ATG – Capítulo 799 – Conferencia de la Espada del Diablo (3)

(1/3)

La Arena del Dios del Mar había caído completamente en silencio. Los Cuatro Maestros Sagrados estaban reunidos en un solo lugar. Su poder y prestigio eran suficientes para cubrir la tierra y el cielo, y eran suficiente para intimidar al continente entero.

El Soberano de los Mares Qu Fengyu alzó la cabeza hacia el cielo mientras contemplaba el sol, el cual estaba siendo marcado lentamente con una cicatriz negra, antes de hablar con voz solemne: “El Alineamiento de las Trece Estrellas está a punto de ocurrir. Todos nuestros preparativos de los últimos meses han sido sólo para este momento. Los héroes del reino también se han reunido en mi Palacio del Océano Supremo sólo para mirar esta espada del diablo y tratar de descubrir sus secretos juntos. Si el secreto de la espada del diablo puede verdaderamente ser descubierto según nuestros deseos y voluntad, entonces definitivamente será una gran ocasión para nuestro Continente Profundo Cielo.”

El Soberano de los Mares Qu Fengyi miró a Huangji Wuyu. “Aunque este evento está siendo sostenido por el Palacio del Océano Supremo, la Conferencia de la Espada del Diablo no es algo que nos pertenece solo a nosotros. Es un evento para todo el mundo profundo del Continente Profundo Cielo. Hermano Huangji, tienes la mayor antigüedad entre los cuatro, y tu voz también es la que más peso tiene. Por lo tanto, usted es la persona más adecuada para presidir esta Conferencia de la Espada del Diablo.”

“Heheh”. Huangji Wuyu dio una risa poco entusiasta. “La espada del diablo fue obtenida por el Maestro de la Espada Xuanyuan, por lo que es natural que el conocimiento que tiene de ella sea el más profundo. Deberíamos dejar que el Maestro de la Espada Xuanyuan sea el anfitrión de este evento. Naturalmente, sería más adecuado para la tarea que yo.”

“¡De acuerdo, entonces!” Xuanyuan Wentian dio una gran carcajada al aceptar sinceramente esa sugerencia. “Ya que este es el caso, yo, Xuanyuan Wentian, con mucho gusto cumpliré.”

Cuando su voz se desvaneció, Xuanyuan Wentian levantó la palma de su mano derecha y un haz de espada blanco pálido se descargó desde el centro de su palma y disparó hacia el cielo.

En un instante, ese haz de espada ya había crecido más de trescientos metros de largo, transformándose en una espada profunda de trecientos treinta metros de largo en la mano de Xuanyuan Wentian. Después de eso, gritó mientras golpeaba debajo de la Arena del Dios del Mar.

¡¡Clang!!

La gigantesca cortina de luz que envolvía la Arena del Dios del Mar fue dividida por un solo corte de esa espada profunda. La luz fue destrozada como el hielo rompiéndose, convirtiéndose en fragmentos innumerables que se dispersaron por todo el lugar. Ellos desaparecieron en el aire en un abrir y cerrar de ojos, revelando la Arena del Dios del Mar que había sido ocultada a la vista.

Los ojos de todos se volvieron hacia la Arena del Dios del Mar. Después de la desaparición de esa cortina de luz, la Arena del Dios del Mar fue completamente revelada.

La Arena del Dios del Mar tenía varios kilómetros de ancho, y en este momento, todo el mundo estaba asombrado de encontrar una gigantesca formación profunda circular impresa en ella. La luz profunda que irradiaba esta formación profunda no era intensa. A veces brillaba intensamente y en otras ocasiones se oscurecía. La velocidad a la que se alternaba la luz era excepcionalmente lenta. Las fronteras de la formación profunda se extendían hasta los bordes de la Arena del Dios del Mar, prácticamente cubriendo cada centímetro de ella.

El centro de la formación profunda era también el centro de la Arena del Dios del Mar. Una espada negra estaba allí, flotando suavemente en el aire. El cuerpo de la espada era tan negro como la tinta. Tenía aproximadamente seis pies y medio de largo y un pie de ancho. Tenía una empuñadura cuadrada, y la mitad de la cuchilla cercana a la empuñadura tenía dos marcas irregulares que corrían por su longitud. ¡Si uno miraba de cerca, verían que las marcas eran una luna creciente color sangre que había sido cortada por la mitad!

