WMW – Capítulo 140 – El Gigante Dorado

(5/5)

“¡Un Gigante Dorado está acercándose hacia nosotros!” Exclamó el Mago de guardia nocturna. “¡La Pizarra Centinela usada para alertar a los demás fue completamente devorado por él, también!”

“¡Mi*rda!”

Después de escuchar las palabras ‘Gigante Dorado’, Leylin rápidamente oyó los juramentos alarmados de los Magos cercanos.

El Gigante Dorado era un tipo de especie elemental. Su poder era cercano al de un Mago elemental completamente convertido. Además de eso, tiene sus propios talentos según su raza. Sólo un Mago de rango 2 tenía la capacidad de matarlo o desterrarlo completamente.

“¿No se dijo que los Gigantes Dorados del Desierto Dorado estaban extintos? Además, apareció convenientemente en nuestro camino.”

El viejo líder apretó sus mandíbulas en un estado de locura. Sus ojos emitieron un resplandor verde.

“¿Podemos evitarlo por el momento?”

Lancey sugirió. “¡El Desierto Dorado es tan grande, que tal vez no pueda encontrarnos!”

“¡Me temo que no!” Leylin fue el primero en agregar algo. “Los Gigantes Dorados tienen un instinto natural para perseguir especies con altos niveles de energía. La energía que se propaga desde nuestros cuerpos actúa como una lámpara en la oscuridad para los ojos del gigante. ¡Cuanto más nos movamos, más probable es que el Gigante Dorado nos ataque!”

“Si ese es el caso, ¿qué debemos hacer?” Una expresión de desesperación apareció en el rostro de Lancey. “A menos que tengamos un Mago de rango 2 dentro de nuestro grupo, ninguno podrá escapar del ataque del Gigante Dorado…”

Hay un gran abismo de diferencia en el nivel de poder entre los magos oficiales de diferentes rangos

Leylin y su grupo de seis eran sólo ligeramente más fuertes que un Mago de rango 1. Incluso tendrían dificultades para enfrentarse a un Mago elemental semi convertido. No tenían ninguna posibilidad de sobrevivir a un encuentro con un Gigante Dorado elemental completamente convertido.

Las semi conversiones elementales se refieren a los Magos cuya Conversión de Esencia Elemental había alcanzado un 50% o más. En esta etapa, su aumento en el poder mágico debido a la Conversión de la Esencia Elemental comenzaba a ser muy obvio. Cuando se enfrentaban a brujos incipientes, tenían una gran ventaja.

Mientras Leylin seguía siendo un acólito, tuvo un encuentro con un hada elemental de tormenta semi convertido mientras estaba en el dirigible. Si no fuera por el hecho de que había una gran reunión de Magos de las diferentes academias, el único resultado habría sido su muerte.

En la situación actual, Leylin tenía que enfrentarse a algo mucho más poderoso y peligroso que el hada elemental de tormenta semi convertida.

“Quizás debamos esparcirnos y escapar en diferentes direcciones …”

El tipo grande dudó un momento antes de sugerir.

Al oír la sugerencia, los Magos presentes entraron en un estado de silencio y los ojos comenzaron a parpadear sin parar.

“¿Estás loco?”

El vejestorio interrumpió al gran tipo en un ataque de ira. “Si huimos en diferentes direcciones, ¿puedes garantizar que tengas la suerte de escapar del ataque del Gigante Dorado? Además, ¿qué harás después de llegar al territorio de los Buitres Kary?”

Las dos preguntas agudas provocaron abruptamente un profundo silencio.

Después de huir en diferentes direcciones, podrían volver a dirigirse hacia el destino previsto. Si tuvieran suerte, había incluso una posibilidad de regresar a la Taberna Hacha Rota.

Sin embargo, esto era sólo su último recurso. Los Magos no aceptarían su sucio destino así.

“¡Rápido! ¡Otros tres de mis bebés están muertos!” Exclamó el Mago con un suspiro más pesado que antes.

“Tal vez podríamos usar a las Pizarras Centinelas junto con alguna runa que disipe la energía continuamente para distraer al Gigante Dorado. Mientras que está distraído, podríamos hacer todo lo posible para contener la energía emitida desde nuestros cuerpos y escabullirnos lejos … Si falla, podríamos hacer lo mencionado anterior y dividirnos en diversas direcciones … ”

En medio del silencio. Leylin repentinamente habló.

