ATG – Capítulo 806 – Jazmín Ensangrentada (2)

(5/7)

“Tú…”

Si se tratara de Feng Zukui quien estaba de pie delante de Yun Che, Xuanyuan Guyun habría estado hirviendo de rabia y escupiendo maldiciones por ahora. Pero la persona que estaba frente a él era simplemente una niña y en su conmoción, se encontró que era incapaz de decir nada por el momento.

¡Sólo de esas llamas por sí solas, podría asegurarse de que la otra parte definitivamente tenía la fuerza para enfrentarse cara a cara con él! ¡Además, era alguien que ocupaba el asiento del Segundo Anciano de la Poderosa Región de Espada Celestial, una posición extremadamente exaltada mientras que la persona que se enfrentaba a él era una niña!

La joven vestida de blanco era naturalmente Feng Xue’er. Teniendo en cuenta la fuerza y ​​la apariencia sorprendente e incomparable de Feng Xue’er, Xuanyuan Guyun hace tiempo que se había fijado en ella. Pero nunca se habría imaginado que su verdadera fuerza no sólo no era proporcional al nivel de su fuerza profunda, sino que de hecho la superaba. A pesar de que su aura de fuerza profunda pertenecía a la de un monarca de nivel nueve, su fuerza era definitivamente comparable a la suya, un Monarca que había llegado a la mitad del noveno nivel del Reino Profundo Soberano.

Quizás Feng Xue’er era la única persona en el mundo que podía hacer que una persona como Xuanyuan Guyun estuviera completamente aturdida.

“Yo no esperaba menos de la persona que heredó el poder del Dios Fénix. Ella realmente no deja de asombrar y no me sorprendería si la gente la confundiera con un ser celestial.” Xuanyuan Wentian suspiró mientras le daba una débil sonrisa.

Fue en este momento cuando la Secta Divino Fénix parecía haber sido despertada de su sueño. Feng Hengkong gritó con una voz agitada. “Xue’er, ¿Qué estás haciendo?… ¡¡Date prisa y vuelve!!”

“¡Xue’er, deja de actuar deliberadamente!” El color de la cara de Feng Tianwei también había cambiado. La identidad expuesta de Yun Che era algo que era demasiado chocante y aterrador y ahora habían descubierto que incluso su ‘maestro’ que lo respaldaba era una mentira también. Antes de que todo esto sucediera, habían dejado de oponerse a la relación entre Yun Che y Feng Xue’er porque se enteraron del maestro indomable de Yun Che. De hecho, incluso tenían la intención de anunciarlo al público… Pero dada la situación actual, naturalmente tratarían de evitarlo y cualquier asociación con él como si fuera la plaga. Si alguien planteaba el rumor de que la Secta Divino Fénix iba a desposar a la Princesa Snow con Yun Che ahora mismo, negarían absoluta y categóricamente esas afirmaciones.

Pero fue justo cuando la Poderosa Región de la Espada Celestial estaba a punto de capturar a Yun Che, Feng Xue’er de repente tomó medidas para evitar esto. Esto hizo que todos los miembros de la Secta Divino Fénix fueran completamente afectados por el pánico.

Feng Xue’er se paró delante de Yun Che mientras hablaba con voz temblorosa: “Gran Hermano Yun… A pesar de que es alguien del Reino Demonio Ilusorio, realmente no es una mala persona. No pueden tratarlo así.”

