ATG – Capítulo 772 – Nido del Demonio de la Matanza Lunar

(12/13)

“Lo que me causó más preocupación fue que Xuanyuan Wentian no me preguntó a dónde íbamos ahora.” Yun Che le dijo a Jazmín en voz baja: “Además, cuando visité la Villa de la Espada Celestial, ese Xuanyuan Jiuding también me dio una mirada muy extraña.”

Los atributos más fuertes que poseía Yun Che eran sus facultades de percepción, perspicacia y una intuición tan fuerte que llegaba a ser aterradora.

“Sólo estoy pensando que es extremadamente posible que la Poderosa Región de la Espada Celestial pueda haber descubierto alguna información. Por ejemplo, por alguna razón, ya saben que el ‘Anciano Duotian’ que inventé es falso.” Yun Che dijo mientras sus cejas se fruncían.

“Hmph, conmigo a todos lados, ¿todavía tienes miedo de morir?” Jazmín se burló. A los ojos de los practicantes profundos del Continente Profundo Cielo, Xuanyuan Wentian era alguien semejante a un dios, un individuo incomparable. Pero en sus ojos, él era sólo una hormiga que era ligeramente más grande que el resto.

“… Eso quiere decir que mientras permanezcamos en el Palacio del Océano Supremo, necesitaré confiar en tu poder.” Yun Che dijo impotente y a regañadientes. No era una persona acostumbrada a depender de otros, porque tenía muy claro que confiar en este tipo de cosas sería un impedimento importante para su crecimiento. Jazmín también lo sabía, así que durante los últimos años había mantenido la pretensión de que había sellado sus propios poderes.

Esta vez, para captar la escasa posibilidad de que pudiera obtener la Flor Udumbara del Inframundo, no tuvo más remedio que enfrentarse a los extraordinariamente poderosos Cuatro Terrenos Sagrados de antemano. Por lo tanto, no tenía más remedio que confiar en el poder de Jazmín… De lo contrario, si Jazmín aun seguiría estando en el estado donde ‘su poder estaba sellado’, él definitivamente no hubiera elegido venir al Palacio del Océano Supremo en este momento.

“Yun Che, tienes que ser extremadamente cauteloso sobre Xuanyuan Wentian.” Zi Ji repentinamente dijo cuando vio la expresión solemne de Yun Che. “Xuanyuan Wentian es alguien que es verdaderamente un maníaco de la espada, y él tiene un deseo insaciable de fuerza. A pesar de que la Poderosa Región de la Espada Celestial es la más débil de todos los Terrenos Sagrados cuando se trata de poder agregado, Xuanyuan Wentian es ligeramente más fuerte que el Soberano de los Mares, Qu Fengyi y el Monarca Celestial, Ye Meixie. Incluso cuando lo comparas con el Santo Emperador, Huangji Wuyu, no hay casi ninguna diferencia en su poder”.

“Pero si él fuera únicamente un simple maníaco de espada, entonces estaría bien. A pesar de que parece un caballero refinado, cortés y un anciano respetable, la verdad del asunto es que es una persona extremadamente prejuiciosa y astuta, alguien que está dispuesto a hacer cualquier cosa por el bien de alcanzar el poder. Hace mil años, la Familia Real de la Noche Eterna fue destruida por su loca ambición y hasta el resto de nosotros nos volvimos sus cómplices durante ese sórdido asunto. Al final, no tuvimos más remedio que cometer un error tras otro para proteger la reputación de los Terrenos Sagrados”.

“Además, su talento innato es extremadamente inusual y hay demasiados misterios inexplicables sobre ti. Si no fuera por ese insondable y poderoso maestro tuyo, podría haber hecho ya su movimiento contra ti… Ahora mismo se comportaba de una manera bastante extraña, así que es algo a lo que debes prestarle atención”.

La voz de Zi Ji era suave, pero la advertencia en sus ojos era clara para que todos la vieran. Yun Che y Xuanyuan Wentian se habían reunido por primera vez hoy, y alguien que estuviera en el nivel de Zi Ji indudablemente sabría mucho más sobre Xuanyuan Wentian que Yun Che.

Yun Che asintió con la cabeza, “Entiendo. Gracias por su advertencia, Mayor Zi… Mayor Zi, este menor también es curioso acerca de una cosa, pero no estoy seguro de si es una pregunta qué debo hacer.”

