ATG – Capítulo 771 – El Maestro de la Poderosa Espada Celestial

(11/13)

“A pesar de que usar estos cristales divinos viola la prohibición de nuestro antepasado, una transacción como esta con tan grandes ganancias a tan bajo riesgo, no puedo encontrar ninguna razón para rechazarla. Esto podría decirse que es la transacción más rentable que he hecho en toda mi vida. Si la pierdo, no merecería llamarme un comerciante.”

Cuando su voz cayó, un anillo espacial que parpadeó con una luz púrpura apareció en la mano de Zi Ji. Puso el anillo espacial de cristal púrpura ante los ojos de Yun Che. “Aquí hay precisamente veinte kilogramos de Cristales Divinos de Veteado Púrpura. Si quieres arrepentirte, todavía hay tiempo para hacerlo ahora mismo.”

Yun Che no respondió. Con un empujón de su mano, veinte Píldoras Overlord volaron hacia Zi Ji. Simultáneamente el anillo espacial de cristal púrpura en la mano de Zi Ji fue atraído hacia sus manos. Utilizó su conciencia para mirar dentro y encontró veinte kilogramos de Cristales Divinos de Veteado Púrpura almacenados dentro, sin ningún gramo más ni menos.

“Hacer una transacción con el Mayor Zi es de seguro gratificante.” Yun Che guardó el anillo espacial de cristal púrpura. “Espero que el Mayor Zi no se olvide de que estas veinte preciosas píldoras sólo pueden ser utilizadas para la subasta y no para ser guardadas en privado.”

Con estos veinte kilogramos de Cristales Divinos de Veteado Púrpura ahora en sus manos sumados a los veinticinco kilogramos dentro de la Perla del Veneno Celestial… ¡Los treinta y cinco kilos de Cristales Divinos de Veteado Púrpura requeridos de Jazmín habían sido cumplidos!

Tenía dos núcleos profundos ya en sus manos y eran núcleos del Reino Profundo Soberano, muy por encima de los núcleos Profundo Emperador requeridos por Jazmín.

¡Lo único que faltaba ahora era la Flor Udumbara del Inframundo!

“Hoho, eso es algo evidente.” La energía profunda de Zi Ji también barrió a través de todas las Píldoras Overlord, luego las guardó cuidadosamente con una cara llena de sonrisas… Esta fue la transacción más rentable que había hecho en toda su vida. No sólo era fácil, Yun Che había obtenido más de diez kilogramos de Cristales Divinos de Veteado Púrpura y todo el proceso sólo le costó unos pocos días.

La ‘suma’ del intercambio entre los dos fue enorme, sin embargo, fue fácil de completar en pocas palabras y dejó a ambos lados muy satisfechos.

Estaba en posesión de cuarenta y cinco kilogramos de Cristales Divinos de Veteado Púrpura, una cantidad que era astronómica, ya fuera en el Reino Demonio Ilusorio o en el Continente Profundo Cielo y definitivamente superaba las reservas de un Terreno Sagrado. Yun Che sabía que ser capaz de obtener muchos Cristales Divinos de Veteado Púrpura definitivamente no se basaba en su propia fuerza, sino en el increíble poder desafiante del cielo.

Pero eso era meramente en términos de reservas. ¡El actual Yun Che no estaba realmente en posesión del número más alto dentro del Continente Profundo Cielo… los que tenían la mayoría de los Cristales Divinos de Veteado Púrpura eran realmente la Secta Divino Fénix!

La muerte del Dios Fénix y tener cincuenta kilos de Cristales Divinos de Veteado Púrpura eran dos secretos que la Secta Divino Fénix tenía que proteger con sus vidas. O bien si se filtrara podría atraer una enorme catástrofe. Con el fin de encubrir esos secretos, la Secta Divino Fénix no escatimó esfuerzos para perseguir su cruel guerra con la Nación del Viento Azul.

