WMW – Capítulo 207 – Cosechando

“¡Está bien, si no hay nada más, pueden retirarse!”

Leylin miró a George, que parecía tener algo que decir, pero se detuvo, y luego a Bessita y a los demás que guardaban silencio. Podía sentir su entusiasmo disminuyendo.

Desde que avanzó para convertirse en un Mago oficial, parecía estar en un mundo diferente en comparación con su original círculo social.

A pesar de que sus antiguos conocidos estaban justo delante de él, se sentían increíblemente desconocidos, como si cientos de miles de años hubieran pasado.

“¡Entendido!”

Los acólitos se inclinaron y se retiraron rápidamente.

Incluso George y Bessita salieron cautelosamente del vestíbulo tras una reverencia.

Bessita, que fue la última en irse, le dio a Leylin una mirada incomprensible y se retiró rápidamente.

……

A altas horas de la noche, después de completar una ronda de la técnica de meditación de las Pupilas de Kemoyin, Leylin estaba acostado en la cama descansando. Repentinamente, abrió los ojos.

Inmediatamente después, un golpeteo suave vino desde afuera.

“¡Adelante! ¡La puerta no está cerrada!” Leylin se levantó y habló con indiferencia.

La puerta se abrió y una figura humana vestida con una capa gris entró.

“¡Bessita! ¿Qué puedo hacer por ti?” Leylin echó un vistazo a esta chica de cabello blanco plateado, sus ojos desprendían un aura traviesa.

“¡Señor Leylin, por favor perdone a Bessita por sus ofensas anteriores!”

La voz de Bessita era suave y delicada mientras hablaba dulcemente. Después de eso, se quitó la capa que llevaba y reveló su cuerpo desnudo.

El cuerpo de Bessita había madurado desde la última vez que la había visto. Su cuerpo era extremadamente voluptuoso y con una exquisita piel blanca como la nieve; Parecía como si chorros de agua fueran a emanar hacia afuera cuando se pellizcará la piel.

Bessita miró a Leylin mientras ella se arrodillaba lentamente. En sus ojos rojos como rubíes, parecía haber una mirada aduladora que buscaba seriamente el perdón.

Uno podría preguntarse acerca de la sensación de tener a una bella e impresionante niña arrodillada delante de usted, completamente desnuda, por su perdón, en las primeras horas de la noche.

Ahora mismo Leylin lo había experimentado por sí mismo.

Sin embargo, su expresión era serena, como si el cuerpo seductor y delicado de Bessita fuera sólo un esqueleto roto en sus ojos.

Leylin miró a aquella inteligente, pero también astuta muchacha.

“¡Eres inteligente, pero a veces, eres demasiado inteligente para tu propio bien!”

Levantó la mano derecha y acarició el rostro de Bessita, y luego arrastró su mano hasta sus pechos.

“¿Estás tratando de seducirme? ¿Sólo con estos dos bultos de carne?”

La mano derecha de Leylin se frotó despreocupadamente con los suaves pechos de Bessita. La muchacha gimió, su expresión llena de dolor.

Bessita repentinamente sintió que una inmensa sensación de temor la atacaba.

Su fuerza como acólita de nivel 3 no era nada para Leylin. Sin embargo, con lo que sí confiaba ella era su sorprendente belleza.

Sin embargo, mirando la mirada helada de Leylin, repentinamente sintió que todo lo que acababa de hacer era desvergonzado y risible.

Los fríos ojos de Leylin la dejaron sintiéndose asfixiada.

Su cuerpo temblaba continuamente mientras el sudor frío goteaba. Con el paso del tiempo, el cuerpo de Bessita se ruborizó y su rostro palideció. Era como si pudiera morir por la falta de aire en un momento dado.

“¡Sin embargo! ¡Alégrate! ¡Para conmemorar al anterior ‘yo’, he decidido darte una oportunidad! ”

Justo como cuando Bessita estaba a punto de desmayarse, Leylin habló suavemente.