Qu Fengyi… Ese era el nombre con que el Mayor Zi se refirió al Soberano de los Mares. Como uno de los cuatro Maestros Santos del Continente Profundo Cielo, su nombre no era dominador, pero tampoco era femenino o suave. En cambio, era un nombre que parecía haber resistido muchas tormentas.

El Santo Emperador, el gobernante del Santuario del Monarca Absoluto, la cabeza de los cuatro Maestros Santos, y la persona que reinaba supremamente en el Continente Profundo Cielo. Su nombre era Huangji Wuyu…

¿Wuyu? (¿Sin deseos?)

Se decía que el Santo Emperador era incapaz de producir un heredero, y sólo tenía unos pocos hijos adoptivos. ¿Podría ser algo que tenía que ver con las palabras “sin deseos”?

… Si un hombre no tenía deseos, entonces, ¿cómo era diferente de un pez salado?

“Ah, ¿quieres preguntarme qué tipo de relación tengo con el Soberano de los Mares?” Preguntó Zi Hi con una débil sonrisa.

Yun Che respondió con una carcajada: “La percepción del Mayor Zi es de hecho iluminadora. Cuando estábamos en el Gremio Mercantil Luna Negra y el Mayor Zi fue capaz de utilizar un conjunto de diez kilos de Cristales Divinos de Veteado Púrpura en una transacción, este menor estaba muy seguro de que el Mayor Zi tenía definitivamente una posición exaltada dentro del Palacio del Océano Supremo. Y justo ahora, cuando estábamos en el Palacio Imperial del Océano, los Cristales Divinos de Veteado Púrpura que se habían mantenido en reserva también estaban en la persona del Mayor Zi. Además, el Soberano de los Mares es una persona extremadamente imponente, pero cuando ella trató con el Mayor Zi fue completamente diferente de cómo ella trató a su propio Gran Anciano. Así que este menor no puede dejar de estar muy curioso en lo que respecta a la identidad del Mayor Zi”.

Zi Ji puso una leve sonrisa cuando dijo: “Entonces, ¿por qué no intentas adivinarlo?”

Yun Che ya había hecho una conjetura bastante ilustrada en su corazón, así que respondió de una manera muy franca: “Este menor ha oído a Yuanba decir que hay siete existencias que están por encima del Gran Anciano dentro del Palacio del Océano Supremo, estas siete personas son extremadamente poderosos practicantes profundo conocidos como los Siete Venerables, y tienen los colores rojo, naranja, amarillo, verde, cian, azul y púrpura en sus nombres. El más débil de los siete es el Venerable Rojo y el más fuerte es el Venerable Púrpura, cuyo poder es inferior al Soberano de los Mares. Además, el Mayor Zi sólo tiene el color púrpura como apellido. Por lo tanto, como el Mayor Zi es la persona número dos dentro del Palacio del Océano Supremo, puede ser aceptable como una explicación.”

“Es solo que aunque la fuerza profunda del Mayor Zi es extremadamente alta, la presión que da a este joven es menor que la del Gran Anciano Mo Chenfeng. Por lo tanto, es definitivamente imposible que el Mayor Zi sea uno de los Siete Venerables… y debido a esto, la única respuesta que este joven puede pensar es que los dos son…”

“¡Esposo y esposa!”

“…” Zi Ji se sacudió sobresaltado antes de lanzar su cabeza hacia atrás y reír en voz alta.

“Eres mucho más digno de las palabras ‘la percepción es iluminadora”. Zi Ji dijo con una gran carcajada, pero sus palabras no confirmaron la suposición de Yun Che: “Si estás hablando solo sobre el estatus, yo soy el marido de la Soberana de los Mares. Pero la relación de marido y mujer que tengo con ella es completamente ajena a su concepto de lo que es un marido y mujer”.

“… ¿Qué significa Mayor Zi?”

“He estado casado con ella durante mucho, mucho tiempo. Fue según los deseos de nuestros padres y de la secta. Sin embargo, cuando me casé con ella, nunca había soñado que ella se convertiría en la próxima Soberana de los Mares. Su corazón y alma entera se consumieron por el camino profundo. Esto junto con su talento innato, pavimentaron extremadamente el camino para que ella se convirtiera en la persona número uno en el Palacio del Océano Supremo. Sin embargo, siempre he estado fascinado con el comercio y pasé la mayor parte de mi tiempo en la sede del Gremio Mercantil Luna Negra o visitando las sucursales esparcidas por el Continente Profundo Cielo. Rara vez regreso al Palacio del Océano Supremo. Normalmente sólo voy a ver al Soberano de los Mares una vez cada diez años en promedio y aunque somos marido y mujer, no tenemos muchos sentimientos el uno por el otro. Nuestra unión fue conocida en última instancia para significar que el Gremio Mercantil Luna Negra y el Palacio del Océano Supremo eran una entidad y no dos energías que eran independientes la una de la otra.”