“¡Bien hecho!” El Soberano de los Mares también estaba evidentemente complacido por esta transacción. Su rostro siempre rígido se había alisado un poco. “Maestro Asgard Yun, eres realmente una persona con un extraordinario talento. Dado que esta transacción está completa, Zi Ji, ahora puedes llevar a Yun Che al Nido del Demonio de la Matanza Lunar”

“¡Sin embargo, Maestro Asgard Yun, esta soberana debe recordarte nuevamente que el sello del Nido del Demonio de la Matanza Lunar sólo estará abierto por cien respiraciones! Después de un centenar de respiraciones de tiempo, el sello se cerrará automáticamente y definitivamente no se puede abrir de nuevo. ¡Por lo tanto, después de entrar en el Nido del Demonio de la Matanza Lunar, debes salir antes de un centenar de respiraciones independientemente del resultado, o de lo contrario morirás dentro, eternamente atrapado! Además, la energía yin en el Nido del Demonio de la Matanza Lunar es extremadamente fuerte. No sólo suprimirá substancialmente la energía profunda, también disminuirá la esencia vital. Olvídate con tu fuerza actual, incluso esta soberana no duraría ni un día dentro antes de morir como un lisiado. Ser capaz de permanecer allí durante quinientos años antes de salir en su próxima apertura es un completo disparate”.

“No te preocupes, cuando lleguemos allí, iré dentro del Nido del Demonio de la Matanza Lunar junto con él. No hay necesidad de esperar por cien respiraciones, una vez que hayan pasado cincuenta respiraciones, lo sacaré a la fuerza.” Zi Ji dijo mientras él se reía.

“¡Eso es lo mejor, puedes irte!”

……………………

Juntos, Yun Che y Zi Ji dejaron el Palacio Imperial del Océano. Feng Xue’er, que estaba esperando afuera rápidamente caminó al lado de Yun Che. “Gran Hermano Yun, ¿estás bien?”

“Por supuesto que estoy bien.” Yun Che sonrió mientras sostenía la mano de Feng Xue’er y luego extendió la otra, señalando hacia Zi Ji, “Este es el Mayor Zi Ji del Palacio del Océano Supremo “.

“Feng Xue’er de la Secta Divino Fénix saluda al Mayor Zi.”

Zi Ji sonrió mientras asentía con una expresión peculiar en sus ojos. “El nombre de la Princesa Snow ha pasado por mis oídos. Tenerte en persona es una gran fortuna.”

“Xue’er, voy a entrar en Nido del Demonio de la Matanza Lunar con el Mayor Zi. Ve primero con tu padre real, estaré de vuelta antes de que te des cuenta.” Yun Che le dijo a Feng Xue’er.

“¿Vas a entrar ahora?” Feng Xue’er sabía que el objetivo principal de la visita de Yun Che al Palacio del Océano Supremo era entrar en el Nido del Demonio de la Matanza Lunar, ella no esperaba que sucediera tan rápidamente. Ella respondió automáticamente: “Entonces definitivamente voy a acompañar al Gran Hermano Yun también. Después de todo, ya le prometí a todas las Maestra Mayores y Menores que indudablemente estaría velando por ti en todo momento”.

“Muy bien entonces.” Yun Che había esperado está respuesta, así que él no intentó convencerla de eso. Agarró la diminuta mano de Feng Xue’er con más fuerza que antes y dijo sinceramente: “Es muy probable que haya peligros imprevistos que acechan en ese lugar, así que definitivamente debes escuchar mis palabras mientras estamos dentro. Definitivamente no debes poner en peligro tu propia vida tratando de protegerme.”

“¡Lo sé! Siempre he sido muy obediente con el Gran Hermano Yun, ¿sabes? ” Dijo Feng Xue’er con una dulce sonrisa.

La intimidad compartida entre los dos causó que el humor de Zi Ji se hiciera inmediatamente complejo. Levantó la mano y dijo: “El Nido del Demonio de la Matanza Lunar está muy cerca de nuestro Palacio del Océano. Si viajamos setenta y cinco kilómetros al sur en línea recta, llegaremos a su destino. Así que Yun Che, a menos que tengas otras cosas que resolver, apresurémonos.”

“¡Bien! Tendré que molestar al Mayor Zi para que lidere el camino.”

Justo cuando las tres personas se acercaron al cielo, vieron a una figura lejana corriendo hacia ellos a una velocidad extremadamente rápida, como si esa persona estuviera realmente ansiosa por alcanzarlos. Yun Che se detuvo en el aire antes de soltar un grito bajo. “Yuanba! ¿Qué estás haciendo aquí?”

