrástrenlo y decapítenlo!” Esa persona era el Capitán que había recibido la placa de oro de Fei Hou, pero no fue al palacio para informar al Mariscal Haotian.

“¡Mariscal, misericordia! Ah, yo, estaba equivocado. ¡Mariscal, misericordia!” Ese capitán soldado estaba tan asustado que de inmediato cayó de rodillas, retorciéndose y suplicando misericordia. Sin embargo, dos soldados lo arrastraron a la fuerza y momentos más tarde, un gemido desgarrador resonó.

“Joven Maestro, ¿considerarías volver a la Mansión del Mariscal conmigo?” Haotian se volvió y pidió respetuosamente la opinión de Huang Xiaolong.

¡¿Joven maestro?! Los generales de la Mansión del Mariscal y todos los soldados tenían incredulidad escrita en sus rostros y todos se volvieron para mirar a Huang Xiaolong con asombro.

“¡Todos ustedes vengan, arrodíllense y saluden al Joven Maestro!” Haotian ordenó a los presentes Generales y soldados.

“Saludo al Maestro Joven”. Los Generales y soldados bajo el mando del Mariscal Haotian rápidamente se arrodillaron en saludo ante Huang Xiaolong.

“Todos ustedes pueden ponerse de pie.” Dijo Huang Xiaolong mientras miraba a los soldados arrodillados. No estaba acostumbrado a tener a todas esas personas arrodilladas, especialmente porque eran Generales y soldados del Reino Luo Tong. Incluso si fuera su abuelo, Huang Qide, incluso él tendría que bajar la cabeza delante de esta gente.

Después de que todos se levantaron, Huang Xiaolong se volvió hacia el Mariscal Haotian y dijo: “Vamos.”

El Mariscal Haotian estaba muy contento, y se notaba claramente en su rostro cuando oyó que el soberano estaba de acuerdo en volver a la Mansión del Mariscal con él, con respeto, dijo: “Sí, Joven Maestro. ¡Joven Maestro, por aquí por favor!”

Así, Huang Xiaolong, Fei Hou, Haotian, y los soldados de la Mansión del Mariscal se dirigieron hacia la Mansión del Mariscal a grandes pasos.

Poco después de que Huang Xiaolong y los demás entraran en la Mansión del Mariscal, las noticias sobre el Mariscal Haotian matando al Duque Meng Chen y a su hijo junto con todos sus guardias en el Restaurante Delicioso se extendieron como un reguero de pólvora a todos los rincones de la Ciudad Real.

Todas las familias nobles se sorprendieron cuando recibieron la noticia, y sus expresiones se volvieron feas.

¡Esta era la primera vez que un Duque había sido asesinado en público en la Ciudad Real desde el establecimiento del reino hace más de doscientos años!

“Escuché que fue el Duque Meng Chen quien llevó a los expertos de su mansión al Restaurante Delicioso a aprovecharse del hermano menor del Mariscal. ¡El mariscal estaba furioso y mató a Meng Chen y a los demás con ira!”

“La suerte del duque Meng Chen es espantosa, provocando al mariscal, pero el mariscal fue demasiado dominador, ignoró la ley y asesinó a un duque en medio de la ciudad real.”

Duques, Marqueses y Barones tenían discusiones íntimas sobre este asunto.

Dentro del Palacio del Reino Luo Tong, el Rey escuchó interminables informes de sus ministros. El rey vaciló un instante antes de mover la mano y decir: “Ahora entiendo el asunto. Ustedes pueden irse ahora.”

Todos los ministros presentes se sobresaltaron cuando oyeron esto, pero no se atrevieron a decir una palabra más. Salieron silenciosamente del inmenso salón sabiendo que el duque Meng Chen y su hijo murieron en vano. Como el Rey no dijo nada, significó que el Rey había decidido no seguir el asunto.

Llegó la noche y la luna brilló intensamente. Huang Xiaolong se paró en el jardín de la Mansión del Mariscal con la mano detrás de su espalda admirando la luna llena, recordando las escenas que sucedieron en el restaurante durante el día.

Los acontecimientos de hoy le recordaron una vez más que todavía era demasiado débil.

Aunque tenía sólo nueve años de edad y ya había alcanzado el pico de la etapa tardía del Quinto Orden, lo cual para otros podría ser increíble, en comparación con los guerreros del Séptimo, Octavo y Noveno Orden, su fuerza era todavía muy insignificante.

