Invincible – Capítulo 34 – Incriminado

Chen Feng y algunos de los discípulos de la Secta de la Espada de Túnica Violeta se movieron rápidamente hacia la escena de la pelea; Había huellas estampadas en el suelo y marcas de espada en los árboles circundantes.

Chen Feng continuó siguiendo las huellas mientras los otros discípulos lo seguían de cerca. Después de haber caminado alrededor de veinte li, se aceleraron al oír el sonido de una batalla cercana.

Pocos segundos después, Chen Feng vio a cinco personas vestidas con túnicas negras que luchaban contra un joven y una mujer vestidos de azul. El joven y la mujer eran los discípulos de la Academia Estrella Cósmica que habían estado buscando.

Chen Feng estaba encantado con el giro de los acontecimientos y rápidamente les hizo señales a los discípulos de la Secta de la Espada de Túnica Violeta para esparcirse y rodear a las siete personas que estaban peleando.

Los discípulos de la Academia Estrella Cósmica y sus asaltantes con túnicas negras se sorprendieron de estar rodeados y de inmediato dejaron de pelear.

Chen Feng avanzó lentamente mientras miraba a las siete personas; Repentinamente, señaló a los cinco vestidos de negro y dijo a un grupo de discípulos. “Ustedes encárguense de ellos.”

“¡Sí, Anciano Chen!”

Las expresiones de los cinco en túnicas negras palidecieron, y uno de ellos dijo con urgencia: “¡Mayor, espere! Somos discípulos de la Secta Arena Negra, y la Secta Arena Negra no tiene resentimiento con la Secta de la Espada de Túnica Violeta, ¿verdad?”

“¿Un rencor?” Chen Feng se burló, “¿Crees que necesitamos una razón para matarlos a todos? Si insistes en una razón, que así sea, te daré una. Me parece que no es agradable verlos … esa es la razón.”

El discípulo de Secta Arena Negra quería decir más, pero un repentino haz de luz de espada lleno de una intención asesina lo derribó. Los discípulos de la Secta de la Espada de Túnica Violeta lanzaron su ataque y los hombres la Secta Arena Negra se congelaron de miedo ante la fuerza de los ataques entrantes; Fueron cercenados como la hierba y momentos después estaban todos muertos, su sangre salpicada por todas partes mientras se filtraba lentamente en la tierra marrón.

Los dos discípulos de la Academia Estrella Cósmica estaban paralizados de miedo. Ellos ya habían intentado escapar dos veces, pero fueron empujados hacía atrás por otros discípulos de la Secta de la Espada de Túnica Violeta que habían cerrado el área.

Chen Feng miró a la pareja y preguntó en un tono helado: “¿Han matado a diez de nuestros discípulos?”

El joven y la mujer estaban aterrorizados, el joven de repente dijo: “¡Mayor, esto es un malentendido! No matamos a sus compañeros discípulos, con nuestra fuerza actual, ¿cómo podríamos hacerlo?”

La joven intervino, diciendo: “Bueno, cierto, eso es correcto. El asesino era un hombre con una variación de espíritu marcial, Río de Plata; ¡No teníamos nada que ver con eso!”

Los ojos de Chen Feng se estrecharon. “¿Una variación de espíritu marcial, Río de Plata?”

“Sí, mayor. Esa persona también nos arrebató el mapa del tesoro. El mapa del tesoro ya no está con nosotros; ¡Por favor, déjanos ir, Mayor!” El joven le explicó además.

Una fuerte intención asesina cruzó los ojos de Huang Xiaolong cuando oyó esto.

¡No esperaba que las dos personas que salvó, para mantener sus vidas no sólo expusieran todo lo que sucedió ese día, sino incluso lo incriminaron a él y a Fei Hou de quitarles algún mapa del tesoro! Ambos ni siquiera habían visto una esquina de este llamado mapa del tesoro.

Chen Feng se burló cuando miró a los dos discípulos de la Academia Estrella Cósmica: “¿No tienes el mapa del tesoro?” Chen Feng no lo dudó cuando dijo que no mató a Cheng Liang y el resto, pero no creía que el mapa del tesoro no estuviera con ellos.

“¡Mayor, el mapa del tesoro realmente …!” La joven enfatizó de nuevo, pero su voz se detuvo, sus ojos se ensancharon en shock mientras miraba un punto detrás de Chen Feng.

Confundido, Chen Feng se giró ciento ochenta grados y vio a unos diez metros de distancia, a un niño de siete u ochos años de edad y a un hombre alto y de edad media de pie sin que él se diera cuenta de su presencia.

Además, había un pequeño y lindo mono en el hombro del niño.