Sólo entonces se recordó, y jadeó pesadamente. Anteriormente, era como si una mano gigante estuviera ahogándola. La sensación de asfixia desapareció cuando Leylin habló.

Bessita tomó grandes bocanadas de aire fresco a punto de llorar.

Nunca había habido un momento en el que poder respirar libremente era algo que consideraba una bendición.

“¡Ven conmigo!”

Leylin sacudió la cabeza y abrió la puerta de una habitación dividida.

Bessita tembló y recogió su capa, que estaba en el suelo, y cubrió su delicado cuerpo desnudo.

Había sido capaz de atraer a Leylin sin sentirse aprensiva, pero ahora, todo lo que sentía era vergüenza. Una sensación tan extraña la hizo ruborizarse, deseando que hubiera un agujero que la tragara.

Después de pasar por la puerta de otra habitación, Bessita encontró que había llegado a una habitación secreta que estaba completamente sellada.

Era una habitación pequeña, y se veían rastros de ladrillos en las paredes.

En medio de la habitación secreta, había una pesada mesa de metal que era similar a la de una mesa de experimentación. Fijados en las cuatro esquinas de la mesa, había esposas y tobilleras.

Mirando esta mesa de metal, el rostro de Bessita se puso pálido.

Quería retirarse, pero no se atrevió a hacerlo. Entonces se dio cuenta de las rarezas estaban colgando de las paredes de la habitación.

Por ejemplo, había un pequeño garrote que estaba lleno de pequeñas púas en su superficie. También había una jeringa grande llena de varias perlas de cristal dentro, con una ventosa de succión y el mango y otros accesorios extraños.

El corazón de Bessita se hundió como una roca pesada.

Por supuesto, ella sabía que muchos Magos Oficiales tenían fetiches extraños.

Incluso había oído hablar de una historia en la que un profesor de su academia se comió a una niña mientras ella seguía viva después de haber terminado de jugar con ella.

“No me malinterpretes, esto no es mío, sino un regalo dejado por el Mago anterior…”

Leylin cogió un instrumento de atadura hecho con algodón y cadenas de metal de la pared. “Pero me di cuenta de que sus pasatiempos son muy similares a los que yo tenía en el pasado …”

Aquí, Leylin se refería naturalmente a ese desgraciado idiota que había muerto y le había permitido a Leylin hacerse cargo de su cuerpo.

A Leylin no le gustaba Bessita ya que había estado aprovechándose de él antes. Por lo tanto, él planeaba enseñarle una lección que no olvidaría.

El anterior Leylin había sufrido mucho a manos de otros, y finalmente había muerto.

Leylin creía que, puesto que había asumido todo lo que pertenecía al anterior Leylin, podría ser su deber vengarse en su nombre. No era nada tan difícil de todos modos.

“Estos artículos aquí han sido modificados y son exactamente lo que a mí ‘yo’ le gustaba.”

Leylin miró a Bessita que estaba delante de él; Una sonrisa maliciosa apareció en su cara …

Después de que Leylin voluntariamente desahogó sus sentimientos, parecía estar completamente bien a la mañana siguiente y manejó los asuntos en la fortaleza.

Bessita, sin embargo, batalló cuando salió de la habitación secreta la segunda noche.

Su rostro estaba completamente pálido y sus huesos parecían no tener ninguna sensibilidad. El olor de la sangre era fuerte en ella, y Bessita se quedó en la cama durante toda una semana antes de que pudiera obligarse a caminar.

Si esto hubiera ocurrido antes, los acólitos hubieran expresado su desaprobación y hubieran quejado.

Pero ahora, aunque Bessita estuviera ausente durante siete días, sólo podían tolerar su comportamiento. Después de todo, no todo acólito podría tener relaciones con un Mago Oficial, ¿verdad?

