ATG – Capítulo 726 – La Verdadera Razón

(5/5)

Gremio Mercantil Luna Negra, Séptimo Piso.

“Maestro, fue precisamente el Arca Divino Fénix el que acaba de salir de la Ciudad Fénix. Después de mucha investigación, hemos confirmado que sólo hay tres personas a bordo del Arca Divino Fénix … Yun Che, Feng Hengkong y la Princesa Snow, Feng Xue’er. Están viajando en dirección a la Nación Viento Azul. Si realmente se dirigen hacia la Nación del Viento Azul, entonces llegarán a la Ciudad Imperial del Viento Azul antes de mañana por la tarde.”

“… ¿Logramos averiguar qué pasó exactamente justo ahora?” Preguntó Zi Ji con las cejas hundidas.

“Feng Tianwei todavía está aquí, así que no nos atrevemos a acercarnos, pero deberíamos ser capaces de adquirir toda la información antes de mañana”.

Zi Ji dejó escapar un largo y profundo suspiro antes de continuar, “Los acontecimientos que tuvieron lugar el día de hoy realmente tuvieron muchas idas y vueltas”.

Se podría decir que todos los acontecimientos que tuvieron lugar en el curso de todo este asunto estuvieron totalmente fuera de sus expectativas. Para Zi Ji, que tenía una visión extremadamente buena y que normalmente podía entender cualquier situación, este fue un golpe bastante pesado.

“Maestro, este subordinado también tiene una cosa más que informar. Hace un siglo, enviamos a once personas para que se infiltraran en el Reino Demonio Ilusorio. Ya habíamos perdido a ocho de ellos, pero las tres últimas impresiones de alma desaparecieron … hace no más de quince minutos. Es muy probable que sus identidades hayan sido expuestas, y después de eso, sus almas fueron examinadas antes de ser ejecutados”.

“…” Zi Ji se sumió en un silencio pesado.

“Maestro, en realidad no necesita estar demasiado preocupado por este asunto. Hace cien años, las personas que enviamos para infiltrarnos en el Reino Demonio Ilusorio sólo traían consigo siete piedras de transmisión de sonido. Hace un año, nos trasmitieron noticias nuevamente, por lo que pasó a ser la séptima vez que lo han hecho. Esto también significa que ya habían utilizado las siete piedras de transmisión de sonido. Así que incluso si hubieran logrado sobrevivir, no podrían enviarnos más mensajes. Aunque ya han perdido la vida, al menos ya han cumplido su misión “.

La ‘piedra de transmisión de sonido’ de la que hablaba no era, naturalmente, las piedras de transmisión de sonido normales que se usaban comúnmente. En su lugar, era un tipo especial de piedras de transmisión de sonido que podía transmitir mensajes de más de quinientos mil kilómetros; Podría ser usado para enviar mensajes desde el Reino Demonio Ilusorio al Continente Profundo Cielo. En todo el Continente Profundo Cielo, sólo los Cuatro Terrenos Sagrados que tenían grandes e incomparables cantidades de recursos poseían estas piedras de transmisión de sonido, e incluso entonces, todavía había una cantidad extremadamente pequeña de ellas en existencia.

“… Antes de esto, habían estado sanos y salvos durante todo este tiempo, pero sólo recientemente fueron eliminados uno tras otro.” Zi Ji dijo con suavidad: “Sin embargo, en lugar de su exposición y supervivencia, lo que más me preocupa es la última noticia que enviaron hace un año atrás.”

“¿Hace un año?”

“Ese informe detallaba el estado actual de las Doce Familias de Guardianes que residían dentro de la Ciudad Imperial del Demonio, y cuando llegó a la Familia Yun, se mencionó que el lisiado Yun Qinghong había adoptado un hijo adoptivo llamado ‘Yun Che’ …”

Las palabras de Zi Ji se detuvieron aquí. El hombre vestido de azul junto a Zi Ji inmediatamente frunció las cejas cuando él respondió con una voz llena de duda y sospecha, “¿Podría ser que el Maestro cree que este niño adoptivo tiene algo que ver con Yun Che? Sólo debería ser una coincidencia que sus nombres suenen similares. Después de todo…”

“En ese momento, ni siquiera había prestado atención a este hecho, pero ahora …”.