Aparte de todas estas cosas, la espada no emitía ni un aura, ni ninguna energía o luz irradiaba de ella. En su lugar, todo el mundo sentía como si estuviera completamente sin vida.

“¿Así que esa es… la legendaria Espada Divina del Pecado Celestial?” Xia Yuanba no pudo evitar exclamar en voz alta antes de continuar con una voz suave: “No me parece muy extraordinaria”.

La mirada de Yun Che estaba completamente fija en la espada. Sus ojos vagaron por el cuerpo de la espada antes de llegar finalmente a descansar donde estaba la marca de la luna creciente cortada por la mitad que era de color sangre.

El Soberano Demonio de la Matanza Lunar había dicho que el verdadero nombre de esta espada era: “¡La Espada del Diablo de la Matanza Lunar!”

Además, a esta luna rota coloreada de rojo sangre le quedaba el nombre de “Matanza Lunar”… ¡no había error!

¡El público conocía a esta espada como la ‘Espada del Castigo Celestial’, pero sólo Yun Che sabía que esta era una antigua espada del diablo completamente auténtica!

¡Simplemente no sabía si el alma del diablo que había sido almacenada en la espada todavía existía!

¡El alma del diablo del hijo del Soberano Demonio de la Matanza Lunar!

“¿Qué es esa formación profunda debajo?” Preguntó Yun Che en voz baja.

“Su función debe ser reunir energía profunda.” Respondió Xia Yuanba. “Esta formación profunda ya estaba siendo preparada hace medio año. Durante estos últimos seis meses, el Señor Santo Emperador pasó la mayor parte de su tiempo en el Palacio del Océano Supremo específicamente por el bien de establecer esta formación profunda. Debería haber sido lo mismo con los otros Maestros Sagrados.”

Yun Che, “…”

Yun Che frunció ligeramente las cejas, y dejó escapar un largo suspiro. De acuerdo con los recuerdos que Jazmín había recuperado de Fen Juechen, la Espada Divina del Pecado Celestial había sido sellada por la Familia Real de la Noche Eterna durante generaciones. El clan entero la había considerado un objeto prohibido, y nadie podía acercarse lo suficiente para tocarla. Además, periódicamente reforzarían el sello.

Romper el sello de la Espada Divina del Pecado Celestial era el objetivo de esta Conferencia de la Espada del Diablo.

Además, si no fuera por el sello que había sido hecho por la Familia Real de la Noche Eterna, la Poderosa Región de Espada Celestial no habría estado desconcertada por más de mil años. Al final, no tuvieron más remedio que organizar esta Conferencia de la Espada del Diablo y tomar prestado el poder de todos los poderosos individuos de la tierra.

¿Podría ser que el sello del Dios Maligno todavía permanecía en la Espada Divina del Pecado Celestial?

¡No, no podría ser el caso! A pesar de que la vitalidad y el alma del Soberano Demonio de la Matanza Lunar habían sido completamente destrozadas, obviamente él era incapaz de escapar del sello del Dios Maligno. Además, puesto que la Espada Divina del Pecado Celestial era la espada del Soberano Demonio de la Matanza Lunar, naturalmente estaría en su persona y sería una con su cuerpo. Si el Soberano Demonio de la Matanza Lunar pudiera escapar de ese sello, entonces no habría razón alguna para que la Espada Divina del Pecado Celestial siguiera siendo afectada por dicho sello.

Yun Che reflexionó sobre este enigma durante un tiempo antes de que un pensamiento apareciera repentinamente en su cabeza. El Soberano Demonio de la Matanza Lunar había dicho que la Espada del Diablo de la Matanza Lunar, que también era la Espada Divina del Pecado Celestial, había sido personalmente enviada al Continente Profundo Cielo por él, porque quería usarla para recopilar información sobre el mundo exterior. Sin embargo, la Espada Divina del Pecado Celestial cortó independientemente la conexión espiritual que tenía con el Soberano Demonio de la Matanza Lunar después de que la lanzó hacia fuera…

¡Además, una vez que una espada fuera completamente sometida a su maestro, sería imposible que la espada tome la iniciativa de cortar la conexión espiritual que tenía con su maestro!

¡Esto significa que la Espada Divina del Pecado Celestial era todavía una existencia independiente en ese momento, y el Soberano Demonio de la Matanza Lunar no era su verdadero maestro!