“¿No es una mala persona?” Xuanyuan Wentian dijo con una fría sonrisa. “Hmph, Yun Che, quien realmente tiene el título del Emperador Demonio. Incluso pudiste enamorar a la famosa Princesa Snow hasta que su cabeza estuviera confusa. Secta Divino Fénix, yo había oído durante mucho tiempo que Yun Che había desarrollado vínculos muy estrechos con ustedes y que incluso estaban dispuestos a desposar a su más preciosa Princesa Snow con él. Sin embargo, eso es todo en el pasado. No sabían que Yun Che era un demonio, así que no podemos ignorar la complicidad. Sin embargo, ustedes todavía están dispuestos a protegerlo hasta este punto. ¿Podría ser que ustedes se hayan apuntado al lado de este demonio? ”

“¡No, no, no! ¡Definitivamente no tenemos tales intenciones!” Feng Hengkong gritó en una voz de pánico.” Xue’er creció a lado del Dios Fénix por lo que sigue siendo ignorante en los caminos del mundo y definitivamente no sería capaz de reconocer la maldad de los demonios. Además, Yun Che también le había salvado la vida hace tantos años, por lo que se apresuró a actuar. Definitivamente no tenemos ninguna intención de ser camaradas con demonios.”

“Maestra de la Espada Xuanyuan, mi hermana real es amable y compasiva, es sólo que ella ha sido profundamente embrujada por este demonio Yun Che durante los últimos años. ¡Es por eso… es por eso ella actuó de manera precipitada e impulsiva! Nadie de nuestra secta le ha dicho nada sobre el Reino Demonio Ilusorio, así que ahora mismo ella no sabe nada sobre el Reino Demonio Ilusorio. ¡Si no, no habría manera de que ella tratara de ayudar a este demonio reprensible y malicioso!”

Feng Ximing se enfrentó a Xuanyuan Wentian cuando dijo esto, su expresión aterrorizada y su voz suplicante: “Suplico que el Maestro de la Espada Xuanyuan apruebe un juicio justo.”

“¡Hermana real, date prisa y vuelve! ¡Yun Che es un demonio vil y monstruoso! ¡Has sido engañada por él todos estos años!”

Las cejas de Feng Zukui estaban hundidas y su comportamiento era sombrío. Él saltó al cielo y llegó al lado de Feng Xue’er, agarrando su brazo mientras hablaba. “Xue’er, le has pagado por salvarte la vida con tus acciones ahora mismo. De ahora en adelante, tendremos que cortar todos los lazos con él y no tener nada que ver con él a partir de ahora. ¡Vámonos!”

“¡No!” Feng Xue’er, que era normalmente dócil y gentil delante de sus mayores, tiró de la mano de Feng Zukui. “A pesar de que la línea de sangre del Gran Hermano Yun pertenece al Reino Demonio Ilusorio, ha vivido toda su vida en el Continente Profundo Cielo. Incluso cuando se enteró de que sus padres provenían del Reino Demonio Ilusorio, todavía se consideraba a sí mismo como un miembro del Continente Profundo Cielo. La razón por la que regresó aquí después de que había regresado al Reino Demonio Ilusorio es porque él sentía que este lugar era su hogar. Definitivamente no está planeando nada malicioso o malvado… Durante el tiempo que el Gran Hermano Yun ha estado de vuelta, he estado a su lado casi siempre. Lo vi esforzarse por proteger su tierra y a los ciudadanos de su tierra. ¡No ha hecho nada que dañe al Continente Profundo Cielo!”

Las palabras de Feng Xue’er contenían ira, desconcierto, miedo y cierta confusión, pero cada palabra era como un precioso jade que golpeaba el corazón. Yun Che caminó a su lado y le dio unas palmaditas en el hombro. “Xue’er, no tienes que seguir más. No soy una persona malvada. Si realmente volví al Continente Profundo Cielo para tramar contra ellos, ¿Crees que esto… es algo de lo que realmente no saben?”

La mirada de Yun Che atravesó a todos los miembros de los Cuatro Terrenos Sagrados, sus ojos llenos de burla y desprecio: “Los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados siempre se han jactado de ser los guardianes que vigilan las fronteras del Continente Profundo Cielo, que se resistirían a cualquier atentado de ser invadidos por una fuerza extranjera. ¡Les dijeron que esta fuerza extranjera era el Reino Demonio Ilusorio! Sin embargo, aparte de los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados, ¿alguien de ustedes ha presenciado el intento del Reino Demonio Ilusorio de invadir el Continente Profundo Cielo? ¿Alguien aquí ha entrado en contacto con alguien del Reino Demonio Ilusorio? ¡¿Alguien aquí sabe realmente si el Reino Demonio Ilusorio y su gente es verdaderamente malvada?!”