Zi Ji no siguió hablando. En su mente apareció una imagen que había visto dentro de la Piedra de Imágenes Profundas; Una de las dos alas extendidas al amanecer … y también la turbulenta tormenta de color verde que se había reunido bajo esas alas.

Y también … Yun Che que había logrado regresar vivo.

“Maestro, podría ser que …”

Zi Ji sacudió levemente la cabeza y se negó a hacer más comentarios. Pero después de eso, su tono cambió mientras hablaba de una manera un tanto sombría: “Hace un siglo, cuando atacábamos la Ciudad Imperial del Demonio, no éramos los únicos que aprovechamos el caos para enviar a un escuadrón de infiltración … la Poderosa Región de la Espada Celestial también lo hizo. Me pregunto si también han terminado de usar todas sus piedras de transmisión de sonido …”

Arca Divino Fénix; Era el arca profunda de más alto grado poseída por la Secta Divino Fénix, y era un símbolo nacional del Imperio Divino Fénix. Su aparición definitivamente significaba que el emperador había llegado.

Cuando la cortina de la noche comenzó a caer a través del cielo, el Arca Divino Fénix ya se había acercado a las fronteras del Divino Fénix. Mientras pasaba volando, no había ni un solo ciudadano de la Nación Divino Fénix que no se arrodillara desde lejos.

La enorme Arca Divino Fénix actualmente transportaba sólo a tres personas. Yun Che, Feng Xue’er y Feng Hengkong cuya expresión había sufrido varios cambios.

“El padre real dijo que dada la velocidad del Arca Divino Fénix, a esta hora mañana, ya deberíamos haber llegado a la Ciudad Imperial del Viento Azul” Feng Xue’er se sentó al lado de Yun Che y su cuerpo estaba muy cerca del suyo. Cuando habló, su rostro tenía un color rosado, y estaba claro que estaba muy emocionada. Después de todo, ésta era la primera vez que había dejado la Nación Divino Fénix desde que había nacido; Había estado soñando con este día desde que era una niña.

El rostro de Feng Hengkong se contrajo incontrolablemente al observar cómo Feng Xue’er no sólo carecía de las más mínimas inhibiciones hacia Yun Che, sino que incluso parecía acercarse naturalmente a él mientras lo observaba con una mirada llena de intimidad. Sin embargo, lo único que Feng Hengkong podía hacer era silenciar un suspiro melancólico … En las pocas horas que tenían dentro del Arca Divino Fénix, ya había dado el mismo suspiro innumerables veces.

Había protegido naturalmente a Feng Xue’er tanto como pudo; Incluso sus propios hermanos de sangre no eran capaces de estar a tres pasos de ella, ni hablar de forasteros. Si un discípulo dentro de la secta logró ver a Feng Xue’er incluso una vez, podría ser contado como una gran fortuna.

Pero así …

Feng Hengkong extendió una mano para agarrar la parte superior de su cabeza, y sus dedos se tensaron de tal manera que parecía como si simplemente quisiera agarrar todo el pelo en su cabeza … Él preferiría que Yun Che trajera un desastre que aplastara a la Secta Divino Fénix en el suelo que verlo traer el caos a Feng Xue’er.

“¿Eres tú quien mató a Feng Chihuo también?” Feng Hengkong, que se había agarrado la cabeza, preguntó abruptamente a Yun Che.

“Sí.” Yun Che ni siquiera vaciló en entregar su breve respuesta.

“¡Haah!” Feng Hengkong no continuó después de eso; Ahora que las cosas habían llegado a este punto, no quedaba nada más que decir. Ahora mismo, sólo podía esperar que los sentimientos de Feng Xue’er hacia Yun Che no hubieran llegado al punto en el que no se atrevería a pensar.

