Invincible – Capítulo 8 – Aventura Fortuita en el Fondo del Lago

Huang Xiaolong miró las varias Frutas Yang, sus ojos ardían en deseo, su garganta tragó nerviosamente, luego se volvió hacia el Mono Violeta Devorador de Espíritu cuando finalmente entendió por qué este pequeño mono violeta lo trajo.

Las varias Frutas Yang estaban entre unos veinte a treinta metros de altura en el acantilado, este pequeño mono sólo podía mirarlas, pero era incapaz de comerla, ¿así que lo trajo para que lo ayudara?

“Chico pequeño, ¿me trajiste aquí para que te ayude a recoger esta Fruta Yang?”, Preguntó Huang Xiaolong.

“¡Zhi Zhi Zhi!” Deleite se mostró en los ojos del pequeño mono violeta mientras asentía con entusiasmo.

Huang Xiaolong sonrió, este pequeño era realmente muy lindo, se giró hacia la Fruta Yang que estaba a más de veinte metros en el acantilado, y luego examinó el entorno.

La pared del acantilado era lisa hasta el pico, casi sin ningún punto de agarre, recoger las frutas a más de veinte metros de altura no sería una tarea fácil, especialmente para el actual Huang Xiaolong.

Momentos más tarde, Huang Xiaolong saltó hasta alcanzar unos cuatro a cinco metros de altura, sus dedos se clavaron en la pared del acantilado, sin embargo, el muro del acantilado era tan sólido que sus dedos sólo lograron insertarse unos pocos milímetros, pero fue suficiente para apoyar su pequeño cuerpo, colgando en el aire.

Posteriormente, la mano izquierda de Huang Xiaolong tomó la forma de una garra y la insertó en la pared del acantilado, estabilizando su cuerpo, sólo un paso a la vez, Huang Xiaolong lentamente subió hacia la Fruta Yang.

Cada paso del camino, Huang Xiaolong necesitaba ejercer su fuerza interna para sostener su cuerpo haciéndolo extremadamente extenuante, cuando pasó la marca de diez metros, ya estaba jadeando pesadamente y su velocidad disminuyendo.

En el suelo, el alegre y pequeño mono violeta se calma, el par de ojos azules claros miraba preocupado a la silueta de Huang Xiaolong, como si pudiera caer en cualquier momento.

Bajo los ojos vigilantes del Mono Violeta Devorador de Espíritu, el pequeño y delgado cuerpo de Huang Xiaolong finalmente alcanzó la Fruta Yang después de trepar más de veinte metros de altura. Mirando los cinco trozos de Fruta Yang frente a él, sus ojos resplandecieron cuando sacó un pequeño paño que había preparado antes, recolectando suavemente la Fruta Yang una por una, colocándolas en el pequeño trozo de tela y envolviéndolas cuidadosamente antes de saltar hacia abajo.

En el aire en el camino hacia abajo, Huang Xiaolong golpeó su pie unas cuantas veces contra la pared del acantilado para suavizar su aterrizaje en el suelo.

El pequeño mono violeta viendo como Huang Xiaolong recogió con éxito las Frutas Yang comenzó a chillar alegre, haciendo gestos con sus pequeñas patas extremadamente feliz. Después de demostrar su deleite, el pequeño mono violeta se calmó y comenzó a mirar fijamente el paquete de tela que contenía las Frutas Yang en la mano de Huang Xiaolong lamentablemente.

“¡Pequeño, cógelas!” Huang Xiaolong no pudo evitar reírse de las payasadas del pequeño mono violeta, sacando dos trozos de Fruta Yang del paquete de tela y tirándoselas. El pequeño mono violeta saltó y cogió ambos frutos, uno en cada mano. Dándole a Huang Xiaolong un grito feliz, fue a una esquina, tragó ambos frutos y se sentó para absorber la energía espiritual de la Fruta Yang.

Viendo al pequeño mono violeta absorbiendo la energía de la fruta, Huang Xiaolong no se sentía extraño, la mayoría de las bestias espirituales podían cultivar, por no mencionar el Mono Violeta Devorador de Espíritu, que era una rara bestia espiritual superior.

Sin perturbar al pequeño mono violeta, Huang Xiaolong examinó el valle circundante, después de determinar que era seguro, se sentó a un lado y sacó un trozo de Fruta Yang y se la tragó, ejecutando la técnica de cultivación Xuan Qin para absorber la energía de las frutas.

Cuando la energía de la Fruta Yang se dispersó dentro del cuerpo de Huang Xiaolong, casi instantáneamente alrededor del cuerpo de Huang Xiaolong emergieron múltiples hebras de Nueve Yangqi. Nueve Yangqi es el qi espiritual de atributo fuego de grado superior más puro en el mundo.

Sumergido dentro de los Nueve Yangqi, Huang Xiaolong tenía una sensación de confort y calidez extrema, como si estuviera remojándose en aguas termales y el qi de batalla dentro de sus meridianos fluyera rápidamente.

………..

Pasaron unas horas.