¿O podría ser que el sello del Dios Maligno, que había durado un millón de años, había destruido el contrato espiritual que se había establecido entre el Soberano Demonio de la Matanza Lunar y su espada?

“¡Esta espada es, de hecho, una espada de diablo, y también se conoce como la ‘Espada Divina del Pecado Celestial’!” Xuanyuan Wentian proclamó en una voz clara y fuerte.

“Además, el nombre ‘Espada Divina del Pecado Celestial’ vino de la Familia Real de la Noche Eterna que fue destruida hace mil años.”

Las caras de todos los presentes estaban llenas de sorpresa y asombro. Especialmente entre los Cuatro Terrenos Sagrados, el nombre de la ‘Familia Real de la Noche Eterna’ siempre había sido un tabú. El principal culpable detrás de la destrucción de la Familia Real de la Noche Eterna fue la Poderosa Región de la Espada Celestial, por lo que nadie habría pensado nunca que Xuanyuan Wentian traería voluntariamente el nombre de la Familia Real de la Noche Eterna.

“Este asunto se produjo hace mil años, por lo que es natural que muy pocas personas conozcan a la ‘Familia Real de la Noche Eterna’. Sin embargo, todos ustedes que están reunidos aquí hoy también son los señores del Continente Profundo Cielo, así que estoy seguro de que ya han oído hablar de ella.”

Aquellos que conocían a la Familia Real de la Noche Eterna sabrían la verdad detrás de su destrucción. Sin embargo, la voz de Xuanyuan Wentian aún sonaba tan clara como una campana celestial a pesar del escrutinio de toda la audiencia. Su expresión no cambió. Era como si estuviera hablando de un nombre que no era relevante para él en absoluto. “La Familia Real de la Noche Eterna era inicialmente solamente un poder mediocre, pero se posicionaron en lo más alto después de que obtuvieron esta espada hace diez mil años. En un corto millar de años, habían sido capaces de dominar el Continente Profundo Cielo y ser considerados iguales a los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados. En ese momento, todo el mundo sabía que la Espada Divina del Pecado Celestial debía de estar ocultando algún secreto que sacudiría el mundo.”

“El arte profundo de la Familia Real de la Noche Eterna era conocido como el ‘Registro del Dios Ilusorio de la Noche Eterna’, y cuando ciclaban su energía profunda, era de un color negro oscuro. Era una energía siniestra y malévola que era extremadamente similar a los poderes poseídos por diablos y demonios de las leyendas. Al final, sin embargo, un arte profundo es todavía un arte profundo. Si un arte profundo es justo o demoníaco no depende del arte profundo, sino de la persona que lo usa. Por eso nadie se preguntó si la Familia Real de la Noche Eterna había caído en un camino demoníaco y se había degenerado. Sin embargo, hace mil años, la Familia Real de la Noche Eterna seguía cometiendo graves pecados que no podían ser perdonados ni tolerados por el cielo y la tierra. Dado que los Terrenos Sagrados eran responsables de proteger el Continente Profundo Cielo a través de las generaciones, no tuvimos más remedio que unirnos para destruir a la Familia Real de la Noche Eterna para siempre”.

¿Quién era el verdadero mal?, ¿Quién era el que había caído en un camino demoníaco?, y ¿Quién había cometido crímenes que eran imperdonables para el cielo y la tierra? Estos eran hechos que los otros tres Terrenos Sagrados conocían bien. Había incluso mucha gente fuera de los Terrenos Sagrados que también eran conscientes de la verdad. Sin embargo, Xuanyuan Wentian fue capaz de continuar con habilidad sin fallarle el pulso, sin un fragmento de culpabilidad mostrado en su rostro. Por el contrario, su rostro estaba lleno de una ferviente justicia.

Yun Che miró la cara de Xuanyuan Wentian, pero no la encontró cómica ni despreciable. En su lugar, sintió que un escalofrió se apoderaba de su corazón.

Era un hombre terriblemente aterrador… uno más aterrador que cualquier persona que hubiera conocido.

“En ese momento, el Rey de la Noche Eterna era conocido como Ye Mufeng. Aunque poseía una considerable fuerza profunda, era aún más débil que cualquiera de los Cuatro Maestros Sagrados. Sin embargo, cuando sacó la Espada Divina del Pecado Celestial al final, su fuerza realmente estalló y nadie pudo enfrentarlo. Al final, tomó el poder combinado de los Cuatro Maestros Sagrados y diecinueve de los ancianos más fuertes de los Terrenos Sagrados para derrotarlo estrechamente. Incluso entonces, tuvimos que pagar un precio terrible. Los Cuatro Maestros Sagrados sufrieron graves heridas, mientras que diez de los diecinueve ancianos murieron, y los restantes resultaron heridos también.”

