Invincible – Capítulo 6 – ¡Es Inútil Rogarme!

Sentado en el vestíbulo, aunque Huang Ming encontraba que la visita de Huang Peng y Huang Xiaolong era un poco repentina, se quedó sentado y no se levantó cuando Huang Peng entró en el salón.

“Segundo Señor de la Mansión”. Zhou Guang y su hijo, Zhou Xuedong, viendo que era Huang Peng, inmediatamente se levantaron y saludaron a Huang Peng, no se atrevieron a permanecer sentados como Huang Ming.

Huang Peng primero asintió con la cabeza al par de padre e hijo Zhou y luego se volvió a Huang Ming: “Hermano Mayor”.

Huang Xiaolong siguió con una voz algo reacia: “Tío Mayor”.

El rostro de Huang Ming estaba inexpresivo como de costumbre y dijo: “Segundo Hermano, estás aquí.”

Huang Peng y Huang Xiaolong se sentaron en las sillas a un lado. Mientras Huang Peng estaba sentado, pensaba en cómo debía dirigir su petición a Huang Ming.

“Segundo Hermano, ¿qué te trae por aquí?” En este momento, Huang Ming preguntó.

Huang Peng vaciló un momento antes de decir honestamente: “Hermano mayor, he oído que Huang Wei dijo que, en la Asamblea Anual del Clan, lisiaría ambos brazos de Xiaolong, por lo que …” Las palabras de Huang Peng se terminaron aquí.

“Oh, ¿hay tal asunto?” Huang Ming parecía asombrado.

Huang Xiaolong mirando la expresión inexpresiva de su tío Huang Ming y riéndose interiormente; Incluso su padre, Huang Peng, había oído hablar del asunto, lo que significaba que la noticia ya se había extendido a toda la Mansión del Clan Huang. No había manera de que Huang Ming no lo supiera.

“Huang Wei, ¿hay tal asunto?” Huang Ming se volvió y le preguntó a su hijo, Huang Wei.

Huang Wei respondió sin pestañear y con la expresión de su cara inmutable: “No hay tal cosa.” Echando un vistazo a Huang Peng y Huang Xiaolong, Huang Wei continuó: “En mi opinión, hay personas que están deliberadamente utilizándome como excusa para causar problemas a nuestro Patio Norte.”

El rostro de Huang Peng estaba enrojecido cuando oyó esto. ¿Significa esto que él y su hijo son gente ociosa sin nada mejor que hacer que correr por aquí para causarles problemas a Huang Ming y a su hijo?

Huang Xiaolong estaba mirando a Huang Ming y Huang Wei, este par de padre e hijo ‘actores’, donde una persona pregunta y la otra contesta, y él se burló en su corazón.

“Hermano mayor, ¿qué dices sobre el asunto?” Reprimiendo su ira, Huang Peng se volvió hacia Huang Ming.

Huang Ming agitó la mano, todavía manteniendo su expresión inexpresiva: “Bueno, Segundo Hermano, ya que no hay tal cosa, puedes retirarte ahora”.

¡No hay tal cosa! El significado detrás de las palabras de Huang Ming era muy claro – que Huang Peng vino a buscar problemas.

Reprimiendo su creciente ira, Huang Peng dijo: “Hermano mayor, ¿quieres decir que nosotros, padre e hijo, no tenemos nada mejor que hacer que venir aquí a causarles problemas?”

Huang Ming frunció el ceño mientras su rostro se volvía frío: “Incluso si el asunto es cierto, ¿qué pasa? La contienda libre entre compañeros de edad similar durante la Asamblea del Clan es un acontecimiento común”.

Huang Ming dijo esto fríamente, pero no mencionó nada sobre Huang Wei queriendo lisiar los brazos de Huang Xiaolong.

Huang Peng se levantó con furia, mirando a su hermano mayor Huang Ming: “¿Estás diciendo que, aunque Huang Wei paralice ambos brazos de Xiaolong, esto es normal?”

Con indiferencia en su rostro, Huang Ming dijo: “Entonces, ¿estás insinuando que debería prohibir el evento de combate durante la asamblea anual del clan? El evento de combate es una regla establecida por Padre. ¿Quiere decir que las reglas establecidas por padre están equivocadas?”

Una luz áspera brilló en los ojos de Huang Xiaolong. La intención de su padre era sólo que Huang Ming asesorara a su hijo, Huang Wei, para que lo dejara. Todos en el pasillo sabían cuál era la intención de su padre, pero Huang Ming retorció los hechos, alegando que Huang Peng le estaba pidiendo a Huang Ming, que prohibiera un acontecimiento fijado por su padre para hacer las cosas difíciles para él.

Zhou Guang y Zhou Xuedong, ambos padre e hijo, se sentaron allí sin hablar, pero en sus ojos, su placer regocijante era obvio.

Huang Peng con la cara roja de ira, apretando sus dos puños y respirando hondo, le dijo a Huang Ming, “¡Xiaolong es su sobrino!”

Huang Ming alzó la ceja, miró a Huang Xiaolong y le dijo a Huang Peng: “¿Necesito que me recuerdes esto? ¿No sé qué es mi sobrino? ¡Incluso si es mi sobrino, es inútil que me ruegues!”