“También tengo una pregunta que hacerte.” Los ojos de Yun Che se clavaron en Feng Hengkong: “La verdadera razón detrás de la invasión de la Nación del Viento Azul… ¿cuál es exactamente?”

Todo el cuerpo de Feng Hengkong se puso rígido, pero no respondió.

“Padre real, Xue’er desea saberlo también.” Feng Xue’er dijo suavemente, “Porque el padre real que conozco definitivamente no es una persona cruel y despiadada, así que la decisión que el padre real hizo hace tres años, debe haber existido … debe haber existido una razón muy especial para ello. ¿Puedes … decirle al Gran Hermano Yun y a mí al respecto? Y tal vez después de saber la razón, el Gran Hermano Yun pueda suavizar su postura hacia mi padre real … aunque sea sólo por un poco.”

La mano de Feng Hengkong bajó lentamente. No tenía la capacidad de rechazar la suave y gentil petición de Feng Xue’er, y también había recordado que Yun Che sabía claramente la verdad de la muerte del Dios Fénix …. Soltó un débil suspiro antes de que empezara a hablar: “Hace cuatro años, cuando el Salón Espíritu Tierra de nuestra secta comenzó a prepararse para la aparición del Arca Profunda Primordial, descubrimos coincidentemente una reacción ligera y débil de una mina de Cristal Púrpura al extremo este de la Nación Viento Azul. Nunca en nuestra historia alguna vez habíamos registrado tal reacción a una mina de Cristal Púrpura que estaba localizada tan lejos de nosotros. Así que en secreto despachamos algunos de los protectorados del Salón Espíritu Tierra para que fuera a investigar este hecho, y descubrieron que una enorme y poderosa mina de Cristal Púrpura se encontraba profundamente debajo de las tierras al este de una pequeña ciudad que era conocida como la Ciudad de la Nube Flotante … Si fuéramos capaces de extraer y refinar todos los cristales en esa mina, podríamos obtener un total de cincuenta kilos de Cristales Divinos …”

“¡Cristales Divinos de Veteado Púrpura!”

“¡Ah!” Feng Xue’er soltó un grito de sorpresa. Sólo la noción de tener cincuenta kilos de Cristal Celestiales de Veteado Púrpura era suficiente para sacudir los cielos … ¡ni hablar de tener cincuenta kilos de Cristales Divinos de Vetado Púrpura!

Incluso los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados considerarían cincuenta kilogramos de Cristales Divinos de Veteado Púrpura como recursos incomparablemente enormes.

¡Uno debe saber que se requería a lo menos quinientos años para que un Terreno Sagrado acumulara cincuenta kilogramos de Cristales Divinos de Veteado Púrpura! Así que si la Secta Divino Fénix pudiera obtener por completo todos estos Cristales Divinos de Veteado Púrpura, equivaldría a ganar cinco siglos de acumulación de un Terreno Sagrado.

Este tipo de tentación fue suficiente para atraer a la Secta Divino Fénix … ¡Era suficiente incluso para atraer a cualquier poder que existiera dentro del Continente Profundo Cielo para conseguirlos a toda costa, incluso si tuvieran que comportarse sin escrúpulos!

“¡Así que … ese fue el caso!” Yun Che levantó la cabeza porque las palabras de Feng Hengkong habían aclarado casi todas las sospechas y dudas en su mente.

“Gran Hermano Yun, ¿ya lo has averiguado todo?” Las palabras de Yun Che hicieron que Feng Xue’er lo mirara con expresión desconcertada.

“Yo he entendido más o menos lo esencial.” Yun Che se levantó; Su ceño se frunció mientras miraba fijamente a Feng Hengkong, “Pero dejaré que tu padre real termine su historia.”

