Invincible – Capítulo 25 – ¡La Asamblea Anual Del Clan Está Otra Vez Aquí!

En la montaña trasera, después de pasar algún tiempo practicando Tempestad del Infierno, continuó con la Espada de Demonio de la Ejecución.

Aunque la Espada del Demonio de la Ejecución era más débil que Espada de Asura, podía usarla contra oponentes regulares.

A medida que giraba las espadas que mostraban la Espada del Demonio de la Ejecución, las sombras de las espadas se balanceaban como ondas, una tras otra, cada vez más agudas y agresivas como si pudiera matar a cada demonio maligno y exterminar a los fantasmas.

Cuando terminó de entrenar la Espada del Demonio de la Ejecución, el deslumbrante sol estaba arriba en el cielo, y uno podía sentir el calor en la piel.

Huang Xiaolong se detuvo y regresó a la Mansión del Clan Huang.

Cuando llegó al pequeño patio, Fei Hou estaba allí, esperándolo.

“¡Soberano!” Fei Hou vio a Huang Xiaolong regresar y saludó rápidamente. Él sabía que Huang Xiaolong entrenaba en la montaña trasera y que volvería alrededor de esta hora; Así, él esperaba aquí en el patio.

Huang Xiaolong asintió mientras caminaba hacia el patio y le preguntó: “¿Cómo progresa tu práctica de la Espada Luohan?” Hace cinco meses, las venas rotas de Fei Hou se habían recuperado y Huang Xiaolong le enseñó la habilidad de Espada Luohan.

“Respondiendo al Soberano, tu subordinado ha entrenado hasta el décimo movimiento.” Fei Hou respondió respetuosamente con sincera gratitud. El soberano no sólo curó sus venas rotas, sino que también le enseñó una ‘habilidad de batalla’ de alto grado, la Espada Luohan. En estos cuatro meses, su cultivación incluso avanzó después de que sus venas rotas fueron reconectadas.

“El décimo movimiento.” Huang Xiaolong asintió satisfactoriamente. En menos de medio año, Fei Hou había alcanzado el décimo movimiento.

“Zhi Zhi-Zhi!” Cuando Huang Xiaolong entró en el pequeño patio, algo pequeño le saltó de la nada y aterrizó en su hombro. Huang Xiaolong no lo esquivó, porque era el Mono Violeta Devorador de Espíritu.

Un año había pasado, pero no había cambios en el pequeño mono violeta. Sin embargo, aunque no hubo cambios físicos en él, su velocidad de cultivación era aún más aterradora que la de Huang Xiaolong. A pesar del hecho de que estaba en el pico de la etapa tardía del Quinto Orden, sin el uso de la Habilidad de Espadas de Asura, no podía dañar al mono violeta ni un poco.

“¿Pequeño chico, fuiste a cazar estos últimos días?” Huang Xiaolong se rió mientras miraba el pequeño mono violeta en su hombro. El rápido crecimiento del pequeño mono en la cultivación se debía a los núcleos de bestias que se tragaba tras matar a las bestias demoniacas, su velocidad de crecimiento hizo que incluso Huang Xiaolong, que poseía un excelente talento, se sintiera envidioso de su habilidad para aumentar el cultivo consumiendo núcleos de bestias.

Al escuchar la pregunta de Huang Xiaolong, el pequeño mono violeta hizo un gesto con sus dos pequeñas manos, y luego chilló alegremente con orgullo a Huang Xiaolong, mostrando su cosecha de cazar bestias demoniacas en los últimos días.

Viendo las lindas payasadas del mono, Huang Xiaolong sonrió. “Está bien, está bien, pequeño, admito que eres muy poderoso.”

El pequeño mono violeta asintió con la cabeza, lo que significaba ‘por supuesto’.

Huang Xiaolong sacudió la cabeza, le dijo al pequeño mono violeta que jugara por sí solo mientras él peleaba con Fei Hou usando la Espada del Demonio de la Ejecución. Indudablemente, Fei Hou reprimió su fuerza al pico de la etapa tardía del Quinto Orden.

En los últimos dos meses, la experiencia de pelea de Huang Xiaolong había aumentado mucho mientras peleaba continuamente con Fei Hou, quien era un Guerrero del Décimo Orden.

Pero el pequeño mono violeta al que Huang Xiaolong le había dicho que jugara, corrió hacia atrás, saltó hacia Fei Hou y lo atacó.

Así, la escena cambió de dos personas combatiendo a dos personas y un mono combatiendo. Huang Xiaolong atacó al pequeño mono violeta, el pequeño mono violeta atacó a Fei Hou, y a su vez, Fei Hou atacó a Huang Xiaolong. A veces, Huang Xiaolong y el pequeño mono violeta atacarían a Fei Hou juntos.

Todo el pequeño patio se llenó de flashes de espadas y garras de mono.