¡Whoosh!

Una ráfaga de viento salvaje sopló en la estela de Xia Yuanba mientras se precipitaba. Se agachó para recuperar el aliento mientras jadeaba por el aire. Él dijo: “Mi maestro ya se ha establecido, así que como no tengo nada mejor que hacer, vine a buscar al cuñado. ¿Ah? ¿Señor Zi? ¿Tú… vas a algún sitio?”

Durante el último Torneo de Clasificación de las Siete Naciones, Azul Antiguo había llevado a Xia Yuanba a la Ciudad Divino Fénix, y el primer lugar al que habían visitado era el Gremio Mercantil Luna Negra. El propósito de esa visita era ver a Zi Ji. Así que aunque Xia Yuanba nunca había estado en el Palacio del Océano Supremo antes, todavía reconoció a Zi Ji.

“Vamos al Nido del Demonio de la Matanza Lunar. Yuanba, ¿quieres venir con nosotros? “Yun Che sabía que la razón por la que Xia Yuanba se había apresurado con tanta prisa era porque estaba preocupado por la seguridad de Yun Che. Ahora que iban a entrar en el Nido del Demonio de la Matanza Lunar, Xia Yuanba definitivamente querría venir, y ellos podrían olvidarse de deshacerse de él.

“¡Ah! ¿Vamos ahora? ¡Por supuesto, iré con ustedes! En realidad, también estoy muy curioso de ver cómo es ese lugar.” Xia Yuanba dijo con mucha emoción.

“Sigh.” Zi Ji se rió sacudiendo la cabeza mientras simplemente dejaba escapar un suspiro, “Vamos a irnos entonces. Una vez que lleguemos a ese lugar, recuerden estar siempre en guardia.”

La guardia permanente del Nido del Demonio de la Matanza Lunar era la razón detrás de la existencia del Palacio del Océano Supremo en primer lugar, por lo que era natural que no se encontraran demasiado lejos. Y para los cuatro, se podría decir que setenta y cinco kilómetros era un corto paseo por el parque.

Al poco tiempo, habían llegado a la frontera sur del Palacio del Océano Supremo.

Una figura humana apareció en su camino.

A pesar de que todavía estaban a varios kilómetros de distancia de esa persona, Yun Che, Feng Xue’er, Xia Yuanba y Zi Ji comenzaron a detenerse simultáneamente a medida que la mirada en sus ojos cambió sutilmente.

“Esa persona… ¡tiene un aura increíble! A pesar de que todavía está tan lejos, en realidad me resulta difícil respirar.” Xia Yuanba exclamó mientras aspiraba un poco de aire. Continuó en voz baja: “¡Parece que es aún más fuerte que mi maestro!”

A medida que se acercaban a esa persona, su figura se hacía más clara en su visión. El hombre vestía sencillas túnicas verdes, su cuerpo era esbelto y ligero, su largo cabello negro se encuadraba en una simple cola de caballo que llegaba hasta su cintura. Estaba flotando a más de treinta metros sobre la superficie del océano y, pese a los aullidos de la corriente del agua a su alrededor, ni su ropa ni su pelo se movían un centímetro. Incluso la superficie del océano bajo sus pies estaba completamente tranquila y silenciosa, no había ni una sola ondulación que pudiera verse.

Parecía como si el espacio que existía a su alrededor estuviera completamente congelado y sellado.

El hombre no movió ni un músculo y su cuerpo no liberó ninguna energía profunda. Cuando el grupo de Yun Che se acercó a él, una presión silenciosa descendió sobre ellos y se sintió como si una placa de metal que se estaba haciendo más y más gruesa estaba siendo presionada contra sus pechos.

“Mayor Zi, ¿quién es esa persona?” Preguntó Yun Che con voz suave. ¡La fuerza y la presión silenciosa que este hombre exudaba definitivamente superaban la fuerza y la presión que el Duque Ming había exhibido en el Valle de la Llama Relámpago del Cuervo Dorado!

Zi Ji no respondió, avanzando para dirigirse al hombre que estaba delante de ellos. “Maestro de la Espada Xuanyuan, ¿Qué le trae aquí? Pensar que lo encontraríamos examinando esta parte del océano por usted mismo. ¿Podrías haber alcanzado alguna forma de iluminación en los últimos días?”