Feng Hengkong cerró levemente los ojos antes de continuar su relato una vez más: “En los años posteriores a que nuestro Dios Fénix Ancestral falleciera, los que eran conscientes de este hecho fueron atrapados con un intenso sentimiento de crisis. Porque en el momento en que este asunto saliera, la Secta Divino Fénix definitivamente sería suprimida por los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados … e incluso había una posibilidad de que seríamos borrados por completo. Así que mientras protegíamos ferozmente el secreto de que el Dios Fénix ya había muerto, también estábamos buscando desesperadamente un método para proteger a la secta en caso de que el secreto fuera expuesto … o por lo menos, un método para asegurar la seguridad de Xue’er.”

“Y el descubrimiento de esta gigantesca mina de Cristal Púrpura causó gran alegría en los corazones de nosotros y de nuestro padre real. Si realmente pudiéramos obtener cincuenta kilogramos de Cristales Divinos de Veteado Púrpura, seríamos capaces de hacer nacer varias potencias supremas dentro de un corto período de tiempo, y desde entonces, tendríamos otra capa de seguridad “.

“¿Fue … sólo por esto? ¿Todo esto sólo para obtener la mina de Cristal Púrpura dentro de la Nación Viento Azul? “Feng Xue’er estaba desconcertado mientras sacudía la cabeza confundida, “Pero ¿qué tiene que ver esto con la orden del padre real de invadir la Nación del Viento Azul … y la manera terrible y cruel en que se llevó a cabo?”

“Por supuesto que era por mantener todo absolutamente confidencial, de modo que los Cuatro Terrenos Sagrados no se dieran cuenta de lo que realmente estaban haciendo.” Yun Che dijo, pero sus ojos también mostraban un tenue destello de burla: “En todo momento, los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados siempre tienen gente observando secretamente los movimientos de la Secta Divino Fénix. La existencia de esta mina de Cristal Púrpura sólo era conocida por pocos miembros de la secta, y era natural que estos mismos miembros estuvieran en el centro de cualquier espionaje sobre la Secta Divino Fénix, por lo que sin importar cuán encubiertas fueran sus acciones, todavía existía un gran riesgo de que fueran descubiertos. En el momento en que se descubriera la existencia de esta mina de Cristal Púrpura, ya no pertenecería a la Secta Divino Fénix”.

“¡Así que el verdadero motivo detrás de su guerra con la Nación del Viento Azul fue cubrir sus verdaderas intenciones y desviar la atención de los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados! Con el fin de hacer esta distracción tan convincente y realista como fuera posible, no dudó en matar inocentes y arruinar ciudades. ¡Todo para que parezca como si estuvieras ansioso por conquistar la Nación Viento Azul en el menor tiempo posible, para que pudieras dar la impresión de que estabas desahogando tu enojo en la Nación del Viento Azul por la pérdida de prestigio que la Secta Divino Fénix había sufrido en mis manos durante el Torneo de Clasificación de las Siete Naciones! ”

“Sí.” Dijo Feng Hengkong mientras asentía con la cabeza con una expresión apagada en su rostro.

“¿Todo por el bien de cincuenta kilogramos de Cristales Divinos de Veteado Púrpura? Heh … “Mirando la expresión de Feng Hengkong, Yun Che dio una risa fría, “¡Mirándote ahora mismo, parece que crees que no has hecho nada malo”

“¡Por la Nación del Viento Azul, deberíamos sufrir la ira del cielo! ¡Pero soy el Emperador del Divino Fénix y también el Maestro de la Secta Divino Fénix!” Feng Hengkong levantó la cabeza para mirar directamente a Yun Che, “¡Estos cincuenta kilogramos de Cristales Divinos de Veteado Púrpura pueden ser un recurso enorme para otras personas, pero para nuestra Nación Divino Fénix que había perdido a su Dios Fénix Ancestral, era nuestra última gota de esperanza! Los resultados de lo que pasó nos han causado en verdad un gran pesar … ¡pero nuestra decisión definitivamente no estuvo mal!”

“¡Qué ingenuo! ¿De verdad pensabas que cincuenta kilogramos de Cristales Divino de Veteado Púrpura serían suficientes para proteger tu Secta Divino Fénix una vez que la muerte del Dios Fénix fuera expuesto al mundo?” Yun Che preguntó fríamente.