Cuando relataba su historia, el tono de Zi Ji era uniforme y no era melancólico en lo más mínimo.

“Ah, así es como es.” Yun Che asintió con la cabeza lentamente,” Este joven no se atreve a especular sobre si la relación de marido y mujer que Mayor Zi y el Soberano de los Mares comparten es superficial o no, pero hay una cosa de la que este joven está muy convencido. El Soberano de los Mares pone mucha confianza en el Mayor Zi. Y puede ser que el Mayor Zi sea la única persona en este mundo en la que la Soberana de los Mares realmente confíe”.

“Hoho.” Zi Ji dio una breve risa antes de señalar hacia adelante, “Estamos aquí. Aquí es donde se encuentra el Nido del Demonio de la Matanza Lunar”.

Había una sombría luz azul que parpadeaba intermitentemente a unos cinco kilómetros por delante de ellos. Había una pequeña isla que era casi perfectamente redonda y encima de la isla había una barrera en forma de cúpula que la envolvió completamente. El sombrío resplandor azul venía de la barrera que envolvía la pequeña isla.

El océano que rodeaba la pequeña isla se había hundido tan bajo que formó una trinchera a su alrededor. Era casi como si el agua de mar estuviera siendo empujada por un inimaginable poder.

“Esta es la barrera que se usa para sellar el Nido del Demonio de la Matanza Lunar.” Zi Ji dijo mientras se detenía. “El Nido del Demonio de la Matanza Lunar está dentro de esta barrera”.

“Este lugar está situado en el océano y está a más de mil quinientos kilómetros del continente. Normalmente, nadie se acercaría a este lugar porque siempre hay discípulos del Palacio del Océano Supremo vigilándolo. Incluso si alguien consigue entrar por accidente, el Soberano de los Mares será alertado inmediatamente una vez que esa persona entre en contacto con la barrera”.

Los cuatro descendieron hacia la isla. Inmediatamente, una fuerza repulsiva increíblemente fuerte los golpeó. La fuerza de las cuatro personas estaba en el punto más alto del Continente Profundo Cielo, pero inmediatamente les resultó difícil respirar cuando una fuerza opresiva restringió sus pechos.

“¡Qué poderosa barrera!” Xia Yuanba exclamó en voz baja: “Estamos tan lejos, sin embargo, la fuerza repulsiva que nos golpeó fue tan fuerte… Mi maestro dijo que esta barrera ha persistido durante más de diez mil años, y que podría incluso llamarse la barrera más fuerte que existe dentro del Continente Profundo Cielo. Parece que la reputación que tiene por ser indestructible es muy merecida”.

“Solo basándose en su capacidad de aislamiento, esta barrera es realmente incomparable” Zi Ji dijo asintiendo con la cabeza, su expresión estaba llena de admiración y reverencia: “Los fundadores del Palacio del Océano Supremo usaron más de la mitad de los artefactos Profundo Tirano que existían en el Continente Profundo Cielo y consumieron una cantidad increíble de cristales profundos para establecer esta barrera todos esos años atrás. Si no fuera por esta barrera de aislamiento, esa tremenda energía yin habría escapado desenfrenadamente durante los últimos diez mil años y las consecuencias habrían sido inimaginables”.

“Mi Palacio del Océano ha florecido durante diez mil años y, a pesar de que hemos cometido errores en nuestras acciones a través de los años, también hemos mantenido esta barrera durante diez mil años también. ¡Así que mi Palacio del Océano siempre ha sido capaz de buscar su propia alma sin ser encontrado defectuoso, viviendo verdaderamente con el nombre de Terreno Sagrado!” La voz tranquila de Zi Ji estaba llena de orgullo. Avanzó lentamente y el Sello del Emperador del Océano, que parpadeaba con luz azul, ya estaba en su mano.