“Aunque este plan no es confiable, obviamente no tenemos mejores opciones …”

El vejete soltó una señal de profunda resignación y señaló a Leylin. “¡Haremos lo que él dice! Tengo el material para unas Pizarras Centinelas … ”

Después, entregó viales llenos de polvos grises al Mago de guardia nocturna.

Después de mirar los materiales entregados por el vejete, el Mago de guardia nocturna mostró una mirada de falta de voluntad. Sin embargo, él todavía recibió los materiales del vejete. “¡Muy bien, vamos a probarlo! ¡Pero no puedo garantizar que funcione!”

Poco después de los cantos del Mago de guardia nocturna, unas pocas piezas de Pizarras Centinelas que se asemejaban a la destruida se levantaron de las arenas.

En este momento, la gente en el campamento podía ver claramente un resplandor dorado que aparecía en la dirección oriental.

Este resplandor era como el sol hubiera disipado la oscuridad y hubiera producido un destello de calor.

Delante del disco solar estaba la colosal sombra de un gigante.

El cuerpo del gigante irradiaba una luz dorada. Estaba blindado muy sencillamente. Una armadura de cuero en la parte superior de su cuerpo con un aro de hierro en el centro que unía las dos hombreras.

Sobre los hombros descansaba la cabeza del gigante con líneas en su rígido rostro que parecía que fueron causadas por rasguños y cortes de armas. El cabello color mandarina en la parte superior de su cabeza parecía que estaba ardiendo poderosamente.

[¡Bip! ¡Una especie de vida con alto nivel de energía fue descubierta, determinado a ser un Gigante Dorado, se recomienda salir inmediatamente!]

En el mismo instante, el Chip de IA desplegó una pantalla de advertencia de color rojo.

“¡Rápido! ¡Rápido! “La voz del vejete se llenó de urgencia.

“¡Conozco unas cuantas runas de concentración de energía, ojalá que sea de utilidad!” El otro Mago normalmente tranquilo, se levantó y dijo. Después de lo cual aplicó lo que parecía una mezcla de runas circulares y triangulares en la Pizarra Centinela.

Después de que la runa se inscribió, esta irradió brillantemente, y repentinamente un poder de energía surgió de la Pizarra Centinela. Esta enorme energía fluctuó caóticamente haciendo que el Gigante Dorado dejara salir un rugido y acelerara hacia él.

“¡Bien! ¡Atrapó la atención del Gigante Dorado!” Exclamó Lancey alegremente.

“¡Vamos a añadir esto en la parte superior!” Leylin descorchó un tubo de ensayo rojo y vertió su contenido en la inscripción de la Pizarra Centinela.

Después de que el líquido del tubo de ensayo rojo se asimilara completamente en la Pizarra Centinela, los Centinelas dejaron salir gruñidos enojados y se hicieron más grandes y con miembros más fuertes.

“¡Con suerte, esto les ayudará a aguantar más tiempo!”

Leylin tiró el tubo de ensayo vacío. La energía que se propagaba fuera de su cuerpo se redujo de la de un Mago Oficial a la de una persona normal.

Esto fue hecho usando el hechizo de Transfiguración. Esto diluyó el nivel de energía que se propagaba desde su cuerpo.

Después de eso, se acercó a su Asentado Lobo Lupino, colocó una envoltura sobre la boca del lobo y le dio una palmadita en la cabeza.

El Asentado Lobo Lupino parecía estar consciente de la presencia del Gigante Dorado. Bajó al suelo con los miembros temblando y esperó el comando de Leylin.

El otro Mago siguió la acción de Leylin.

También utilizaron la protección del medio ambiente para ocultar todo su cuerpo.

¡Finalmente, el Gigante Dorado estaba más cerca del campamento! ¡Estaba a menos de 500 metros!

En este tipo de distancia, Leylin podía ver claramente cada pelo del gigante.

“¡Ahora depende de ustedes, bebés, ataquen!”

“¡Ataquen! ¡Por nuestro padre!”

La corpulenta y pulida Pizarra Centinela rugió. Algunos de ellos se precipitaron hacia el Gigante Dorado mientras los otros se separaban y corrían en diferentes direcciones.

Ya fueran las valientes Pizarras Centinelas que cargaban hacia el Gigante Dorado o los otros que corrían en diferentes direcciones, sus cuerpos llevaban una gran fuente de energía que palpitaba de ellos. La energía era casi igual a la de un Mago de rango 1.

“Kjfl” El Gigante Dorado soltó un tipo desconocido de grito como si jurara.