¡Maestro de la Espada Xuanyuan!

Estas cuatro palabras hicieron temblar los corazones de Yun Che y sus dos compañeros.

“¡Así que él es el Maestro de la Espada de la Poderosa Región de Espada Celestial… Xuanyuan Wentian!” Xia Yuanba dijo en un bajo susurro.

“…” La mano de Yun Che se curvó hacia adentro cuando empezó a apretar su puño. Fue sólo después de una buena cantidad de tiempo que finalmente se relajó un poco.

¡La Poderosa Región de la Espada Celestial… los que habían causado la paralización de sus padres y la muerte de su abuelo! También fue Poderosa Región de la Espada Celestial quien mató al padre de nacimiento de Xiao Yun, causando que su madre biológica muriera de pena, y así hundió a Xiao Lie en la desesperación y agonía durante más de veinte años…

¡Podría decirse que las tragedias que atraparon tanto a su familia como a las de Xiao Yun durante tantos años fueron orquestadas por el Duque Ming, pero si el Duque Ming había planeado todo esto, entonces la Poderosa Región de la Espada Celestial había sido la que había empuñado el espada del verdugo!

El hombre de túnica verde se volvió lentamente. Su cara era delgada y hundida, sus rasgos eran completamente ordinarios. Su mirada recorrió a los cuatro antes de dar una débil sonrisa y decir: “Ah, así que era el Señor Zi.”

Después de que él murmurara esas palabras, su mirada cayó directamente sobre Yun Che.

“Si mi suposición no es incorrecta, la persona a la derecha del Señor Zi debe ser el Yun Che que ha enviado ondas de choque a través del Continente Profundo Cielo en los últimos meses.”

Yun Che, “…”

“Hoho, es así. Pero, ¿quién habría pensado que una existencia suprema como el Maestro de la Espada Xuanyuan tomaría tanta atención a un menor?” Zi Ji respondió en un tono uniforme.

Una sonrisa suave y llena de profundo significado se extendió a través del plácido rostro de Xuanyuan Wentian, pero sus ojos se quedaron fijos en Yun Che: “Como el joven más destacado de su generación, espero que usted, Maestro Asgard Yun, hará que sea un punto más para venir a la Conferencia de la Espada del Diablo que se celebra en tres días. La Conferencia de la Espada del Diablo perdería gran parte de su lustre si decidiera no agraciarnos con su presencia.”

Yun Che, “¿…?”

“Parece que el Señor Zi y el Maestro Asgard Yun todavía tienen algunas cosas importantes que atender, así que no los molestaré más. Por favor.”

“Eso es natural.” Una sonrisa misteriosa se extendió a través de la cara de Xuanyuan Wentian mientras él ascendía lentamente hacia el cielo. Después de eso, su cuerpo se volvió borroso mientras volaba hacia el Palacio del Océano Supremo. No les había preguntado a dónde se dirigían… como si eso no le supusiera ningún interés.

“Ese era el Maestro de la Espada de la Poderosa Región de Espada Celestial – Xuanyuan Wentian. Nunca pensé que lo encontraríamos en este lugar.”

Zi Ji dijo esto bastante casualmente, pero una vez que terminó de hablar, volvió a tomar el aire mientras continuaba viajando hacia el sur.

Yun Che frunció las cejas y su espíritu repentinamente se sintió mucho más pesado. Después de un período de silencio, habló en los rincones de su mente. “Jazmín, durante el período que nos estamos quedando en el Palacio del Océano Supremo, es muy probable que necesite de tu fuerza… porque no puedo dejar de tener la sensación de que algo no está bien”.

“¡Hmph!” Jazmín soltó un resoplido suave y frío. “Si no quiero que mueras, diez mil Xuanyuan Wentian no serían suficientes para matarte. Pero tengo curiosidad por una cosa, ¿por qué hiciste un mal trato con el Palacio del Océano Supremo?