¡Huang Xiaolong abrió los ojos, después de unas horas finalmente había absorbido toda la energía dentro de esa Fruta Yang, el qi de batalla dentro de su cuerpo se había vuelto más denso por más del doble, avanzando a la etapa tardía de un Guerrero de Segundo Orden!

Originalmente, de acuerdo con su estimación, para llegar a la etapa tardía del Segundo Orden necesitaría al menos otro mes y medio, pero ahora ya lo había logrado.

Huang Xiaolong estaba feliz con este asunto. En este momento, un olor horrible asaltó su nariz, mirando hacia abajo encontró todo su cuerpo cubierto con una capa de barro negro pegajoso. En su vida anterior, Huang Xiaolong había tomado elixires similares a la Fruta Yang, así que él sabía que este pegajoso barro negro eran las impurezas dentro de su cuerpo.

Huang Xiaolong saltó sintiéndose refrescantemente maravilloso y ligero, estirando sus extremidades un poco. Huang Xiaolong vio que el pequeño mono violeta seguía absorbiendo la energía de la Fruta Yang, él no se molestó y se dirigió hacia el lago en medio del valle.

Frente al lago, Huang Xiaolong se desnudó completamente, con cuidado dejó a un lado las dos Frutas Yang restantes y con un chapuzón saltó en el lago limpiándose el pegajoso barro negro en su cuerpo.

Muy rápidamente Huang Xiaolong se limpió y estaba a punto de salir del lago cuando repentinamente detectó rastros de un aura helada que venía desde el fondo del lago, era difícil de notar cuando uno no estaba prestando atención, entonces el interés de Huang Xiaolong se agitó y se sumergió en el lago.

Buceó hacía abajo una corta distancia, cuando Huang Xiaolong vio la entrada a una cueva muy adelante, de donde venía el aura fría.

Momentos después, Huang Xiaolong se acercó a la entrada de la cueva y saltó sin vacilar.

Saltando a través de la entrada de la cueva, Huang Xiaolong notó que las paredes estaban secas y no resbaladizas como se imaginaba, en un lado de la pared de la cueva estaban incrustadas unas Perlas Dispersoras de Agua del tamaño de un huevo de ganso.

Si sacará estas perlas para una subasta, ellas valdrían más de cien mil monedas de oro.

Huang Xiaolong no podía dejar de ser curioso acerca de esta cueva, caminando por el túnel a unos diez metros, llegó a una sala vacía de unos cien metros cuadrados de ancho, no había nada dentro de la sala y era obvio con una sola mirada. Habían tres habitaciones aparte de la sala vacía. Huang Xiaolong caminó hacia la primera habitación.

En la primera sala, Huang Xiaolong no encontró nada. Estaba vacía, al igual que el salón exterior.

Huang Xiaolong se trasladó a la segunda habitación, y también estaba vacía.

“Mi*rda, ¡no me digas que la tercera habitación está vacía también!” Huang Xiaolong no pudo evitar exclamar.

De pie frente a la tercera sala, Huang Xiaolong lentamente echó un vistazo dentro, dentro de la tercera habitación hay una cama de jade, en la parte superior de la cama de jade había un libro hecho de materiales desconocidos, también colgando en las paredes había un conjunto de sables negros de medio metro de largo.

Haciendo una pausa por un momento, los ojos de Huang Xiaolong cayeron sobre el libro que estaba en la parte superior de la cama de jade, luego se acercó y lo recogió, el libro aparentemente delgado una vez en las manos de Huang Xiaolong era tan pesado que sus brazos descendieron, sorprendiéndole. ¿De qué material está hecho para que un libro tan delgado pese cerca de treinta libras?

Mirando la portada del libro, tres palabras estaban escritas en inscripciones antiguas ‘Tácticas de Asura’.

En ese preciso momento, una aterradora aura de matanza se extendió en la mente de Huang Xiaolong como si hubiera una explosión, sus ojos parpadearon y él apareció alrededor de infinitas montañas de huesos, rodeado por un mar ilimitado de sangre.

De pie sobre una montaña de huesos, era como si él fuera la encarnación de Asura del infierno.

Por encima de las interminables montañas de huesos, espantosas apariciones de espíritus resentidos trataron de ‘invadir’ a Huang Xiaolong. Sintiendo el horripilante deseo de los espíritus resentidos de engullirlo, las luces parpadearon de nuevo en los ojos de Huang Xiaolong y regresó a la tercera habitación de la cueva.

Aunque sólo fue un breve momento, el sudor frío había empapado todo su cuerpo, mirando con temor al libro en su mano, Tácticas de Asura, en esta segunda mirada, la escena con las montañas de huesos y el mar ilimitado de sangre no volvió a aparecer, permitiendo que Huang Xiaolong respirara un suspiro de alivio.

Un rato más tarde, reprimiendo el shock en su corazón y con las manos un poco temblorosas, abrió la primera página de ‘Tácticas de Asura’.

2 thoughts on “Invincible – Capítulo 8 – Aventura Fortuita en el Fondo del Lago

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s