Invincible – Capítulo 41 – ¡Quién se Atreve a Lastimar a mi Hermano Menor!

En el segundo piso del Restaurante Delicioso, los ataques de los guardias de la mansión del duque se volvieron más agresivos y aún más poderosos a medida que pasaba el tiempo. Mientras la barrera de Fei Hou estaba a punto de romperse, Huang Xiaolong frunció el ceño y consideró si debía concebirse dentro del espacio y matar al calvo Meng Xia. Repentinamente, desde el cielo se escuchó el agudo grito de un cóndor que podría romper una roca con la onda sonora.

Todo el mundo a pocos kilómetros oyó el agudo grito del cóndor que no se había escuchado por mucho tiempo, así que todos los residentes de la Ciudad Real miraron al cielo.

Cuando Fei Hou oyó el agudo grito del cóndor, se alegró tanto; ¡Hermano mayor finalmente llegó!

Meng Chen lo oyó, sintió que el grito era muy familiar, pero por el momento no podía comprender por qué. Así que se rió cuando notó la expresión feliz en el rostro de Fei Hou. “Oh, parece que tu refuerzo está aquí. ¡Él ha llegado en el momento adecuado, así puedo limpiar a todos ustedes de una vez por todas! ¡Quiero ver quién es, que tan poderoso es, incluso si tiene tres cabezas o seis brazos para venir e interferir en los negocios de este Duque!”

Meng Chen no se molestó en dar la vuelta después de escupir esas palabras a Fei Hou.

Fei Hou ya estaba agotado, y ya no era una amenaza. Entonces, si otro pico de la etapa tardía del Decimo Orden aparecía, la Mansión del Duque podría tratar con él de igual manera.

Meng Chen no dio marcha atrás; Sin embargo, su hijo, Meng Xia, se volvió para mirar cuando el agudo grito del cóndor resonó, y cuando vio el enorme cóndor gris en el aire y la silueta en su espalda, su mandíbula cayó en shock. Se asustó y su cuerpo tembló como si estuviera cubierto de pulgas de la cabeza a los pies.

“¡Papá! ¡Papá!” Su lengua parecía haberse anudado mientras llamaba a su papá desesperadamente, sin embargo, no podía formar una oración coherente.

Al darse cuenta de que algo no estaba bien con la forma en que su hijo se comportaba, frunció el ceño cuando dijo: “¿Por qué estás entrando en pánico? ¡Incluso si el cielo cae sobre ti, papá lo soportará!” Se dio la vuelta después de decir eso; Mirando a su hijo con insatisfacción. “Inútil”; Si estaba tan asustado por un asunto tan pequeño como éste, ¿cómo podría entonces hacerse cargo de la posición del duque en el futuro? Luego miró hacia arriba siguiendo la mirada de su hijo.

¡Al igual que su hijo, al instante vio la silueta de un enorme pájaro, y en su espalda estaba el digno Mariscal Haotian en su armadura de oro!

“Mar, Mar …” ¡Meng Chen tartamudeó, y se mareó como si el cielo se cayera directamente sobre él!

Para entonces, el Cóndor Garra de Hierro y el Mariscal Haotian estaban a menos de trescientos metros del Restaurante Delicioso, y él podía ver que más de diez personas atacaban simultáneamente a una persona; ¡Su hermano Menor Fei Hou!

Una oleada de rabia se elevó desde el fondo de su corazón hasta su cabeza, y se puso lívido de rabia, sus venas distendidas lo hacían parecer como si vides de color verde estuvieran apareciendo bajo su piel.

“¿Quién se atreve a lastimar a mi hermano menor?” Él rugió y el sonido del rugido tronó a través de varios li. ¡Una pesada atmósfera opresiva estalló y descendió de su cuerpo, el aura del Rey de Generales!

Todos los residentes dentro de varios li oyeron su furiosa y resonante voz.

El mariscal Haotian saltó de la parte trasera del Cóndor Garra de Hierro y cruzó la distancia de decenas de metros con un solo salto como un tornado. Desde arriba del segundo piso, el Mariscal Haotian cortó su alabarda hacía el segundo piso del restaurante.

“¡Ira del Cielo!”

Cuando la alabarda cortó, las imágenes encadenadas de la alabarda se estrellaron hacia abajo.

Y cuando el duque Meng Chen oyó las palabras del Mariscal Haotian, los vasos sanguíneos de su corazón casi se rompieron.

¿Hermano, Hermano Menor? ¡El Hermano Menor del mariscal!

¡Ese humilde plebeyo era en realidad el hermano menor del mariscal!

Los atacantes de la mansión del duque sólo oyeron un fuerte grito, y repentinamente una silueta descendió del cielo cuando aterradoras alabardas llovieron sobre ellos. Estaban sorprendidos y querían retirarse, pero ya era demasiado tarde.

Se escucharon gritos en el segundo piso del restaurante, ya que todos los atacantes fueron arrastrados por la fuerza y el suelo tembló como si estuviera a punto de derrumbarse.

La sangre brotó de la boca del Primer y del Segundo Caballero, sus rostros estaban llenos de miedo. ¡Dos pares de ojos rápidamente miraron a su alrededor y descubrieron que no eran los dos, todos los demás estaban muertos!