Las palabras pronunciadas por Xuanyuan Wentian causaron que shock y alarma apareciera en las caras de la mayoría de la audiencia. Todas las personas presentes estaban familiarizadas con el nombre de la ‘Familia Real de la Noche Eterna’, y todos ellos sabían que este clan había sido destruido por el poder combinado de los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados. Sin embargo, nadie más que los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados conocía los detalles relativos a la desaparición del Rey de la Noche Eterna.

Tampoco habían soñado que el Rey de la Noche Eterna se hubiera vuelto tan fuerte todos esos años atrás. ¡Pensar que los Cuatro Maestros Sagrados que dominaban el continente y diecinueve de los ancianos más poderosos de los Terrenos Sagrados apenas lo habían derrotado!

Los Cuatro Maestros Sagrados habían alcanzado el pico máximo del décimo nivel del Reino Profundo Soberano. ¡Podría decirse que, dentro del Reino Profundo Soberano, ninguno era su igual!

Pensar que el Rey de la Noche Eterna de mil años atrás era tan aterrador. ¿Podría ser que… había llegado al legendario Reino Profundo Divino?

Las cejas de Yun Che se fruncieron mientras asimilaba fríamente las palabras de Xuanyuan Wentian. En ese momento, sintió un frío, penetrando sus huesos, y sin embargo, una extrañamente familiar intensión asesina fregarse sobre él. Aunque la otra parte intentaba ocultarlo, Yun Che era extremadamente sensible a la intención asesina, por lo que no pudo escapar de su percepción espiritual.

La mirada de Yun Che atravesó la Arena del Dios del Mar mientras intentaba localizar el origen de esa intención asesina tan pronto como fuera posible. Sus ojos finalmente cayeron en una figura familiar.

¡Era Fen Juechen!

Fen Juechen estaba vestido con un conjunto de ropa negra, sentado tranquilamente en un rincón discreto en el mismo borde del lugar. Su expresión era fría y sombría, y su mirada sola haría palpitar su corazón.

“Fen Juechen… ¡así que llegó después de todo!” Yun Che murmuró para sí. Antes de esto, toda su atención se había centrado en los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados y cómo lidiar con la crisis que se aproximaba. Esto, junto con el hecho de que Fen Juechen había suprimido claramente su propia presencia, hizo que Yun Che no lo notara hasta ahora.

La meta de Fen Juechen al llegar a este lugar era obviamente la Espada Divina del Pecado Celestial. El único problema era que Yun Che no podía imaginar qué acciones tomaría para conseguirla. Aunque Fen Juechen poseía ahora un gran poder, en comparación con cuatro grandes potencias que habían florecido durante diez mil años, su fuerza personal era simplemente una gota de agua en el océano.

Por otro lado, Yun Che era aún más curioso acerca de una cosa. ¿Por qué la Poderosa Región de la Espada Celestial invitaba específicamente a Fen Juechen a participar en esta Conferencia de la Espada del Diablo? ¿Fue simplemente porque su fuerza se ajustó a los criterios que le permitieron participar?

Los sentidos de Feng Juechen también eran extremadamente agudos. Cuando Yun Che miró en su dirección, su mirada se disparó hacia él casi inmediatamente. Un par de ojos que parecían pertenecer a un lobo vicioso miraban fijamente a Yun Che con un odio penetrante y áspero.

Yun Che frunció el ceño mientras miraba fijamente a los ojos de Fen Juechen, el shock florecía en su corazón.

Podía sentir el odio que Fen Juechen sostenía hacia él… Era exactamente lo mismo que cualquier otra ocasión en que se habían enfrentado y no había disminuido en lo más mínimo. Esta vez, sin embargo, sólo había odio… ¡¿pero no intención asesina?!

¿Qué está pasando? El corazón de Yun Che estaba lleno de dudas y sospechas… El deseo de Fen Juechen de matarlo siempre había sido extremadamente fuerte. Su deseo de matar a Yun Che era una de las razones de su actual existencia dolorosa. Además, nunca había ocultado su intención asesina delante de él…

¡¿Pero esta vez sólo había odio y no intención asesina?!