Ella sufrió repercusiones después de ese incidente, y cada vez que miraba a Leylin, sus dos piernas temblaban involuntariamente como si hubieran visto a un diablo.

Por supuesto, a Leylin no le importaba eso.

Una vez que había utilizado todos los métodos que había recogido de los recuerdos anteriores de Leylin en Bessita, nunca más se acercó a ella.

La razón de lo que le hizo a ella no fue debido a algún deseo o pasatiempo pervertido. Simplemente quería castigarla y vengarse en nombre del original Leylin Farlier.

Por lo tanto, después de desahogar su ira, todos los asuntos relativos a Bessita habían sido olvidados.

Leylin patrullaba actualmente el mar de Flores Negras de Mandara.

Estas flores negras tenían pétalos que eran del tamaño de una palma. En lo alto tenían manchas azules parecidas a estrellas, y en la noche incluso emitían rayos blancos de luz.

La Flor Negra de Mandara era una subdivisión de la Flor de Mandara. Sus pétalos eran un recurso extremadamente valioso para los acólitos e incluso Magos Oficiales que se especializaban en energía negativa.

¡En el mundo externo, un pétalo de la Flor Negra de Mandara podría venderse por un precio asombroso de más de 1.000 cristales mágicos!

¡Y aquí, lo que Leylin tenía frente a él era un mar entero de estas flores!

“¡Los recursos del plano secreto de las Llanuras del Río Eterno son tan generosos que hacen que el cabello de uno se ponga de punta!” Exclamó Leylin, aunque no era la primera vez que las veía.

Una lástima que encima de este mar de Flores Negras de Mandara había un hechizo de vigilancia. Antes de que decidiera dar la espalda a los Magos de la luz, tenía que contener temporalmente cualquier noción de apropiarse de las flores.

Además del hechizo de vigilancia, había intrincadas formaciones de hechizo de sondeo en cada entrada al plano secreto. La cuestión de cómo transportar secretamente estos recursos era un inconveniente muy problemático.

Ahora podía entender por qué el Jardín de las Cuatro Estaciones quiso erigir una fortaleza en esta área.

Ocupar una ubicación estratégica era sólo un aspecto, pero el Jardín de las Cuatro Estaciones también podría no renunciar a este enorme mar de flores.

Aunque el plano secreto de las Llanuras del Río Eterno era extremadamente extenso y tenía recursos abundantes, este mar de Flores Negras de Mandara era extremadamente valioso incluso entre los otros recursos de aquí.

Si no fuera por esta terrible ubicación, el Jardín de las Cuatro Estaciones podría haber enviado un gran ejército para defender esta zona.

“¡Señor! ¡Nuestra tarea de cada día es tratar de cosechar muchas de estas Flores Negras de Mandara y transportarlas antes de que el enemigo llegue! ”

Al lado del mar de flores, un acólito caminó detrás de Leylin y le explicó los detalles concretos.

“¡Ennea Rings nos bendice! Cuando esos malditos Magos Oscuros descubrieron varias áreas de recursos a gran escala, surgieron peleas como resultado. Lo más probable es que se enfrentan a una gran cantidad de fuerzas de los Magos Oscuros … Todavía hay algunos Magos Oscuros y acólitos que tratan de romper las defensas de vez en cuando para robar los recursos. Además, también tenemos que protegernos de ciertos Magos de la Luz … ”

Este acólito sonrió irónicamente.

“¡Entiendo! De todos modos, nuestra misión es cosechar todas estas flores tan pronto como podamos y defendernos de los Magos errantes y de los acólitos. Si estamos en una situación peligrosa, tenemos que enviar una señal. ¿Está bien?”

Leylin preguntó indiferente.

“¡Sí, eso es todo!” La sonrisa del acólito se volvió aún más amarga.

Tal táctica invitaba a Leylin y a su grupo a bailar al borde de una espada y usar sus vidas a cambio de los recursos.

Leylin habló solemnemente después de un momento de silencio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s