¡Un ataque lesionó a dos Décimo Orden y aniquiló a más de diez en el Octavo y Noveno Orden!

Este tipo de poder aterrador, sólo … Ambos rápidamente miraron hacia arriba y vieron a la persona flotando, incapaces de creerlo.

“¡Hao, Mar, Mariscal Haotian!”

Después de haber barrido las moscas, el Mariscal Haotian caminó hacia Fei Hou, su profunda voz preguntando: “Hermano menor, tu hermano mayor llegó tarde, ¿estás bien?”

Sonriendo, Fei Hou miró a la persona que tenía delante y dijo: “Estoy bien”.

Entonces, la mirada del Mariscal cambió a Huang Xiaolong. Cuando estaba en el aire, había notado que su hermano menor estaba ejerciendo todo su poder para proteger a este niño. ¿Cuál era la identidad de este niño pequeño? ¿Podría ser el nieto del Hermano Menor?

Mientras estos pensamientos corrían a través de la mente de Haotian, sus ojos de repente cayeron sobre la mano izquierda de Huang Xiaolong. En el dedo anular de la mano izquierda de Huang Xiaolong estaba un anillo negro oscuro y cuando Haotian vio este anillo, su cuerpo tembló visiblemente, los ojos mirando fijamente con incredulidad, ¡¿no es esto…?!

Sus ojos se volvieron hacia Fei Hou.

Fei Hou ya sabía lo que su hermano mayor quería preguntar y asintió con la cabeza a Haotian.

Al ver el asentimiento de su hermano menor confirmando su conjetura, su cuerpo tembló y su cara se ruborizó de emoción mientras su cuerpo cambiaba de deseo de arrodillarse. Una voz diminuta similar al zumbido de una mosca se transmitió a su oído mientras Haotian estaba a punto de arrodillarse, deteniéndose. Se tragó la palabra ‘Soberano’ que estaba a punto de decir y la cambió, diciendo: “¡El Mariscal Haotian del Reino Luo Tong saluda al Joven Maestro!

“¡Joven, Joven Maestro!” Las mentes del Duque, su hijo, el Primer Caballero y el Segundo Caballero se estrellaron. El exaltado Mariscal Haotian del Reino Luo Tong realmente … realmente saludó a ese niño. ¡Por otra parte, el mariscal lo llamó Joven Maestro! Era como si los cielos se volvieran, sus piernas temblaban inseguras, y estaban a punto de desmayarse.

¡En este momento, ni siquiera la caída del cielo podría compararse a este desastre!

¡Mariscal Haotian! Incluso Huang Xiaolong estaba aturdido. ¡Esta persona saludando, que se parecía a un hombre de setenta años, era el Mariscal Haotian del Reino Luo Tong!

¡Mariscal Haotian es un discípulo de la Puerta de Asura!

¡El hermano mayor de Fei Hou!

Entonces, ¡¿cuán grande y poderoso era la Puerta de Asura?!

“Joven Maestro.” Viendo que Huang Xiaolong estaba aturdido, Fei Hou llamó con una voz débil, recordándole. Sólo entonces se despertó Huang Xiaolong, y sus manos se acercaron para ayudar a Haotian a levantarse, “Mariscal Haotian, por favor, póngase de pie.”

El corazón del Mariscal Haotian casi saltó cuando Huang Xiaolong se acercó para ayudarlo, sintiéndose extremadamente halagado, se levantó rápidamente. “Haotian agradece al Joven Maestro.” Después de que se levantó, los ojos fríos y afilados del Mariscal Haotian miraron a las cuatro personas: Meng Chen, Meng Xia, Primer Caballero y al Segundo Caballero.

Naturalmente reconoció a Meng Chen y a su hijo.

Las olas del asesinato asolaban los ojos del Mariscal Haotian.

¡Si sólo estuvieran confabulando en contra de su hermano menor Fei Hou, él habría dejado que este asunto se deslizara y terminara aquí, pero ahora! Caminó lentamente hacia el par de padre e hijo, y llegó ante el Primer y Segundo Caballero, con el giro de su muñeca, las palmas de sus manos golpearon directamente en sus pechos, haciendo que explotaran instantáneamente.

¡Dos guerreros del Décimo Orden murieron así!

“Mar, Mariscal Haotian, yo …” La cara de Meng Chen ya había perdido toda su arrogancia, tartamudeando mientras intentaba desesperadamente actuar duro. “¡Soy el duque Meng Chen!” ¡Aunque el Mariscal Haotian estaba sólo por debajo del rey, todavía no podía matar temerariamente a un duque!

El Mariscal Haotian, con una voz fría, dijo: “Sé que eres duque Meng Chen.”

Meng Chen suspiró aliviado cuando oyó esto; Es mejor que ya sabes quién soy. Pero, mientras Meng Chen se relajaba, la alabarda de la mano del Mariscal Haotian se lanzó hacia delante, pasando directamente por su garganta antes de retirarla.

¡Aunque seas un Duque, por atreverte a intentar matar a mi Soberano de la Puerta de Asura, debes morir igual!

El Mariscal Haotian lo miró fríamente mientras el cuerpo del duque Meng Chen caía lentamente al suelo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s