Invincible – Capítulo 32 – Espíritu Marcial de Fei Hou

Había diez o más discípulos de la Secta de la Espada de Túnica Violeta persiguiendo a la pareja; Viendo que habían dejado de correr, los discípulos se dispersaron y rodearon a las cuatro personas en la hoguera.

“Hermano mayor Cheng, ¿qué debemos hacer?” El discípulo de la Secta de la Espada de Túnica Violeta preguntó a un hombre de mediana edad que tenía una cicatriz de espada a la izquierda de su cara.

El hombre de mediana edad miró a cada persona que estaban rodeando y se detuvo cuando llegó a Fei Hou. Sus cejas se fruncieron cuando se dio cuenta de que no podía determinar la fuerza de Fei Hou.

“Mayor, somos discípulos de la Secta de la Espada de Túnica Violeta, esperamos que el Mayor se mantenga fuera de este asunto.” Después de una breve pausa, Zhang Hua agregó, “Mientras no interfieras, te permitiremos salir con seguridad.”

Después de todo, estaban dentro de las fronteras del Reino Luo Tong y no en el Reino Yunhai; Zhang Hua preferiría evitar problemas si pudiera.

Fei Hou no respondió, en cambio, miró a Huang Xiaolong.

La expresión de Huang Xiaolong permaneció indiferente mientras miraba el Zhang Hua. “¿Estás diciendo que, si interferimos, entonces no podríamos salir con seguridad?” Aunque el otro lado parecía educado, Huang Xiaolong, detectó la amenaza implícita en sus palabras.

Como una persona nacida en el Reino Luo Tong, viendo a los discípulos de la academia principal de su reino siendo cazados, era natural que fuera un poco parcial ayudar a los discípulos de la Academia Estrella Cósmica.

Al igual que en su vida anterior en la Tierra, si las personas de su país fueron intimidadas, estaría sesgado en el apoyo a sus compatriotas.

Al escuchar la respuesta de Huang Xiaolong, la expresión de Zhang Hua se hundió.

“Chico, ¿qué has dicho?” Gritó uno de los discípulos viendo a un principiante atreverse a hablar de tal manera al hermano mayor Cheng, y justo cuando estaba a punto de regañar más, repentinamente, una sombra brilló y el discípulo gritó agarrándose la cara: “¡Mi cara! ¡Mi cara!”

Había dos líneas de sangre corriendo a ambos lados de su cara.

Fue el Mono Violeta Devorador de Espíritu quien lo atacó, y después de atacar se acomodó en el hombro de Huang Xiaolong, y luego mostró sus dientes al discípulo.

“¡Animal, estás cortejando la muerte!” La ira brotó en ese discípulo de la Secta de la Espada de Túnica Violeta, y él infundió el qi de batalla dentro de la larga espada que estaba sosteniendo y atacó directamente hacia el pequeño mono violeta.

Cuando los otros discípulos vieron que uno de los suyos estaba herido, no podían resistir y atacaron juntos.

Los brillantes rayos de luz de la espada rodearon a Huang Xiaolong.

Zhang Hua quería detenerlos, pero ya era demasiado tarde y vio cómo los rayos de luz de espada se precipitaban hacia Huang Xiaolong. Repentinamente, los rayos de luz de la espada desaparecieron y los cuatro discípulos que atacaron volaron, escupiendo sangre en el aire.

Cuando golpearon el suelo, sus cuerpos se sacudieron dos veces y se quedaron inmóviles; ¡Todos estaban muertos!

Fei Hou miró fríamente los cuatro cuerpos antes de volverse hacia Huang Xiaolong y le preguntó respetuosamente: “Joven Maestro, ¿está bien?”

Huang Xiaolong sacudió la cabeza mientras decía: “Estoy bien”. La verdad era que, aunque Fei Hou no hiciera nada, los cuatro discípulos de la Secta de la Espada de Túnica Violeta no podrían haberlo herido, podía decir que los cuatro eran sólo Guerreros de Quinto Orden.

Zhang Hua y los otros discípulos de la Secta de la Espada de Túnica Violeta se sorprendieron al mirar los cuatro cuerpos sin vida que yacían en el suelo. El enojo se apoderó de él y una luz fría parpadeó en sus ojos mientras se volvía para mirar a Fei Hou. “¿Usted se atreve a matar a los discípulos de la Secta de la Espada de Túnica Violeta?”

Fei Hou sólo miró a Zhang Hua con una expresión aún más fría y dijo: “¡Los que se atreven a causarle daño al Joven Maestro, morirán!”

Esta era una de las reglas de la Puerta de Asura; ¡Si alguien se atrevía a hacerle daño al Soberano, todos los discípulos de la Puerta de Asura debían matar a esa persona con su mayor esfuerzo!

La ira se agitó en el corazón de Zhang Hua, y su expresión se heló: “¡Bien!” Entonces él agitó su mano señalando a los discípulos y dijo: “¡Nos vamos!”

Luego se volvió para irse. Los discípulos quedaron atónitos.

“¿Irse? ¿Quién te permitió irte? “En este momento, habló Huang Xiaolong con un cambio de tono en su voz.