“Porque he estado teniendo este inexplicable sentimiento de inquietud desde que llegué al Palacio del Océano Supremo.” Dijo Yun Che mientras su voz se hacía solemne. “Me temo que algunas variables aparecerán durante la Conferencia de la Espada del Diablo, así que era mejor resolver todo mi negocio primero. Además, la mirada de ese Xuanyuan Wentian… me hace sentir como si estuviera completamente desnudo ante él”.

“Sólo espero que sea sólo mi imaginación hiperactiva… pero no importa que, definitivamente tengo que proceder con extrema precaución ahora.”

……………………….

“Padre, Toxina Inmortal ha llegado.”

El que hablaba era un joven con una túnica azul de rostro delgado y hundido. Sus rasgos y su figura se parecían mucho a Xuanyuan Wentian.

El hombre que estaba frente a él era Xuanyuan Wentian, quien acababa de regresar al Palacio del Océano Supremo.

“Muy bien.” Dijo Xuanyuan Wentian con un gesto brusco de cabeza. “Espero que su tóxico veneno de insectos funcione igual que en las leyendas. Si todo lo que tiene es una reputación vacía y no nos sirve para nada, entonces no hay necesidad de que permanezca en esta tierra”.

“¿Está yendo el padre a verlo ahora?” Preguntó el joven.

Xuanyuan Wentian no dio el visto bueno. En vez de eso, habló con un tono lento y deliberado: “Este Yun Che no me decepcionó después de todo. Ya está dentro del Palacio del Océano Supremo. En realidad lo conocí.”

El joven echó la cabeza hacia atrás con deleite cuando una peligrosa sonrisa apareció en su rostro.

“Durante los últimos cien años, he estado obsesionado con mis preparativos con respecto a la Espada del Diablo. Originalmente había planeado hacer una visita al Reino Demonio Ilusorio nuevamente después de eliminar el sello de la Espada del Diablo para poder obtener el Espejo de Samsara. Pero, quién habría pensado que se entregaría a mí de la misma manera que la Espada del Diablo está a punto de ser desellada. ¡Verdaderamente incluso los cielos están de mi lado!” Dijo Xuanyuan Wentian mientras él sonreía silenciosamente, su rostro se elevó hacia el cielo.

“¿Ese Espejo del Samsara esconde realmente los secretos del Profundo Divino?” Preguntó el joven.

“¿Los secretos del Profundo Divino?” Xuanyuan Wentian dijo mientras sus ojos se entrecerraron débilmente, “Eso fue sólo una mentira que el Duque Ming inventó para usarnos. Hoho, el Duque Ming probablemente todavía ingenuamente cree que su inteligencia y astucia eran realmente tan incomparables e inigualables que logró usar el secreto inventado del Espejo de Samsara para manipularnos para ayudarlo a lograr su ambición. Poco sabía él que sin mi intervención y exhortación, todos esos años atrás, los otros tres Terrenos Sagrados no se habrían inclinado tan fácilmente a su voluntad e iniciado la invasión del Reino Demonio Ilusorio”.

“Puesto que los llamados secretos del Profundo Divino son falsos, entonces ¿por qué el Padre todavía tiene un deseo tan fuerte por el Espejo del Samsara?” El joven le preguntó muy sinceramente.

“Le pregunté a la Espada del Diablo sobre el Espejo del Samsara en ese momento, y me dijo que el Espejo de Samsara era uno de los Profundos Tesoros Celestiales, un objeto que incluso los dioses de la Era Primordial deseaban obtener. ¡Así que, aunque no sé exactamente lo que puede hacer, algo que incluso los mismos dioses desean, indudablemente es cien mil veces más valioso que los llamados Secretos del Profundo Divino!”

“Es algo que definitivamente tengo que obtener una vez que rompa el sello de la Espada del Diablo. Y ahora que se ha entregado a mi puerta, entonces ¿Cómo podría perder esta oportunidad de recibirlo con gusto?”

“Wendao, este asunto es un secreto que debe mantenerse únicamente entre nosotros, padre e hijo.” Xuanyuan Wentian dijo mientras echaba una mirada de soslayo a su propio hijo: “Además, este es el Palacio del Océano Supremo, no la Región de la Espada, así que no menciones ni siquiera una sola palabra de esto otra vez.”

“¡Este hijo entiende!”

One response to “ATG – Capítulo 771 – El Maestro de la Poderosa Espada Celestial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s