RTW – Capítulo 2 – La Bruja Llamada Anna (Parte I)

(2/2)

Durante un período de tiempo Roland se encerró en su habitación mientras revisaba cuidadosamente los recuerdos de este nuevo mundo, de modo que la cena debía ser enviada directamente a él por sus sirvientes.

Roland suprimió su miedo al entorno desconocido en el que se encontraba bajo su fuerte voluntad de vivir. Tenía muy claro de que si quería mezclarse y evitar que la gente que lo rodeaba sospechara de él, necesitaba obtener más información lo antes posible.

Roland tenía que decir que el cuarto príncipe no tenía ninguna cosa en su cabeza, aparte de tontear con algunos otros hijos de la nobleza. Una y otra vez, Roland no pudo recordar ninguna información valiosa, como el conocimiento de la aristocracia, la situación política de su propio país o la situación diplomática con sus vecinos. En cuanto al sentido común básico, como los nombres de ciudades o los años de acontecimientos significativos, eran completamente diferentes a la historia de Europa que conocía.

Parecía que, basándose en sus recuerdos, el viejo Roland no tenía absolutamente ninguna posibilidad de obtener el trono. Tal vez el rey de Graycastle era consciente de esto, y debido a eso, el príncipe había sido arrojado a este lugar infernal, incluso si hacía un lío de cosas en este Pueblo Fronterizo, no resultaría en mucho daño al reino.

Las siguientes memorias que Roland miró fueron las de sus hermanos y hermanas, y lo que encontró le dejó inseguro de si debía reír o llorar.

El hermano mayor de Roland, el primer príncipe, tenía un poder militar por encima de la media, su segundo hermano era intrigante y horriblemente traicionero, su tercera hermana tenía miedo a la muerte, y su hermana menor era brillante. Esta era la totalidad de las impresiones que tenía el cuarto príncipe con respecto a sus hermanos. Roland se sintió un poco incómodo, después de más de una década de vivir con ellos, el conocimiento del viejo Roland se había resumido en pocas palabras. ¿Qué fuerzas se habían desarrollado?, ¿Quiénes eran sus subordinados competentes?, ¿Quiénes eran expertos?, ¿Cuáles eran sus planes? y así sucesivamente … no sabía nada en absoluto.

Hace sólo tres meses que el cuarto príncipe había venido a este Pueblo Fronterizo, pero la nobleza ya había dejado de ocultar su desprecio por él. Era obvio que el cuarto príncipe no estaba hecho para ser un líder. Afortunadamente, cuando el rey había dejado a Roland en este territorio, había enviado a dos de sus subordinados más capaces para que prestaran asistencia, con tal de que la gente del pueblo no sufriera bajo el inepto gobierno del viejo Roland.

Después de que Roland se despertó a la mañana siguiente, una de sus criadas, Tyre, mencionó repetidas veces que el Ministro Adjunto quería verlo. Cuando parecía que ya no podía dejar de hacerlo, Roland actuó de acuerdo con sus recuerdos pasados y se acercó a tomar el culo de la doncella antes de enviarla a buscar a Barov, que había estado esperando en el salón.

Al ver que Tyre salía de la habitación, Roland se dio cuenta de que, desde que había reencarnado, ¿no debería tener un sistema o algo así? Al menos en muchas novelas era la fórmula estándar, pero la llegada de un sistema nunca sucedió.

Efectivamente, lo que Roland había leído en esas novelas era toda ficción.

****

En la sala de estar, Barov ya estaba inquieto de esperar. En el momento en que apareció Roland, preguntó: “Alteza, ¿por qué no ordenó la ejecución ayer?”

“Un día antes, un día después, ¿cuál es la diferencia?” Roland dijo mientras aplaudía, dejando que los asistentes supieran que él quería que trajeran su desayuno: “Siéntate, Barov”.

Las impresiones que tenía de los recuerdos del viejo Roland, y también basado en su propia opinión, era que el comandante de los caballeros tenía el gusto de discutir los problemas con el cuarto príncipe cara a cara, incluso en presencia de otros, mientras que el ministro adjunto era más prudente y le gustaba discutir los temas en privado. En cualquier caso, la lealtad de los dos, era probable que fuera para el Rey.

“¡Un día después puede hacer que otras brujas aparezcan, mi príncipe real! ¡Esto no es lo mismo que antes, con tus escapadas previas, no durante este momento de caos!” Advirtió Barov.

“¿Cómo puedes decir eso?” Preguntó Roland frunciendo el ceño. “Pensé que eras capaz de distinguir las diferencias entre la superstición y las verdades.”

Barov parecía desconcertado, “¿Qué supersticiones?”

“Que una bruja es mala y la mensajera del diablo” Le dijo Roland sin importarle, cuando él respondió pacientemente a la pregunta. “¿No es eso lo que la iglesia nos enseña? No intervendrán aquí, creo que es todo lo contrario. Su propaganda afirma que las brujas son malas, y mientras hemos elegido no ayudar activamente a su caza de brujas, todas las personas en este territorio creen en estas supersticiones desvergonzadas propagadas por la Iglesia “.

Barov se sorprendió, “¿Podría … podría ser una bruja realmente …?”

“¿En efecto malvada?” Preguntó Roland. “¿Y qué lo dice?”

El Ministro Adjunto se quedó en silencio un momento, tratando de decidir si el príncipe se burlaba deliberadamente de él. “Su Alteza, este problema se puede discutir más tarde. Sé que no te gusta la iglesia, pero esta búsqueda de conflicto es contraproducente “.

Roland frunció los labios. Parecía que invertir esta superstición sobre las brujas no era algo que pudiera hacer de la noche a la mañana, pero por ahora decidió sacarlo de su mente.