“Mayor, ese es él; ¡Él es el que mató a sus discípulos de la secta!” La discípula de la Academia Estrella Cósmica entró en un aturdimiento, y luego gritó de alegría; Su dedo señaló a Fei Hou.

Previamente, temía que Chen Feng no la creyera; Ahora, ¿no era genial que Fei Hou apareció de repente ante ellos?

“Sí, son ellos. Mayor, el mapa del tesoro está con él. ¡Es él quien sacó el mapa del tesoro!” Los ojos del discípulo se iluminaron y señaló a Fei Hou mientras gritaba en voz alta.

Chen Feng miró a Huang Xiaolong y Fei Hou que caminaban hacia ellos

Bajo los ojos vigilantes de Chen Feng, Huang Xiaolong y Fei Hou cruzaron la distancia entre ellos y se situaron no lejos de ellos.

“¿Tú eres el que mató a mis discípulos de la Secta de la Espada de Túnica Violeta?” Chen Feng miró fijamente a Fei Hou.

Fei Hou no habló, al igual que Huang Xiaolong, sólo miró fríamente a los dos discípulos de la Academia Estrella Cósmica.

Huang Xiaolong los miró a ambos, y su voz fría resonó: “¡Ambos merecen morir!”

Su expresión se volvió fea.

Pero muy pronto el joven se tranquilizó y sonrió, mirando a Huang Xiaolong. “Chico, mataste a los discípulos de la Secta de la Espada de Túnica Violeta, te aconsejo que entregues el mapa del tesoro obedientemente a este honorable Mayor y luego te arrodilles y le pidas misericordia. ¡Tal vez, puedas mantener tu pequeña vida, de lo contrario, eh, eh! ”

Aunque él sabía que Fei Hou era muy poderoso, sin embargo, a su lado estaba un Anciano de la Secta de la Espada de Túnica Violeta, lo que significaba que era por lo menos un Guerrero del Décimo Orden. No creía que Fei Hou fuera tan fuerte como para ignorar a un Décimo Orden.

Ellos podrían encontrar una manera de escapar cuando ambos lados estuvieran peleando entre sí.

¡Estos dos no le pusieron en sus ojos en absoluto! Fei Hou lo ignoró, y un niño como Huang Xiaolong reprendió a los dos discípulos de la Academia Estrella Cósmica delante de él!

Con su identidad como un Anciano de la Secta de la Espada de Túnica Violeta, no importaba adonde fuese, sería bien recibido por la familia real y por las famosas familias. ¡A pesar de todo eso, un chico travieso en realidad se atrevió a ignorarlo!

El rostro de Chen Feng era sumamente sombrío. Sin embargo, no tenía prisa en atacar; Aunque estaba muy seguro de su propia fuerza, el otro lado se atrevió a caminar directamente hacia ellos, debían tener algo bajo sus mangas.

Esta vez, dos Ancianos de la Secta de la Espada de Túnica Violeta fueron enviados al Bosque Luna de Plata. Así que había otro anciano, Fu Yuan.

Y tenía medios especiales de comunicación. Muy pronto, el otro Anciano se apresuraría a ayudarlos.

¡Chen Feng miró fríamente a Huang Xiaolong y Fei Hou; Cuando el Anciano Fu Yuan llegó, eh, eh!

En este momento, la mirada de Huang Xiaolong era como una cuchilla afilada que cortaba a Chen Feng, como si lo viera a través de su corazón y supiera lo que estaba pensando. Huang Xiaolong dijo a Fei Hou, “Pequeño Mono y yo vamos a tratar con los dos, tú maneja al resto de ellos.”

“Sí, Joven Maestro”, respondió Fei Hou.

Huang Xiaolong y Fei Hou volaron en diferentes direcciones al mismo tiempo. En un abrir y cerrar de ojos, Huang Xiaolong llegó ante los discípulos de la Academia Estrella Cósmica, mientras que Fei Hou se acercó a Chen Feng, su cuerpo se inclinó ligeramente y una espada cortó hacia Chen Feng; La habilidad de Espada Luohan.

El repentino ataque sorprendió a Chen Feng, su cuerpo giró como una tapa, esquivando el ataque de espada de Fei Hou. El sudor frío le corría por la espalda; Repentinamente un grito estridente resonó a su lado. Se volvió y vio que Fei Hou acababa de apuñalar con una espada la garganta de un discípulo.

Sin embargo, el par de hombres y mujeres jóvenes estuvieron aturdidos durante unos segundos cuando vieron a un niño como Huang Xiaolong acercarse a ellos. Sintiéndose alegre, ambos estaban confiados en su fuerza en el pico de la etapa intermedia del Sexto Orden, ¿qué tan fácil sería lidiar con un niño y un mono?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s