Invincible – Capítulo 5 – ¿Quieres Lisiar Ambos de mis Brazos?

¡Guerrero de Segundo Orden!

¡Desde el primer día de cultivo hasta convertirse en un Guerrero de Segundo Orden, no habían pasado más de tres días! Este era un evento sin precedentes.

En general, los espíritus marciales de grado diez requerían por lo menos un año para avanzar al Segundo Orden; Incluso si uno posee un espíritu marcial de talento excelente, se necesita por lo menos seis meses para lograr este resultado.

¡Sin embargo, Huang Xiaolong sólo lo hizo en tres días!

Suprimiendo la emoción en su corazón, Huang Xiaolong continuó con la técnica de cultivación Xuan Qin para que los meridianos de la segunda capa fluyeran con el qi de batalla, volviéndose más suave y más tranquilo.

Si la primera capa del qi de batalla en sus meridianos era similar a un pequeño arroyo, entonces la segunda capa de qi de batalla en sus meridianos eran comparables a un pequeño río, más ancho y más grande, con mayor capacidad de qi de combate.

Pasó la noche.

Cuando la cálida luz de la mañana fluyó por la ventana hacia el cuerpo de Huang Xiaolong, Huang Xiaolong terminó su práctica por la noche y abrió los ojos; Después de una noche de práctica, había estabilizado su cultivo de Guerreo de Segundo Orden.

¿Me pregunto cómo va el progreso de nuestro pequeño mocoso Huang Wei? Pensó Huang Xiaolong, antes de saltar de su cama y salir de su habitación. Huang Xiaolong estiró sus piernas perezosamente frente al sol.

En el pequeño patio, Huang Xiaolong divisó la misma gran roca de medio metro en la esquina, que había golpeado varios días antes. No pudo resistirse a sí mismo, así que se acercó a la gran roca mientras levantaba su mano derecha: el qi de batalla envolvió su palma mientras aterrizaba un golpe en la roca. La gran roca se sacudió violentamente y pequeños pedazos de piedras se derrumbaron, esparciéndose por todo el lugar.

En la superficie de la roca grande, se podían ver minúsculas grietas; Recuperando su mano derecha, Huang Xiaolong escrutó el poder de su palma, y ​​asintió con satisfacción. Según su expectativa, después de avanzar al Segundo Orden, su fuerza era comparable a un Guerrero de Segundo Orden que equivalía al poder de dos rocas.

En la tierra, si un niño de siete años tenía la fuerza de doscientas libras, sería una maravilla increíble, pero aquí en el Mundo de los Espíritus Marciales, no era nada para ser alabado.

Dejando su patio, Huang Xiaolong se dirigió hacia el Patio Este.

Pero no muy lejos de su pequeño patio, oyó varios cotilleos de señores.

“¡Gee, escuché que el Joven Señor Huang Wei condensar exitosamente su qi de batalla en sólo tres días! Durante nuestros tiempos, nos tomó dos meses convertir nuestro qi de batalla; ¡A este ritmo, en menos de cuatro meses, el Joven Señor Huang Wei será capaz de avanzar al Primer Orden!”

“Me pregunto cómo irá la práctica del Joven Señor Xiaolong.”

“¿El Joven Señor Xiaolong? Aunque el talento del Joven Señor Xiaolong no es malo, para que condensé con éxito su qi de batalla, requerirá al menos un mes de tiempo, lo cual es simplemente incomparable a la velocidad del Joven Señor Huang Wei. ¡Para que avance al Primer Orden le tomará como mínimo un año!”

¿Entonces, ese pequeño mocoso Huang Wei ya tuvo éxito en la conversión de su qi de batalla? Huang Xiaolong estaba de pie en el pasillo con la mano detrás de su espalda, parecía un pequeño adulto mientras observaba a los varios señores que se alejaban.

Ya no se molestó con los guardias, Huang Xiaolong continuó adelante por pasillo que llevaba al Patio Este. Un poco más tarde, después de entrar en el salón principal, Huang Xiaolong observó, además de su padre y su madre, también estaba su hermana pequeña, Huang Min, y su hermano pequeño de cuatro años, Huang Xiaohai, en el salón principal.

“Papá, mamá.” Dijo Huang Xiaolong al entrar.

“Siéntate.” Huang Peng levantó la cabeza indicando una silla. Era evidente que había un rastro de preocupación en su rostro. Sentado, Huang Xiaolong encontró que la expresión de Su Yan llevaba la misma preocupación que la de su padre, así que abrió la boca y preguntó: “Papá, mamá, ¿sucedió algo?”

“Hace unos días, ¿le pegaste al hijo de Zhou Guang?” Huang Peng miró fijamente a su hijo y le preguntó.

Huang Xiaolong dirigió su mirada hacia su hermana pequeña, Huang Min; Indudablemente, su hermana pequeña lo había delatado. Consciente de que Huang Xiaolong la estaba mirando, Huang Min sacó su pequeña lengua, temiendo mirar a Huang Xiaolong.

“Ese chico estaba buscando una paliza.” Huang Xiaolong respondió con calma.

Huang Peng y Su Yan se sorprendieron e intercambiaron una mirada entre sí.

