RTW – Capítulo 33 – Pólvora

(1/2)

Ni siquiera un cuarto de hora de descanso más tarde, Hacha de Hierro aplaudió y gritó. “Todo el mundo levántese, Su Alteza, el Cuarto Príncipe está llegando”.

Van’er pronto regresó a su lugar, debido al entrenamiento especial que tenía antes. Había aprendido a seguir órdenes casi inconscientemente, así que tomó su pica y asumió la posición lista para apuñalar con su bastón de madera.

El Príncipe y sus seguidores caminaban detrás de ellos en la muralla. Van’er notó de reojo que el príncipe había disminuido la velocidad de sus pasos cuando estaba cerca de Van’er.

Roland suspiró silenciosamente, los dichos ‘quedarse hasta tarde destruirá la mañana, y ‘levantarse demasiado pronto arruinará todo el día’ eran verdaderos. Justo cuando había terminado de procesar las secuelas de la incursión en el castillo, se le recordó que tenía que inspeccionar los resultados de entrenamiento de la milicia. Roland se compadecía de sí mismo. No había dormido toda la noche, así que ahora tenía sueño todo el día. Pero tenía que venir, ya que el equipo había sido trasladado a la etapa de entrenamiento de combate, y él, como el más alto oficial de mando, si no se mostraba durante mucho tiempo, la moral de su equipo se volvería inestable.

Bueno … ¿Qué diría alguien cuando evalúa al equipo? Roland pensó un poco: ‘¿Somos camaradas sólo durante los buenos tiempos o también somos compañeros durante las dificultades?’ Si no obtuviera una respuesta después de gritar este lema, todo el ambiente sería muy incómodo. Tal vez sería mejor simplemente tirar de alguien a un lado y hablar con él, pidiéndole su impresión y ganando una buena reputación.

Así que comenzó a implementar su nuevo plan, y dio unas palmaditas en un joven que parecía bastante resistente en los hombros.

“¿Es el entrenamiento duro y te sientes cansado? ¿Comer tres veces al día es suficiente?”

Basado en sus experiencias pasadas mirando las noticias, la respuesta a sus preguntas debía ser un grito fuerte: “¡No cansado, y muy bueno!”

Pero el resultado fue completamente diferente de lo que él esperaba. El hombre se volvió directamente hacia él y se arrodilló sobre una rodilla, lo que realmente sorprendió a Roland.

¡Van’er sintió que había sido bendecido, Su Alteza Real el Príncipe realmente cuidó de él e incluso cordialmente le preguntó si estaba cansado de la formación! Cuando hablaban de la familia real o incluso de simples nobles ordinarios, solían ser reticentes a hablar con sus soldados. Inconscientemente imitó el saludo de un caballero para honrar a Su Alteza Real. Independientemente de si este ritual era apropiado para él, sólo tenía un pensamiento: más tarde, cuando volviera a las calles, podría ser considerado una nueva persona.

Cuando se le pidió que se pusiera de pie, su cerebro seguía siendo un desastre, por lo que ni siquiera podía recordar lo que había respondido.

Al final, Su Alteza Real les había preguntado a todos. Si alguien tuviera comentarios o sugerencias sobre el entrenamiento, él daría un paso adelante. De repente la mente de Van’er quedó completamente clara una vez más – ¡esta era una buena oportunidad! Si sus pensamientos eran verdaderos y la milicia de Su Alteza tenía que custodiar las murallas por sí solos, no podían permitirse la pesada responsabilidad. ‘Tal vez mis preocupaciones de huir o quedarme son innecesarias, ¿verdad?’

Pensó detenidamente en cómo formular la frase: “Su Señoría … Su respetada Alteza, los números actuales de la milicia son demasiado pequeños. Si nos alineamos de la misma manera que hemos entrenado durante el entrenamiento, cuando las bestias demoníacas golpeen, sólo podremos defender un tercio de la muralla entera y no sobreviviremos … ”

Incluso si el príncipe comenzaba a reclutar varios grupos de milicias ahora, Van’er temía que el tiempo de entrenamiento no sería suficiente. Además, las armas usadas por estas personas también serían un gasto grande, ya era difícil suministrar armas para los 100 soldados en el tiempo que quedaba.

Incluso ahora todavía estaban sosteniendo sus palos de madera para entrenar.

Si Su Alteza Real el Príncipe también podía darse cuenta de este punto, tal vez reclutaría a un grupo de mercenarios de otras ciudades como su principal defensa. Al menos no necesitarían entrenamiento y podrían ser enviados directamente al campo de batalla, y ya llevaban armas y armaduras, pero el precio para contratarlos sería relativamente alto.

Roland pensó por un momento, asintió y dijo: “Sí, tienes razón, con nuestra fuerza actual de milicia vigilar toda la muralla de la ciudad, no es muy realista”.

Van’er se sintió muy complacido, Su Alteza … ¿estuvo de acuerdo con su punto de vista?