“¡No lo han hecho!” Yun Che dijo mientras movía la cabeza lentamente, una sonrisa fría se extendió por su cara. “¡Lo único que han escuchado es lo que los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados quisieron que escucharan! ¡No pueden distinguir quién es el verdadero villano entre el Reino Demonio Ilusorio y los Cuatro Terrenos Sagrados! ¡No pueden ver qué lado fue el que fue tomado por la codicia y manchado por el pecado! Pero he visto todas estas cosas claramente y los cielos y la tierra también han sido testigos de estas cosas también. ¡Así que vendrá un día en que habrá un ajuste de cuentas!”

Los ojos de Yun Che atravesaron a Qu Fengyi antes de posarse en el líder de los Cuatro Grandes Maestros Sagrados, Huangji Wuyu. “Soberano de los Mares del Palacio del Océano Supremo y Santo Emperador del Santuario del Monarca Absoluto, ¿creen que lo que he dicho está mal?”

Qu Fengyi y Huangji Wuyu fruncieron las cejas pero no pronunciaron ni una sola palabra… O tal vez sería mejor decir que se quedaron sin habla.

“A pesar de que tu muerte está cerca, todavía estás tratando de engañar a la gente con tus mentiras e incluso trataste de manchar el nombre de nuestros Cuatro Grandes Terrenos Sagrados.” Xuanyuan Wentian dijo con una risa extremadamente despectiva. “Yun Che, no puedes ser tan ingenuo como para creer que los practicantes profundos del Continente Profundo Cielo creerían las palabras del Emperador Demonio y en realidad llegarían a sospechar de los santos y sagrados terrenos que los han estado protegiendo durante un total de diez mil años, ¿cierto? ¡Es simplemente la broma más grande del mundo!”

“¡Sin Emoción!”

Después de que Xuanyuan Wentian emitiera ese bajo grito, una figura negra apareció como un fantasma a su lado mientras hablaba con voz baja y ronca. “Maestro de la Espada.”

Después de la aparición de este hombre vestido de negro, los miles de expertos que se reunieron en este lugar sentían un escalofrío recorriendo sus cuerpos. Especialmente aquellos expertos que sostenían espadas, sus espadas comenzaron a temblar por sí mismas y los sonidos de espadas que chirriaban en sus vainas resonaron por todas partes.

Incluso Feng Zukui, que estaba de pie allí y tratando de tirar de Feng Xue’er lejos palideció. Si uno era lo suficientemente rápido, incluso vería una mirada de shock y miedo a través de sus ojos.

Debido a que esta persona era uno de los Tres Asistentes de la Espada de la Poderosa Región de la Espada Celestial, Asistente de la Espada Sin Emoción! ¡Una persona que haría que otros se pusieran pálidos de miedo por la mera mención de su nombre!

¡Una existencia aterradora en los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados que sólo eran inferiores a los Maestros Sagrados!

“¡Sella la energía profunda de Yun Che y apodérate de él! Si alguien trata de detenerte… ¡Mátalos!” Dijo Xuanyuan Wentian mientras un resplandor frío brillaba en sus ojos. Xia Yuanba ya había sido sellado por el Santuario del Monarca Absoluto, así que su última orden estaba obviamente dirigido a la Secta Divino Fénix.

“¡Espera un minuto!” Yun Che, que apenas había pronunciado una sola palabra durante todo este espectáculo, habló de repente. Miró a Xuanyuan Wentian y una sonrisa significativa de repente apareció en su rostro: “Maestro de la Espada Xuanyuan, has expuesto mi identidad y muchos de mis secretos, pero parece que te has olvidado deliberadamente de lo más importante.”