Por otra parte, el Mariscal Haotian saltó del cóndor desde una gran altitud y con sólo una ondulación de su alabarda pudo matar a más de una docena de guerreros del octavo y noveno orden mientras hería fuertemente a dos guerreros del Décimo Orden. Este nivel de fuerza definitivamente no era algo que un guerrero del Décimo Orden pudiera hacer; ¡Por lo tanto, debería estar por encima de un Guerrero en el pico de la etapa tardía del Décimo Orden!

Poder por encima de un Guerrero en el pico de la etapa tardía del Décimo Orden, ¿qué tipo de fuerza es esa? Todo el tiempo, Huang Xiaolong nunca le había preguntado a Fei Hou, y cuando todavía estaba en la Mansión del Clan Huang, sus padres nunca habían hablado de este asunto.

Poco después, Huang Xiaolong llamó a Fei Hou.

“Soberano, ¿cuáles son tus órdenes?” Fei Hou preguntó respetuosamente cuando llegó.

“Siéntate.” Huang Xiaolong señaló un taburete de jardín frente a él. Cuando ambos se sentaron, Huang Xiaolong preguntó por las dudas que tenía.

Al oír la pregunta de Huang Xiaolong, Fei Hou hizo una pausa de unos segundos antes de contestar: “Respondiendo al Soberano, después de romper el pico del Décimo Orden, en el Mundo Marcial se les llama Guerreros Xiantian.”

“¿Guerrero Xiantian?” Huang Xiaolong repitió.

“Sí, Soberano.” Fei Hou asintió y dijo: “Nuestros espíritus marciales absorben energía espiritual para convertirla en qi de batalla en nuestros meridianos, y el qi de batalla puede templar el cuerpo. ¡Las etapas iniciales de un guerrero, del Primer al Tercer Orden pueden templar los músculos, del Cuarto al Sexto Orden refina los tendones, y del Séptimo al Décimo Orden endurece los huesos!”

“Sin embargo, el qi de batalla del Primer al Décimo Orden no fortalece nuestros órganos internos, sólo cuando avanzamos del Décimo Orden a un Guerrero Xiantian hace que eso suceda. Mientras sigamos avanzando dentro del Xiantian, podemos entonces templar continuamente y refinar cada aspecto de nuestro cuerpo y al mismo tiempo, nuestra vida también aumentará. Un guerrero del Décimo Orden puede a lo máximo vivir hasta cien años más o menos, sin embargo, cuando uno avanza a Xiantian, nuestra vida aumentará exponencialmente. En general, un Guerrero Xiantian puede vivir hasta cien años de edad y un pico de Xiantian hasta trescientos años.”

“¡Trescientos años!” Huang Xiaolong estaba asombrado.

Fei Hou asintió con la cabeza. “Eso es correcto, hace aproximadamente treinta años, hermano mayor ya avanzó a Xiantian. El hermano mayor Haotian ya tiene más de cien años de edad.”

Huang Xiaolong se sorprendió; ¡Nunca imaginó que el Mariscal Haotian tenía más de cien años!

Fei Hou continuó: “Cuando uno llega al Guerrero del Séptimo Orden, un Mar de Qi se formará cerca del pecho, y cambiará una vez que saltemos a Xiantian, condensándose en forma líquida. Es por eso que el qi de batalla de un Guerrero Xiantian contiene más poder. ¡No sólo eso, nuestros espíritus marciales evolucionarán y luego se convertirán en una verdadera entidad física!”

“¡Un espíritu marcial puede convertirse en un verdadero ser físico!” Los ojos de Huang Xiaolong se ensancharon de asombro. “Si los espíritus marciales pudieran convertirse en materia, ¿significa eso que los espíritus marciales pueden ser llamados a la batalla?”

“Sí, Soberano”, Fei Hou asintió con la cabeza, diciendo: “Cuanto más alto sea el grado del espíritu marcial, más fuerte será una vez que se convierta en un cuerpo físico. Por ejemplo, el hermano mayor Haotian tiene un espíritu marcial superior de grado diez, el León Abisal Oscuro. Cuando es liberado, no hay mucha diferencia en su fuerza”.

¡Diciendo que no hay mucha diferencia en sus fuerzas significaría que el espíritu marcial es equivalente a otro experto de nivel Xiantian! Esta es la brecha entre un Xiantian y un Guerrero Houtian.

Huang Xiaolong también pensó en algo: en el momento en que rompe a Xiantian, sus espíritus marciales serán liberados en forma física y como sus espíritus marciales son dragones gemelos, ¿no podría volar en cielo con un pie sobre el dragón negro y otro pie sobre el dragón azul?

Con sus espíritus marciales de talento excelente, ¿cómo desafiaría al cielo su fuerza cuando entrara en el Reino Xiantian?

One thought on “Invincible – Capítulo 42 – Guerrero Xiantian

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s