Huang Peng se rió a pesar de su ira. “Bien, bien.” ¡Ahora, finalmente vio el verdadero rostro de su hermano mayor y un sentimiento escalofriante llenó su corazón, décadas de hermandad, pero no eran mejores que los extraños!

Huang Xiaolong no pudo resistirse a decir con voz fría: “Huang Ming, ¿de verdad crees que tu hijo es capaz de lisiarme durante la Asamblea del Clan?”

“¡Insolente!” Viendo a un pequeño mocoso como Huang Xiaolong atreviéndose a referirse a él por su nombre delante de Zhou Guang, se levantó furioso y levantó la palma para golpear a Huang Xiaolong. Un imperioso qi de batalla estaba dirigido hacia el pecho de Huang Xiaolong, pero repentinamente una silueta destelló, bloqueándola por Huang Xiaolong.

“¡Hong!” Una explosión resonó y la silueta que bloqueaba delante de Huang Xiaolong se tambaleó de nuevo con un sonido ‘deng deng’.

“Papá, ¿estás bien?” Huang Xiaolong estaba ansioso y se acercó a su padre.

Huang Peng agitó su mano, sacudiendo la cabeza: “Estoy bien”.

Al final, Huang Xiaolong seguía siendo el sobrino de Huang Ming; Aunque estaba enojado, Huang Ming golpeó con control; De lo contrario, con la fuerza de Huang Peng en la etapa tardía del Sexto Orden, sería insuficiente bloquear una palma de Huang Ming, un Guerrero de Séptima Orden en la etapa tardía.

Huang Xiaolong viendo que su padre no estaba herido, respiró un suspiro de alivio.

En este momento Huang Wei, que estaba a un lado se acercó y dijo: “¡Segundo tío, si quieres que deje a Huang Xiaolong fuera, no es imposible, siempre y cuando Huang Xiaolong se arrodille y me reverencie tres veces en voz alta, y me deje abofetearlo veinte veces al final de la Asamblea Anual del Clan, entonces lo dejaré en paz! ”

¿Reverenciarlo tres veces y veinte bofetadas? Huang Peng frunció las cejas y miró a su hijo.

Huang Xiaolong miró a Huang Wei y dijo con una voz fría: “¡En el pasado o ahora, yo, Huang Xiaolong, me arrodille ante el Cielo y la Tierra, pero nunca ante una persona!” Entonces, volviéndose hacia Huang Peng, dijo: “¡Padre, vamos!”

¡Arrodillándose ante el Cielo y la Tierra, pero nunca ante una persona! Huang Peng se sobresaltó, pero sonrió con aprecio: “¡Bien, hijo, vamos!” Diciendo esto, Huang Peng y Huang Xiaolong se giraron para marcharse.

Huang Wei miró las siluetas de Huang Xiaolong y Huang Peng con furia en su corazón, entonces comenzó a gritarle a la espalda de Huang Xiaolong: “Huang Xiaolong, ¿crees que no me atrevería a lisiar tus brazos durante la Asamblea del Clan?”

Huang Xiaolong ni siquiera se volvió cuando salió de la entrada del Patio Norte con su padre.

Huang Ming miró a las dos figuras desapareciendo, su cara era complicada.

“Mayor Señor de la Mansión, este Huang Xiaolong sólo por su identidad, fue una falta de respeto a los ancianos de la familia, incluso atreviéndose a referirse al Mayor Señor de la Mansión por su nombre, esto es demasiado” En este momento, Zhou Guang se acercó a él y dijo.

Sin embargo, las palabras aún no habían terminado antes de que la palma de Huang Ming pasara por delante del rostro de Zhou Guang, dejando tras de sí una marca roja de cinco dedos en su rostro.

Huang Ming miró a Zhou Guang, su rostro era inexpresivo, pero sus ojos eran como cuchillos: “¡Esto es algo entre nosotros, nuestros hermanos, no estás calificado para entrometerte!”

“¡Sí, sí, Mayor Señor de la Mansión, fue un error de este subordinado, un error de este subordinado!” Zhou Guang entró en pánico y se disculpó una y otra vez.

Después de un tiempo, Huang Xiaolong y su padre, Huang Peng, regresaron al Patio Este. Su Yan sabiendo que Huang Xiaolong y Huang Peng habían regresado, rápidamente se acercó y les preguntó con una voz preocupada: “¿Cómo fue?”

Huang Peng no sabía cómo explicarlo; En cambio, fue Huang Xiaolong quien dijo: “Mamá, no tienes que preocuparte por la Asamblea del Clan, estaré bien, nada me pasará”.

Después de escuchar esto, Su Yan pensó que Huang Wei había prometido dejar a Huang Xiaolong fuera durante el evento de combate de la Asamblea del Clan y su corazón preocupado finalmente fue apaciguado. Sonriendo, ella dijo: “¡Eso es bueno, entonces todo está bien!”

Huang Peng abrió la boca deseando decir algo, pero al mirar la feliz sonrisa de su esposa, al final, no dijo nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s