Estiró sus grandes palmas en una postura como si estuviera escondiendo el cielo y cubriendo la tierra. Empujó contra el suelo y dragó la tierra.

Algunos de los centinelas fueron recogidos por el Gigante Dorado

“¡Por la gloria! ¡Por la protección!”

Las Pizarras Centinelas rugieron mientras sus pequeños puños llovían sobre el gran brazo del gigante.

“¡Creak Crunch!” El gran Gigante Dorado colocó a los Centinelas capturados directamente en su boca. Sonaba como si estuviera mascando galletas.

Después de ingerir las Pizarras Centinelas, el Gigante Dorado dejó salir un fuerte rugido y persiguió a las Pizarras Centinelas que huían a grandes pasos.

“¡Ahora!”

La voz del vejete era suave. Los seis hombres encubiertamente sacaron sus Asentados Lobos Lupinos y abandonaron el área del campamento.

Todo el mundo estaba haciendo todo lo posible para contener la energía pulsante de sus cuerpos. Incluso había una envoltura en el cuerpo de los Asentados Lobos Lupinos. Como topos, abandonaron furtivamente el área

El Gigante Dorado gritó a las Pizarras Centinelas que huían y los persiguió. Nunca le dio una segunda mirada al campamento.

“¡Corran!”

Alguien exclamó en voz baja después de que el brillo dorado desapareció. Sin dudar, todo el mundo corrió a la velocidad de la luz.
……

*¡Crash!*

La manada de lobos pasó corriendo, levantando polvo de arena y piedras. El polvo resplandecía con un débil resplandor de oro.

Leylin y su grupo habían estado huyendo sin interrupción desde que fueron molestados por su estado de descanso en el campamento. Esto, junto con el incidente del Gigante Dorado había causado que Leylin tuviera una tez poco saludable.

Desde la tenebrosa oscuridad de la noche hasta un sol completamente resucitado, casi medio día había pasado mientras huían.

Sin embargo, la idea del Gigante Dorado estimuló al grupo y nadie se quejó de la falta de descanso.

“¡Tuvimos suerte de que el Gigante Dorado no tuviera una inteligencia alta! Sólo sabe cómo perseguir obstinadamente después de detectar formas de vida con alta energía. Si no, el intento furtivo de ayer habría fracasado. Fue una situación realmente de suspenso … ”

Leylin sentía un miedo persistente en su corazón.

A pesar de él había aumentado sus poderes mágicos y esto sería considerado como algo importante en el Mundo Mago, el Gigante Dorado era algo que estaba completamente fuera de su alcance.

“Sin embargo, el Gigante Dorado es una especie elemental. No tiene una línea de sangre. Si no, preferiría tener unas gotas de la sangre del Gigante Dorado para mis experimentos … ”

Los ojos de Leylin mostraron un atisbo de arrepentimiento.

Había innumerables tipos de especies míticas en el Mundo Mago. El Gigante Dorado pertenecía a la especie elemental. Todo su cuerpo se compone de varios tipos de elementos y minerales. No hay ni siquiera una gota de sangre en él, naturalmente no tendría línea de sangre.

En la antigüedad, los caminos para convertirse en un mago eran muchos. Los Brujos eligieron el camino de la línea de sangre.

Y, obviamente, el Gigante Dorado eligió un camino diferente.

Hay diferentes caminos para llegar a la cima. El plan de Leylin era seguir el camino del brujo.

“¿Descansaremos? Si no meditamos y no recuperamos nuestra fuerza espiritual … “La voz de Lancey se escuchó desde el frente del grupo. Ella viajó junto con el vejete en el Asentado Lobo Lupino.

Todos los Magos hacen uso tanto de su fuerza espiritual como del poder mágico para realizar magia milagrosa. Debido al incidente del Gigante Dorado de ayer y al constante viaje, los seis Magos no pudieron meditar para recuperar su energía espiritual. Las miradas de agotamiento se extendían por sus caras.

“No hay necesidad de eso, todavía no estamos fuera de la zona de peligro, el Gigante Dorado podría alcanzarnos en cualquier momento…”

El viento llevó al vejestorio a responder al grupo.

Después de oír la respuesta del vejestorio, el grupo se hundió en un silencio solemne y continuó con su escape apresurado.

Los Magos temían al Gigante Dorado más que a cualquier otro peligro en el Desierto Dorado.

One response to “WMW – Capítulo 140 – El Gigante Dorado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s