Cuando le llegó el desayuno de tostadas, huevos fritos y una jarra de leche a Roland, preparó dos platos, uno de los cuales sirvió al ministro adjunto.

“No has comido hasta ahora, ¿verdad?” Preguntó Roland antes de que comiera. La criada le había dicho que Barov había llegado fuera de su cuarto al amanecer, y había pedido directamente que lo viera, por lo que no debería haber tenido tiempo de comer. Aunque había decidido imitar la forma de vida del príncipe, también había decidido cambiar la manera en que la gente lo percibía de a poco.

El Ministro Adjunto era un buen primer objetivo para su plan. Roland pensó para sí mismo: “Si puedes hacer que tus hombres se sientan valorados, entonces estarán más motivados para trabajar para ti.”

Tomar la iniciativa siempre ha sido la manera más eficiente de ganar, ¿no?

Barov tomó la taza de leche que Roland le entregó, pero no bebió, mientras le decía ansiosamente: “Alteza, todavía tenemos un problema. Los guardias informaron que hace tres días se encontró un supuesto campo de brujas en el bosque occidental. Porque se fueron a toda prisa y no limpiaron todos sus rastros, un guardia lo encontró en el campamento.”

Sacó una moneda del bolsillo y la puso delante de Roland. Esta no era la moneda común del reino, al menos según los recuerdos del viejo Roland, no había visto tal moneda. Ni siquiera era como la suya, no era de metal.

Sintiéndola en sus manos, se sorprendió al ver que la moneda era cálida, y el Ministro Adjunto definitivamente no era la fuente de este calor sofocante de al menos cuarenta grados centígrados, lo que le recordaba el momento en que uno tomaba un baño.

“¿Qué es esto?” Preguntó Roland.

“Pensé que era sólo una baratija que hizo una bruja, pero en realidad es más grave que eso.” Barov tuvo que hacer una pausa para secarse la frente. “El patrón impreso es conocido como el Ojo del Diablo de la Montaña Sagrada, que es el Emblema de la Asociación de Cooperación Bruja “.

Roland frotó la superficie desigual de la moneda, él adivinó que era probablemente cerámica fundida. De hecho, vio que el centro de la moneda representaba un patrón en forma de ‘montaña’ de tres triángulos yuxtapuestos con un ojo en el triángulo central. Las líneas de contorno del patrón eran muy ásperas, él juzgó que debió haber sido pulida a mano.

Roland recordó los dos términos ‘Ojo del Diablo de la Montaña Sagrada’ y la ‘Asociación de Cooperación de Brujas’, pero no pudo descubrir ningún detalle. Parecía que el cuarto príncipe no había tenido interés en el ocultismo.

Roland no esperaba que Barov supiera más, pero continuó: “Alteza, no has visto verdaderas brujas antes, así que es comprensible que creas que sus habilidades son exageradas. De hecho, pueden ser heridas, incluso sangrar y no son más difíciles de matar que el resto de nosotros, pero eso es sólo para una bruja que no puede resistirse. Cuando reciben el poder del diablo, puede acortarse la vida útil de una bruja, pero también puede darles un aterrador poder. La gente común no puede igualarlos. Una vez que una bruja crece hasta la edad adulta, incluso un ejército tendrá que pagar un alto precio para matarla. Sus deseos son casi imposibles de suprimir, lo que finalmente las hace convertirse en los siervos del diablo. La Iglesia, por lo tanto, declaró una Santa Inquisición, si se considera que una mujer tiene probabilidades de ser una bruja, estas deben ser inmediatamente capturadas y ejecutadas. El rey también ha aprobado este decreto y, de hecho, estas medidas han sido muy eficaces, y los incidentes en los que las brujas han causado estragos ya han disminuido considerablemente en comparación con hace cien años. La montaña sagrada, o decir la entrada al infierno, es sólo un rumor ilustrado en un libro antiguo de esa época.”

Roland, mientras masticaba su pan, se burlaba una y otra vez al oír esto. Aunque las historias de este mundo y del mundo que conocía eran muy diferentes, sus trayectorias históricas eran sorprendentemente similares. No importaba si era la iglesia en este mundo o la iglesia que él conocía del suyo, él pensaba que la religión en sí misma, era el siervo del diablo, la verdadera fuente del mal. ¿No crees que sentenciar a alguien a la muerte sólo porque son diferentes, es malo? Usando el nombre de Dios para matar a alguien llevaba a todo tipo de equivocaciones. Desconociendo los pensamientos de Roland, Barov continuó con su discurso: “Grabado en los libros antiguos, las brujas sólo pueden encontrar paz real en la Montaña Sagrada. No tendrían que sufrir deseos incontrolables porque su magia no tendría efectos secundarios. No hay duda de que la llamada Montaña Sagrada fue indudablemente el lugar de nacimiento del mal, una entrada al infierno en la tierra. Creo que el infierno no sólo castiga a los que han caído en las tentaciones del diablo “.

“La ‘Liga de Brujas Aliadas’, ¿quiénes son? ¿Cuál es su relación con la Montaña Sagrada?” Preguntó Roland.

Barov le explicó con una cara amarga: “En el pasado, todo estaba bien porque las brujas huían antes de que la Inquisición llegara y vivían en aislamiento. Pero en los últimos años, la Liga de Brujas Aliadas apareció y marcó una diferencia. Ellas quieren reunir a todas las brujas y encontrar la Montaña Sagrada. Para este propósito, la Asociación de Cooperación de Brujas incluso tomó la iniciativa de atraer a otros a convertirse en una bruja. En el último año, muchos bebés desaparecieron en el Puerto Clearwater, y el rumor era que fue obra de ellas.”

2 respuestas a “RTW – Capítulo 2 – La Bruja Llamada Anna (Parte I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s