Yun Che respiró hondo antes de caminar hacia el lado de Zi Ji. Ya habían pasado siete años desde que Jazmín le había mencionado por primera vez que necesitaba encontrar una Flor Udumbara del Inframundo. En estos siete años, el único lugar donde era posible encontrar una Flor Udumbara del Inframundo era el Nido del Demonio de la Matanza Lunar, que estaba aislado en una barrera ante él.

Y ahora, Jazmín ya había sido purificada del veneno diabólico y todos los materiales que se necesitaban para reconstituir su cuerpo habían sido reunidos, a excepción de esa Flor Udumbara del Inframundo… Aunque había una posibilidad muy pequeña de que pudieran encontrar una, aquí estaba él. Sólo podía esperar que pudiera encontrar la flor milagrosa en plena floración durante las cien respiraciones que podía quedarse en el Nido del Demonio de la Matanza Lunar.

Cuanto más se acercaban a la barrera, más comprendían lo fuerte que era esta barrera. Yun Che estaba completamente convencido de que incluso si tuviera diez veces la cantidad de fuerza, ni siquiera sería capaz de hacer una abolladura en esta barrera.

Cuando Zi Ji se paró frente a la barrera, levantó el Sello del Emperador del Océano y vaciló un momento antes de darse la vuelta para dirigirse a Yun Che. “Yun Che, aunque ya estamos aquí, y sé que no debería decir cualquier cosa para amortiguar tus esperanzas… debes tener muy claro que la posibilidad de encontrar una Flor Udumbara del Inframundo en plena floración es extremadamente baja. Además, aunque la encuentres milagrosamente, ¿cómo la obtendrás?”

“Aquellos Ancianos del Océano Supremo que habían visto la Flor Udumbara del Inframundo todos esos años atrás, eran todos potencias incomparables que estaban en el Reino Profundo Soberano. A pesar de que sólo la miraron desde la distancia por un corto momento antes de salir rápidamente, todos ellos sufrieron una terrible enfermedad después de eso. Por lo tanto, es difícil imaginar las consecuencias de acercarse incluso a esa flor, y mucho menos recogerla. Y por mi propio conocimiento, nunca ha habido una instancia registrada donde la Flor Udumbara del Inframundo fuera cosechada con éxito en la historia del Continente Profundo Cielo. Los únicos registros que tenemos de esta flor son las innumerables muertes que se produjeron a causa de ella y su reputación como la ‘más maligna de las flores’.”

“Tengo mis propios métodos.” Dijo Yun Che con confianza.

En el momento en que había pronunciado esas palabras, la voz de Jazmín también sonó en su mente, “Si realmente hay una Flor Udumbara del Inframundo, definitivamente no debes acercarte a ella. A pesar de que tiene el Alma del Dios Dragón, si te acerca dentro de treinta metros alrededor de ella, serás definitivamente destrozado por el extremo dolor. ¡Y si llegas a acercarte alrededor de quince metros de ella, simplemente estás cortejando la muerte! Deja la cosecha de la Flor Udumbara del Inframundo, yo la traeré a la Perla del Veneno Celestial completamente intacta.”

“Lo sé.” Respondió Yun Che. Cuando vivía en el Continente Nube Azur, su maestro le había enseñado también sobre la Flor Udumbara del Inframundo, y las palabras que había enfatizado más cuando le había enseñado a Yun Che acerca de esta flor eran :‘nunca debes acercarte a una.”

Zi Ji asintió lentamente con la cabeza. No intentó hablar más. En lugar de eso, dio una palmada en el Sello del Emperador del Océano contra la superficie de la barrera frente a él.

Inmediatamente, pudieron ver la ondulación de la barrera en el lugar en que entró en contacto con el Sello del Emperador del Océano. Zi Ji frunció las cejas y dijo en un tono solemne: “En el momento en que se libere el sello de la barrera, habrá una gran cantidad de energía yin expulsada. Esta energía yin es extremadamente dominadora y si la gente normal y los practicantes profundos débiles entraran en contacto con ella, sus vidas serían puestas en peligro. La energía yin dentro de la Nido del Demonio de la Matanza Lunar es aún más terrible, e incluso si somos nosotros, el momento en que entramos en este lugar, nuestra fuerza profunda será suprimida por dos reinos enteros. Al mismo tiempo, nuestra vitalidad también será drenada rápidamente. ¡Ahora mismo, necesitan usar todas sus fuerzas para protegerse! ¡Definitivamente no deben subestimar al Nido del Demonio de la Matanza Lunar!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s