Huang Xiaolong vio el odio y la animosidad en los ojos del hombre de mediana edad, y él sabía que si el hombre de mediana edad se les permitiera salir, en el futuro definitivamente volvería por venganza. Y la Mansión del Clan Huang no estaba tan lejos de su ubicación actual, si el hombre de mediana edad descubriera su identidad, entonces la Mansión del Clan Huang podría estar en peligro de aniquilación. Así que, Huang Xiaolong decidió no dejar que estos discípulos de la Secta de la Espada de Túnica Violeta se marcharan.

El asesinato cruzó el corazón de Huang Xiaolong.

En su vida anterior, el número de criminales que murieron en manos de Huang Xiaolong no fueron menos de veinte. El hecho era que Huang Xiaolong no era una persona suave y bondadosa.

El hombre de mediana edad con una cicatriz en su cara y los discípulos de la Secta de la Espada de Túnica Violeta se detuvieron, y sus expresiones cambiaron en el mismo momento en que Fei Hou se movía. ¡Mientras Fei Hou se precipitaba hacia adelante, detrás de él, emergía un río!

El río emitió un parpadeante brillo plateado como si estuviera hecho de numerosas espadas de luz.

¡Este era el espíritu marcial de Fei Hou, Río de Plata!

Río de Plata era también una variación de un espíritu marcial.

¡Fei Hou inmediatamente transformó su alma después de liberar a su espíritu marcial! Su cuerpo se volvió suave y flexible. Moviéndose como si se hubiese convertido en un río de color plateado, se arremolinó alrededor de los discípulos de la Secta de la Espada de Túnica Violeta, y gritos horripilantes salieron de sus gargantas mientras los pilares de sangre salían disparados de sus cuerpos. Sin excepción, todos se derrumbaron en el suelo. En un abrir y cerrar de ojos, todos habían muerto.

En el tiempo necesario para tomar seis a siete respiraciones, todos los discípulos de la Secta de la Espada de Túnica Violeta, así como el hombre de mediana edad con una cicatriz en su cara, Zhang Hua, murieron.

Los dos discípulos de la Academia Estrella Cósmica estaban arraigados en su posición, llenos de miedo mientras miraban a Fei Hou. Ellos eran muy conscientes de la fuerza de los discípulos de la Secta de la Espada de Túnica Violeta que los perseguían; Después de todo, el hombre de mediana edad con la cicatriz en su cara era un Guerrero del Séptimo Orden. ¡Aparte de él, había otros dos Guerreros del Séptimo Orden!

En ese entonces, Fei Hou había vuelto a su posición habitual y se retiró detrás de Huang Xiaolong.

Sólo entonces los dos jóvenes volvieron a sus sentidos.

“¡Este … hermano menor y mayor, gracias por salvarnos la vida, mostraremos nuestra gratitud en el futuro!” La voz del joven se estremeció al tomar su mano en saludo. Luego agarró la mano de la chica y rápidamente se marchó en pánico. Mucho tiempo después, volvió la cabeza hacia atrás mirando la dirección en la que se alejaban con miedo.

La cara de Fei Hou se hundió al ver que los dos huían en pánico cuando acababa de salvarlos, así que le preguntó a Huang Xiaolong. “Joven Maestro, ¿deberíamos …?” Fei Hou hizo un gesto silenciador.

Una cierta luz flotó en los ojos de Huang Xiaolong, pero al final, negó con la cabeza. Aunque él también estaba disgustado con la manera en que huyeron de él, comprendió que tenían miedo de que los silenciara como a la Secta de la Espada de Túnica Violeta.

Además, no le preocupaba que la pareja difundiera la historia, ya que no era de su interés si este incidente salía a la luz.

“Dejemos este lugar.” Dijo Huang Xiaolong a Fei Hou después de que los discípulos de la Academia Estrella Cósmica se hubieran desvanecido. Había perdido interés en quedarse aquí.

“Sí, soberano.”

Antes de que se fueran, Fei Hou incineró los cuerpos.

Así, dos personas y un pequeño mono entraron en el Bosque Luna de Plata.

Teniendo a Fei Hou, un guerrero de etapa tardía del Décimo Orden viajando con él, Huang Xiaolong no tenía miedo de encontrar a ninguna poderosa bestia demoníaca.

Un mes más tarde, en algún lugar del Bosque de la Luna de Plana, dos brillantes rayos de luz brillaron y un gran oso negro rugió al caer, chocando contra el suelo. Después, la silueta de Huang Xiaolong emergió en el aire.

En el último mes a través de la matanza de bestias demoniacas, a través de la combinación de los talentos innatos de sus espíritus marciales – Ocultación Espacial y Sombra Fantasmal – Huang Xiaolong ahora fácilmente podía matar a una bestia demoníaca de Sexta Etapa.

El oso negro que Huang Xiaolong acababa de matar era una bestia demoniaca en la mitad de la Sexta Etapa.

En ese momento, el pequeño mono violeta saltó del hombro de Huang Xiaolong hacia el gran oso negro. Sus diminutas garras se cortaron a través de la piel, excavando un núcleo de bestia, antes de abrir su boca y tragarla; Luego le quitó la vesícula biliar y se la dio a Huang Xiaolong.

La vesícula biliar de un oso negro de mitad de la Sexta Etapa era mucho más potente en comparación con la vesícula biliar de la Pitón Bara Floret de Cuarta Etapa que consumió la última vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s