“¿Cómo va tu práctica estos días?” Ignorando la respuesta de su hijo, Huang Peng cambió el tema, ya no cuestionando el asunto anterior. Estos últimos días, Huang Xiaolong había estado entrenando día y noche, independientemente del tiempo. Huang Peng y Su Yan por supuesto se dieron cuenta de esto, ambos se sintieron consolados de que Huang Xiaolong estaba poniendo esfuerzo en su cultivo.

Al oír la pregunta de su padre sobre su práctica, Huang Xiaolong vaciló un momento; ¿Debería decir la verdad? ¿Debería ocultar parte de su fuerza o revelar que él ya canaliza el qi de batalla?

Al ver la mirada de vacilación de su hijo, Huang Peng lo consoló: “Sólo han pasado unos días, no importa si no has condensado exitosamente el qi de batalla … Pasé un mes entero antes de que pudiera hacerlo”.

“Eso es correcto, Xiaolong, tu talento es más alto que el de tu papá. Definitivamente serás capaz de condensar tu qi de batalla después de un mes. “Su Yan dijo.

La verdad es que Huang Peng y Su Yan vieron la vacilación en la cara de Huang Xiaolong y eso les hizo pensar que Huang Xiaolong estaba avergonzado de responder que todavía tenía que condensar su qi de batalla.

Huang Xiaolong se quedó en blanco por un momento escuchando las palabras de ‘comodidad’ de sus padres; Sin embargo, después de un poco de reflexión, siguió la línea de pensamiento de sus padres, diciendo: “Papá, mamá, tengan la seguridad de que en un mes más voy a ser capaz de condensar el qi de batalla”.

Escuchando el “juramento” de su hijo, Huang Peng y Su Yan estaban muy contentos.

Sin embargo, la preocupación se profundizo en sus caras sobre la duda del juramento de Huang Xialong y Huang Peng dijo: “¡Xiaolong, antes de ayer, Huang Wei anunció que te iba a lisiar los dos brazos durante la Asamblea Anual del Clan!”

Huang Xiaolong finalmente entendió la causa de la preocupación en la cara de sus padres.

Otros no se atrevían a hacerlo, pero como Huang Wei se atrevió a decir lo mismo, entonces durante la asamblea del clan, Huang Wei probablemente lisiaría sus brazos y afirmaría que fue accidental. En ese momento, incluso el abuelo Huang Qide no le penalizará, sino que sólo le dirá unas pocas palabras severas.

“¿Lisiar mis dos brazos?” Sonrió Huang Xiaolong mientras que bajo la superficie se elevaba un rastro de hostilidad.

Viendo la mirada de despreocupación de Huang Xiaolong, Su Yan temía que Huang Xiaolong no supiera la gravedad de la cuestión: “Xiaolong, Huang Wei ha condensado con éxito el qi de batalla y para el final del año, será capaz de entrar en la etapa tardía de un Guerrero de Primer Orden. Él hará lo que dijo … en ese momento, él definitivamente paralizará tus dos brazos.” Cuando Su Yan dijo esto, una imagen de las manos de Xiaolong que estaban paralizadas atravesó su mente y eso hizo que sus ojos se pusieran rojos.

“¿Qué debemos hacer? ¿Qué podemos hacer? “Su Yan se derrumbó en lágrimas.

Huang Peng miró a su esposa que se estaba ahogando en lágrimas y estaba muy enojado: “Mujer, ¿por qué estás llorando? ¿Puede el llorar ser de alguna ayuda?”

Su Yan se volvió con una cara llena de lágrimas, “Si Xiaolong está discapacitado, ¿qué harás entonces? Si ambas manos de Xiaolong se pierden, ¿cómo seguirá viviendo? Huang Peng, ¿por qué no buscas al hermano mayor y le pides que Huang Wei dejé a nuestro Xiaolong?”

“¿Implorarle al hermano mayor?” Huang Peng frunció el ceño.

“Sé que esto te hará perder la cara, pero ¿prefieres ver las manos de Xiaolong lisiadas?” Su Yan dijo, llorando aún más fuerte.

Los dos pequeños, Huang Min y Huang Xiaohai vieron a Su Yan llorar tan miserablemente, ambos caminaron hacia su lado y empezaron a llorar juntos, los tres.

Justo cuando Huang Xiaolong quería decir algo, de repente Huang Peng se puso de pie, apretando los dientes: “¡Vale, iré!” Después de decir eso, sosteniendo la pequeña mano de Huang Xiaolong, lo condujo hacia la dirección del Patio Norte.

“Padre, yo —“ Huang Xiaolong abrió la boca deseando decir que no era necesario buscar a Huang Ming, pero fue interrumpido por Huang Peng: “Xiaolong, delante de tu tío , debes comportarte, ¿entiendes? “Después de decir eso, sin esperar la respuesta de Huang Xiaolong, él y Huang Xiaolong se apresuraron al Patio Norte.

Cuando llegan al Patio Norte, Huang Ming y Huang Wei, el padre y el hijo estaban en el vestíbulo principal; Coincidentemente, Zhou Guang y Zhou Xuedong también estaban allí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s