“… ¡Al menos, nos hubiera dado un poco más de poder para proteger a Xue’er! ¡Mientras hubiéramos podido proteger a Xue’er durante cien años, incluso si nuestra secta hubiera sido borrada por completo, todavía tendríamos esperanza ilimitada para lo que sucedería después! “Gritó Feng Hengkong en voz baja.

“¡Padre real, por favor, deja de hablar ya!” En el momento Feng Xue’er vio a Yun Che y a Feng Hengkong comenzando a pelearse una vez más, se apresuró a arrojarse en medio de los dos, “Padre real, no importa cuál fue la razón, causar la muerte y el sufrimiento de tantas personas inocentes sigue siendo un pecado grave. El Alma Fénix de Xue’er fue despertada con la ayuda del Gran Hermano Yun, y ya soy capaz de proteger a nuestra Secta Divino Fénix. El padre real no necesita seguir preocupándose por Xue’er. Lo único que Xue’er quiere es que el padre real y yo hagamos las paces por los pecados que hemos cometido, de modo que podamos obtener el perdón de la Nación Viento Azul y también el perdón del espíritu del Señor Dios Fénix que descansa en el cielo.”

“Xue’er …” Feng Hengkong miró a su hija mientras sus ojos comenzaron gradualmente a empañarse.

“Ahora que lo pienso, usted instruyó a Feng Xichen para que viniera personalmente a la Ciudad Imperial del Viento Azul a entregar la invitación para el Torneo de Clasificación de las Siete Naciones todos esos años. Sin embargo, eso era toda una pretensión. El motivo real era usar su estatus como un Príncipe del Divino Fénix para pelear conmigo por el asunto de mi línea de sangre, y desde allí, crear una razón para iniciar un conflicto, ¿correcto? “Yun Che dijo con los ojos entrecerrados.

“Sí.” Feng Hengkong ni siquiera intentó negarlo.

Yun Che siguió hablando: “Y una vez que la guerra hubo durado más de dos años y los Cuatro Grandes Terrenos Sagrados relajaron su vigilancia sobre ustedes, comenzaron los preparativos para excavar la mina de Cristal Púrpura. Cuando usted extraía los cristales púrpuras, incluso si estaba profundamente debajo de la tierra, definitivamente provocarían una cantidad grande de ruido. Así que el propósito de hacer de esa área un campo de entrenamiento e instruir a los doscientos mil soldados de la Ciudad Nube Flotante para golpear la tierra todos los días fue para ocultar completamente lo que realmente estaba pasando”.

“… Estas completamente en lo correcto.” Feng Hengkong le dio a Yun Che una mirada profunda y reflexiva. Acababa de revelar la existencia de la mina de Cristal Púrpura, pero Yun Che fue capaz de juntar todas y cada una de las piezas del rompecabezas sin problemas … eso demostraba cuan aterradora era su mente.

“Así que ahora mismo, ¿cuánto has conseguido en el logro de tu meta?” Preguntó Yun Che fríamente. Nunca en su vida imaginó que una enorme mina de Cristal Púrpura estuviera escondida cerca de la Ciudad Nube Flotante, donde había pasado más de una década viviendo. Una mina de Cristal Púrpura que hizo que la Secta Divino Fénix la persiguiera a pesar del enorme costo; Una mina de Cristal Púrpura que incluso él mismo quería.

La región alrededor de la Ciudad de la Nube Flotante era extensa y estéril, y solamente algunas de las bestias profundas más débiles habitaban allí. Si alguien le hubiera dicho que un enorme depósito mineral que podía producir cincuenta kilos de Cristales Divinos de Veteado Púrpura estaba oculto en la zona, incluso él nunca lo creería.

“Cien por ciento.”

“¿¡CIEN POR CIENTO!?” Las palabras de Feng Hengkong hicieron hundir profundamente las cejas de Yun Che.

One response to “ATG – Capítulo 726 – La Verdadera Razón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s