“¿Oh? ¿Es eso correcto?” Dijo Xuanyuan Wentian con una risa despectiva. Incluso si Yun Che tenía diez mil trucos bajo la manga, podía olvidarse de escapar mientras estuviera aquí. “¿Por qué no me dices exactamente lo que no he mencionado?”

En el momento en que esas palabras salieron de su boca, Xuanyuan Wentian repentinamente recordó algo y su expresión cambió. Pero antes incluso de tener la oportunidad de tomar el control de las intenciones de Yun Che, esas tres palabras ya habían salido de su boca.

“Por supuesto, usted no mencionó el… ¡Espejo de Samsara!” Yun Che dijo con una sonrisa fría.

“…” El cuerpo de Xuanyuan Wentian tembló por un instante mientras la sonrisa en su rostro se había vuelto completamente rígida… Y por primera vez, uno podía ver una mirada extremadamente oscura y siniestra en su rostro. Detrás de él, la expresión de Xuanyuan Wendao también había cambiado y uno podía oír sus dientes rechinando.

Porque estas palabras que Yun Che acababa de pronunciar habían estropeado completamente el elaborado plan que Xuanyuan Wentian había preparado.

Xuanyuan Wentian se había enterado de la identidad de Yun Che de sus espías en el Reino Demonio Ilusorio, por lo que naturalmente sabía que el Espejo de Samsara estaba en su persona. La única explicación que Yun Che podía pensar para que Xuanyuan Wentian secuestrara a Xiao Yun y hubiera orquestado personalmente esta caza de brujas contra él… Era que quería obtener el Espejo de Samsara.

Pero también sospechaba por qué Xuanyuan Wentian no se limitó a tomar acciones encubiertas contra él mientras lo escondía de los otros tres Terrenos Sagrados cuando descubrió que el Espejo de Samsara estaba en su posesión. En lugar de eso, escogió oprimirlo en público… Fue porque en el momento en que saliera a la luz el asunto del Espejo de Samsara, los otros tres Terreno Sagrados no ahorrarían ningún gasto al intentar tomarlo por la fuerza. Incluso si Xuanyuan Wentian quería tenerlo, no sería tan fácil.

Pero hoy, Xuanyuan Wentian había expuesto su identidad y su estatus en el Reino Demonio Ilusorio delante de todos y había puesto una gran etiqueta en su espalda. Sin embargo, nunca mencionó nada sobre el ‘Espejo de Samsara’, e incluso había ocultado la parte sobre el ‘Arca Profunda Primordial’.

También fue cuando Xuanyuan Wentian ocultó deliberadamente el asunto del ‘Arca Profunda Primordial’ que Yun Che finalmente entendió cuál era su objetivo.

Dado el poder que la Poderosa Región de la Espada Celestial tenía en sus manos, definitivamente no sería un asunto difícil hacer un movimiento encubierto contra él. Pero Yun Che no era nadie en el Continente Profundo Cielo e incluso los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados habían comenzado a prestarle mucha atención. Por lo tanto, si la Poderosa Región de la Espada Celestial tratara de tomar medidas en su contra en secreto, era muy probable que los otros tres Terrenos Sagrados lo notaran. Después de eso, definitivamente lanzarían una investigación completa… Especialmente si llegara a Xia Yuanba y el resto del Santuario del Monarca Absoluto. Dado lo importante que era Yun Che para Xia Yuanba y lo importante que era Xia Yuanba para Huangji Wuyu, era muy probable que levantaran un gran alboroto y no escatimarían esfuerzo en descubrir la verdad. Una vez que descubrieran que la Poderosa Región de la Espada Celestial actuó porque Yun Che poseía el Espejo del Samsara, Xuanyuan Wentian podía olvidarse de ‘acapararlo para sí mismo’.