¿Qué está pasando… o hay algún error con mi percepción?

Mientras Yun Che estaba sorprendido y confundido, Feng Juechen retiró su mirada helada. Su mirada se endureció cuando fijó sus ojos en la espada negra que flotaba en medio de la Arena del Dios del Mar. No miró a Xuanyuan Wentian, ni miró a ninguno de los otros Maestros Sagrados… porque tenía miedo de que no pudiera evitar que su odio extremo y su intención asesina escaparan.

Xuanyuan Wentian continuó hablando. “Después de sacar la Espada Divina del Pecado Celestial, la fuerza del Rey de la Noche Eterna fue extraordinaria y sobrepasó por completo los límites del Reino Profundo Soberano. Además, aunque su cuerpo físico había sido destruido en la lucha, y había sido derrotado en combate, su alma se negó a morir. Según las leyendas, ser capaz de existir como alma después de que el cuerpo ha perecido es una habilidad que se gana cuando uno entra en el Reino Profundo Divino. Definitivamente no es algo que se puede lograr con el poder de un monarca.”

“Por lo tanto, es lógico que la fuerza mostrada por el Rey de la Noche Eterna Ye Mufeng después de sacar la Espada Divina del Pecado Celestial fue definitivamente una fuerza que sobrepasó los límites del Reino Profundo Soberano y entró en el legendario Reino Profundo Divino”.

La Arena del Dios del Mar empezó inmediatamente a alborotarse mientras la cara de cada persona presente estaba llena de asombro y expectación – Luchando contra los Cuatro Maestros Sagrados y otros diecinueve ancianos de los Cuatro Terrenos Sagrados, y pudiendo soportar como un alma después de que su cuerpo pereció… ¡estas cosas demostraron claramente que la fuerza del Rey de la Noche Eterna había trascendido definitivamente el Reino Profundo Soberano!

Además, toda esta información les había sido transmitida por el Maestro de la Espada de la Poderosa Región de la Espada Celestial Xuanyuan Wentian mientras los otros tres Maestros Sagrados miraban. ¿Cómo podría ser falsa?

¡Parecía como si los ‘secretos del Profundo Divino’ no fueran sólo palabras vacías y falsas promesas!

“El ascenso de la Familia Real de la Noche Eterna ocurrió porque ellos obtuvieron la Espada Divina del Pecado Celestial. El enorme cambio en Ye Mufeng también sucedió después de que él sacó la Espada Divina del Cielo. Por lo tanto, estaba claro que todos estos secretos estaban contenidos dentro de la Espada Divina del Pecado Celestial.”

“Después de haber castigado a Ye Mufeng hace mil años, codiciábamos con avidez la Espada Divina del Pecado Celestial, con la esperanza de descifrar el secreto detrás del repentino aumento de fuerza de Ye Mufeng. Sin embargo, la Espada Divina del Pecado Celestial se perdió en esa batalla viciosa y desapareció durante los últimos mil años. Afortunadamente, mi Poderosa Región de la Espada Celestial logró tropezar inadvertidamente con ella en un remoto páramo hace un año…”

“¡Este Xuanyuan Wentian está claramente lleno de tonterías, pero actúa tan calmado y tranquilo como si su conciencia estuviera clara! ¡Su piel es increíblemente gruesa!” Xia Yuanba gruñó a través de los dientes apretados. “Mi maestro me había dicho que desde hacía mucho tiempo sospechaba que la desaparecida Espada Divina del Pecado Celestial había caído en manos de la Poderosa Región de la Espada Celestial hace mil años. ¡Todos esos años atrás, Xuanyuan Wentian utilizó despreciablemente malos métodos para destruir a la Familia Real de la Noche Eterna y obtener la Espada Divina del Pecado Celestial!”

“Vamos a seguir escuchando su discurso. Planeó cuidadosa y metódicamente la actuación de hoy.” Dijo Yun Che en voz baja. Una profunda perspicacia, una astucia aterradora… malvados métodos despreciables… una fuerza profunda y una organización que se encontraba en la cumbre del poder… Yun Che empezaba a sentir una presión cada vez más fuerte emanada de Xuanyuan Wentian.

El cielo se volvió más oscuro. Yun Che alzó la cabeza y vio que la cicatriz negra del cielo casi cubría una décima parte del sol abrasador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s