Las garras del mono violeta son extremadamente afiladas, comparables a un arma de grado sagrado. Fei Hou se enfrentó a extrema presión contra dos oponentes, especialmente con su cultivo reprimido en el pico de la etapa tardía del Quinto Orden, y en un momento de descuido, fue arañado por las garras del mono; Sólo podía sonreír a pesar del dolor.

Con la presencia de Fei Hou y el pequeño mono violeta, los días de entrenamiento de Huang Xiaolong no fueron sosos y aburridos.

Muy pronto pasaron veinte días.

Ahora era el final del año.

Al igual que el año pasado, el interior de la Mansión del Clan Huang fue decorado con baratijas festivas y linternas de colores. En todas partes, los guardias, criadas y sirvientes estaban ocupados, llenos de alegría festiva.

“¡Mañana es la asamblea anual del Clan!” Huang Xiaolong se paró en medio del pequeño patio mirando la nieve blanca y pura flotando. Su mano se estiró para coger un copo de nieve, sintiendo el frío cuando un copo de nieve aterrizó en su palma; Huang Xiaolong recordó que habían pasado tres años desde la última vez que nevó por última vez. Le encantaba el sol, y también le encantaba cuando nevaba y la nieve cubría el mundo de blanco como si cubriera la fealdad del mundo.

Fei Hou estaba a dos metros de Huang Xiaolong, guardando silencio.

“¿Qué es lo que está haciendo Li Lu?”, Pensó Huang Xiaolong dentro de su corazón.

Desde el momento en que regresaron de la Residencia Li, Huang Xiaolong y Huang Peng visitaron la Residencia Li dos veces. Desde ese incidente del banquete, Li Lu se volvió taciturna y se sumergió en la práctica al igual que Huang Xiaolong.

La nieve continuaba cayendo, y momentos más tarde, Huang Xiaolong estaba completamente cubierto de nieve.

Con una pequeña sacudida, la nieve acumulada cayó al suelo y se volvió y abandonó el pequeño patio, dirigiéndose hacia el Patio Este junto con Fei Hou.

Cuando entró en el Patio Este, oyó a su madre, Su Yan, sollozando. Caminó más rápido y entró en el salón. Vio a Su Yan abrazando a su hermana, Huang Min, y a su hermano, Huang Xiaohai, con sus ojos rojos de llorar. Y su padre se sentó a un lado, su rostro estaba lleno de ira.

En el rostro de su hermana, había dos marcas claras y ardientes de color rojos de palmas y la esquina de los labios de su hermano pequeño estaba dividida, con la sangre goteando y sus dos ojos hinchados y negros. Evidentemente, fue golpeado.

“¿Quién golpeó a los dos?” La ira de Huang Xiaolong se elevó mientras miraba hacia su hermana pequeña y su hermano.

“¿Quién más que Huang Wei?” Gritó Su Yan.

“¡Huang Wei!” Un helado escalofrío cruzó los ojos de Huang Xiaolong. Efectivamente, aparte de Huang Wei, dentro de la Mansión del Clan Huang Clan, ¿quién más se atrevería a vencer a los hijos del Segundo Señor de la Mansión?

“Hoy, Xiaohai y yo fuimos a jugar en el Patio Oeste. En el camino de regreso, nos topamos con el grupo de Huang Wei y Zhou Xuedong; ¡Dijeron que bloqueamos su camino y nos golpearon!” Gritó Huang Min.

Su Yan continuó. “¡Después de golpear a Huang Min y Xiaohai, incluso le quitó la ropa!”

“¿Qué?” Huang Xiaolong alzó la voz mientras intención asesina brotaba en su corazón.

¡En un clima tan frío con la nieve cayendo, ya que ambos no poseían qi de batalla, si tanto su hermana y su hermano se despojaban de su ropa, podrían haber muerto congelados!

“Hermano mayor, Huang Wei quería que yo te diera un mensaje: dijo que mañana en la Asamblea del Clan, él te dejará ‘bien’” Huang Min transmitió el mensaje a Huang Xiaolong.

“¿Qué me va a dejar ‘quedar bien’?” Huang Xiaolong suprimió la intención asesina en su corazón. Como mañana sería la asamblea, dejaría que Huang Wei disfrutara un día más.

(Nt. Que lo dejará quedar bien, es una forma sarcástica de hablar. Una forma de avergonzar o humillar a la otra persona)

Pasó una noche.

La nieve había dejado de caer.

El cielo se iluminaba sin luz solar. Huang Xiaolong detuvo su entrenamiento y abandonó el pequeño patio con Fei Hou, dirigiéndose hacia el Patio Este.

Cuando llegaron al vestíbulo principal, ya habían llegado la mayoría de los ancianos, los funcionarios y los discípulos. Los ojos de Huang Xiaolong escudriñaron el Salón Principal y vieron que ya estaban presentes el padre y el hijo, Huang Ming y Huang Wei.

One thought on “Invincible – Capítulo 25 – ¡La Asamblea Anual Del Clan Está Otra Vez Aquí!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s