Pero si expusiera abiertamente la identidad de Yun Che frente a los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados y a los héroes del reino que estaban reunidos en esta Arena del Dios del Mar, entonces abierta y públicamente lo llevaría de regreso a la Poderosa Región de la Espada Celestial para su interrogatorio, los otros tres Maestros Sagrados no tendrían motivos para sospechar o dudar de él. A lo sumo prestarían atención a los resultados del interrogatorio. En ese momento, Xuanyuan Wentian tendría el Espejo de Samsara cayendo sobre su regazo.

¡No, aparte del Espejo del Samsara, él también había ocultado deliberadamente el asunto del Arca Profunda Primordial, así que estaba claro que él quería obtener el Arca Profunda Primordial también!

Xuanyuan Wentian era un hombre extremadamente cauteloso y astuto, con un corazón vicioso y una mente perversa. Podría decirse que su plan era casi perfecto… Porque normalmente hablando, Yun Che debería haberse alegrado en su corazón y respirar un suspiro de alivio cuando el ‘Espejo de Samsara’ o el ‘Arca Profunda Primordial’ no habían sido expuestos y nadie sería lo suficientemente estúpido como para mencionar estas cosas… Porque una vez que esta información saliera a la luz, provocaría la codicia rapaz de todos los Cuatro Terrenos Sagrados y verdaderamente lanzaría a Yun Che a una situación de la que no podría regresar.

Xuanyuan Wentian había pensado de esa manera.

Pero había subestimado gravemente la resolución y la determinación de Yun Che.

¡¡Incluso si provocaba la avaricia de los Cuatro Terrenos Sagrados y se convertía en una presa que debían obtener a toda costa, mientras se entregaba al abismo más profundo y oscuro del acto, todavía quería darle a Xuanyuan Wentian una bofetada feroz en la cara!!

Como era de esperar, una vez que las tres palabras ‘Espejo de Samsara’ salieron de los labios de Yun Che, los otros tres Terrenos Sagrados y los otros tres Maestros Sagrados reaccionaron inmediatamente como si hubieran sido golpeados por un rayo: “¿Qué dijiste? ¡¿El espejo de Samsara?!”

El ‘Espejo de Samsara’ era un nombre completamente desconocido para la gente de las Siete Naciones, pero si alguien de los Terrenos Sagrados lo escuchara, enviaría una sacudida de electricidad a través de sus venas.

La razón por la que habían pagado un precio tan enorme para invadir el Reino Demonio Ilusorio hace cien años fue para obtener el Espejo del Samsara que se decía que contenía los secretos del Profundo Divino.

“¿El Espejo del Samsara está en tu posesión?” Preguntó Meixie con voz severa, mientras empezaba inconscientemente a mover los pies un paso.

“Por supuesto que lo está. Si no, ¿por qué crees que la expresión del Maestro de la Espada Xuanyuan cambió repentinamente?” Yun Che dijo con una voz burlona.

En el momento en que escucharon el nombre de Espejo de Samsara, Huangji Wuyu, Qu Fengyi, Ye Meixie y todos los ancianos de los diversos Terrenos Sagrados quedaron absolutamente aturdidos. Pero después de eso, sus emociones comenzaron a calentarse y la atmósfera comenzó a volverse ruidosa una vez más. Sólo Xuanyuan Wentian se quedó allí en silencio, con el rostro oscuro y sombrío… Dada la estatura e inteligencia de los otros tres Maestros Sagrados, comprendieron al instante la razón por la que Xuanyuan Wentian había pasado por todas las dificultades para poner este espectáculo. ¡Era porque él ya sabía que Yun Che poseía el Espejo de Samsara, así que él hizo todas estas cosas para ocultarlo de ellos y para tomarlo para sí mismo!

¡Sus acciones también demostraron de manera concluyente que el Espejo de Samsara estaba realmente en posesión de Yun Che!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s