Pero no esperaba las siguientes palabras que el príncipe dijo: “Las bestias demoníacas son en cierto sentido sólo una variante de las bestias normales, no se vuelven más inteligentes, ¿verdad?”

“Sí, Su Alteza, sus formas básicas son sólo animales ordinarios, así que las bestias demoníacas siguen siendo las mismas, incluso sus hábitos son básicamente los mismos que eran antes del cambio … pero no he visto muchas de ellos, así que estoy no estoy seguro de que esto sea cierto para todas ellas”.

“Eso es lo que quería escuchar. Aunque hay cerca de seiscientos pies entre el Río Shishui y el pie de la ladera norte de la montaña, podríamos atraerlos para que ataquen un área específica que preparamos de antemano.”

“¿Se refiere a usar trampas?” Preguntó Hacha de Hierro.

“Sí podríamos usar trampas, pero no el tipo comúnmente usado por los cazadores. Las trampas comunes se utilizan para capturar a las presas por camuflaje, pero tengo la intención de hacer lo contrario. Estableceremos obstáculos en dirección a las murallas de la ciudad, como cercas, pendientes y zanjas, obligando a estas bestias demoníacas a caminar alrededor de ellas. Las barreras continuas guiarán a la presa hacia un lugar designado, en el que pondremos nuestra defensa principal.” Cuando Roland llegó a este punto, miró directamente a Hacha de Hierro. “En cuanto a cómo atraer a estos monstruos, creo que nadie sabe más acerca de ello que tú.”

Después de un breve momento, Hacha de Hierro respondió: “No hay problema en guiarlos, los lobos tienen hidrofobia, los jabalíes tienen fotofobia y las otras bestias demoníacas también tienen sus propios miedos. Pero Su Alteza, de esta manera tendríamos que enfrentar a todas las bestias demoniacas en un pequeño punto, ¿no será demasiado peligroso?”

“Si sólo confiamos en picas y arcos, eso sería cierto.” Roland respiró hondo y dijo con confianza: “¡Pero ahora tenemos una nueva arma!”

Cuando llegó la hora de la partida del príncipe, se acercó una vez más hacía Van’er. “Tus observaciones fueron muy buenas, ¿cómo te llamas?”

“Va-Van’er, Su Alteza.”

“Te propongo que seas vice capitán de uno de los equipos de mi caballero jefe, señor Van’er, estoy muy satisfecho, buen trabajo.”

*

Junto a la casa para la producción de cemento, Roland construyó una casa nueva. Sería para la producción de polvo de nieve – o más precisamente, la pólvora.

Sólo tenía una habitación grande que tenía un área de trescientos metros cuadrados y sólo una entrada. También implementó el más estricto régimen de seguridad. Dos caballeros siempre estaban vigilando la puerta, y todos los que querían entrar debían registrarse primero y pasar por una examinación en su cuerpo, buscando algo que pudiera encender un fuego. Adentro. Cualquier fuente de fuego estaba prohibida, por lo que sólo era posible trabajar durante el día. Para evitar que Nightingale entrara furtivamente en la habitación, colgó una cortina de algodón por encima de la puerta.

“¿Esto es lo que llamaste la nueva arma?” Carter fue llamado a echar un vistazo a la nueva invención, tomó el polvo en su mano y tomó un olfato. “Esto no es nieve en polvo, ¿verdad?”

Quizás Hacha de Hierro no sabía qué aspecto tenía la nieve, pero Carter había participado a menudo en ceremonias reales, por lo que naturalmente sabía cómo se veía la nieve en polvo. Fue la mejor creación del taller alquímico. La receta era un secreto para los forasteros, pero si el príncipe deseaba saberlo, indudablemente sería capaz de conseguirlo.

“Es nieve en polvo, pero no completamente.” Dijo Roland. “Es la última mejora del producto del taller alquímico, lo llamo pólvora.”

Pólvora se puede describir como un producto que era perfecto para la producción en masa. No necesitaba materiales exóticos. Siempre y cuando tuvieras carbón, azufre y salitre y los mezclaras en una proporción de 1: 1: 7.5 podría producirse sin barreras técnicas.

En este período de tiempo, la nieve en polvo se mezcló en una proporción de 3: 1: 1 y también a veces contenía algunos materiales extraños (como mercurio, mantequilla, miel, etc.) que a veces se mezclaban en él a una proporción del 2% Pero con el resultado de una combustión más lenta y menos liberación de gas, esto no tenía ninguna ventaja para la pólvora. Sin embargo, Roland sabía que el alquimista probaría constantemente otras proporciones, y predijo que sólo necesitarían 30 años hasta que apareciera una receta cercana a la receta original de la pólvora.

En la historia del mundo anterior de Roland, la pólvora se inventó mucho tiempo antes de la producción de la primera arma blanca. La razón de esto fue porque la receta y el proceso de fabricación de armas correspondiente no funcionó al unísono.

Sin embargo, lo que muchas personas ignoraban era el hecho de que uno no necesitaba depender de armas, la propia pólvora era un arma muy formidable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s