ATG – Capítulo 405 – Subasta Subterránea

“¿Comprobaste qué elementos ha perdido el Salón de Jade de Fénix?”, Dijo Feng Hengkong con las cejas fruncidas.

Feng Xicheng respondió respetuosamente: “Lo que Hua Minghai más robó fueron los Cristales Celestiales Veteados Púrpura y los Cristales Divinos Veteados Púrpura, sin embargo, los Cristales Celestiales Veteados Púrpura y los Cristales Divinos Veteados Púrpura dentro del Salón de Jade de Fénix no disminuyeron … Nos falta un medio tallo utilizado de Helianthus de Fénix. Supongo que es porque el ladrón estaba en un estado de pánico después de tocar la formación protectora profunda, y al azar tomó cualquier artículo antes de escaparse apresuradamente “.

“¿Medio Helianthus de Fénix?” Aunque la Helianthus de Fénix era rara, la Secta Divino Fénix, no consideraba tan precioso este artículo. Feng Hengkong resopló fríamente: “Aunque nada desapareció, sólo el hecho de que se atrevió a asaltar nuestra Secta Divino Fénix ha provocado su propia destrucción. A partir de este día, investiguen todas las huellas de Hua Minghai dentro de todo el imperio. Lo mejor es que lo devuelvan vivo, pero si es difícil capturarlo con vida, ¡mátenlo en el acto!”

“¡Sí! Este hijo dará inmediatamente la orden. “Incluso si ese Hua Minghai tiene una habilidad alto cielo (En el pico del Reino Profundo Cielo), nunca debería pensar en escapar de las palmas de nuestra Secta Divino Fénix. “Feng Xichen prometió.

“Entonces este asunto se te será dado para que lo manejes. ¡Sea o no Hua Minghai capaz de entrar y salir con seguridad de nuestro Divino Fénix, es digno de ser su prueba! No nos defraudes”

“Sí, padre real, este hijo definitivamente no te defraudará.”

Justo cuando Feng Hengkong se dio la vuelta para marcharse, sus pasos se detuvieron en la entrada, y dijo casualmente: “Antes del comienzo del Torneo de Clasificación, Xue’er cultivará en reclusión dentro del Valle Fénix. ¡No importa quién sea, incluso si es por un asunto enorme, no se les permite dar medio paso en los veinticinco kilómetros alrededor del Valle Fénix! Sin embargo, todavía estamos un poco preocupados. Cuando estés investigando a Hua Minghai, dispone a unos cuantos guardias alrededor de las direcciones este, oeste y norte del Valle Fénix. No dejes que nadie se acerque. ¡Si alguien se atreve a molestar a Xue’er, no importa quién sea, matadlos a la vista!”

“Sí, este hijo dará inmediatamente la orden”

Después de que Feng Hengkon se fuera, Feng Xichen respiró aliviado. Después de un largo período de silencio, una vez más se agitó. Caminó de un lado a otro en el vestíbulo varias decenas de veces antes de finalmente hablar con voz baja mientras arrugaba las cejas: “¡Chihuo, entra!”

Un rayo de llama brilló, y un hombre de mediana edad de unos cincuenta años apareció delante de Feng Xichen como si se hubiera teletransportado allí. Se inclinó y dijo: “Alteza, ¿cuáles son tus instrucciones?”

“¡Deje el palacio inmediatamente, y busque en secreto a una persona llamada ‘Yun Che’ en la Ciudad Divino Fénix! Está aquí para participar en el Torneo de las Siete Naciones, y definitivamente aparecerá dentro de medio mes … de hecho, ya puede estar aquí. Si lo encuentras, asesínalo de inmediato … Recuerda, cuanto más secretamente lo hagas, mejor. ¡Después de matarlo, inmediatamente destruya su cadáver, es mejor que no deje huellas! “, Dijo Feng Xichen con una expresión extremadamente malvada.

“Sí, su alteza.” Feng Chihuo asintió con la cabeza en respuesta.

“¡Recuerde, aparte de usted y de mí, nadie debe saber sobre esto! Incluyendo a mi padre real”. La expresión de Feng Xichen se hizo grave.

Un sobresalto pasó junto al rostro de Feng Chihuo, y asintió con la menor vacilación: “Este viejo criado no decepcionará a su alteza … Este viejo servidor se marchará”.

Cuando Fen Chihuo se fue, Feng Xichen apretó ambas manos mientras una siniestra resplandor de odio parpadeaba en sus ojos. Dijo en voz baja: “Yun Che … ¡No ser capaz de matarte personalmente, realmente me hará difícil disipar mi odio! ¡Pero debes morir antes del torneo de clasificación! ¡Una vez que la Nación del Viento Azul sea exterminada, la humillación de ese momento también será enterrada eternamente bajo mis pies! “

————–

Al día siguiente, Yun Che llegó al Gremio Mercante de la Llama Flameante de la Ciudad Divino Fénix según las instrucciones de Zi Ji.

Sólo después de haber llegado, Yun Che descubrió que este lugar era, de hecho, tal como Zi Ji le había dicho que era. A pesar de que el nombre colgado delante decía “Gremio Mercantil”, no era en absoluto un gremio de comerciantes ortodoxos. ¡A decir verdad, se parecía a un mercado negro! Y tampoco era tan grande. Este tramo de área contenía muchos mercados clandestinos de tipo similar, y todos colgaron la palabra “Gremio Mercantil”.

Sin embargo, siempre que pudiera comprar una Helianthus de Fénix, no era realmente importante si se trataba de un gremio mercantil o un mercado negro.

De un callejón oscuro y remoto, Yun Che vio el letrero grabado con las palabras “Gremio Mercante de la Llama Flameante”. Debajo de la letrina había una mujer joven en la flor de su juventud. Al ver el acercamiento de Yun Che, tomó la iniciativa de darle la bienvenida: “Señor, ¿estás aquí para participar en la subasta de Llama Flameante?”

“Sí, me gustaría pedirle a la señorita que dirija el camino” dijo naturalmente Yun Che. Allá en el Continente Nube Azur, había asistido a muchos mercados negros anteriormente. Este tipo de mercados negros eran todos los lugares que atrajeron a la gente a hacer transacciones, al mismo tiempo, se requería que uno pagará una alta “cuota de admisión”.”

Las jóvenes escoltantes declararon: “La subasta de la Llama Flameante de hoy venderá muchos tesoros raros, por lo que la cuota de admisión es un poco más alta de lo habitual. Cuesta veinte monedas púrpuras profundas.

Veinte no sonaban tan altas … ¡pero eran veinte monedas púrpuras profundas, doscientas mil monedas amarillas profundas! ¡Y era incluso sólo la “cuota de admisión”!

Yun Che no dijo nada más mientras entregaba felizmente veinte monedas púrpuras profundas … La joven frente a él absolutamente nunca pensaría que había millones y millones de monedas amarillas profundas en el pecho de Yun Che.

“Señor, por favor, sígame”.

La joven aceptó las monedas púrpuras profundas, y luego llevó a Yun Che a un callejón oscuro. Después de tomar varias vueltas en caminos múltiples, entraron en un área subterráneo. No era ancho, y sólo había un total de treinta a cuarenta sillas. En este momento, alrededor de veinte personas estaban sentadas de una manera dispersa. A pesar de que este lugar era remoto y oculto, las ropas que llevaban estas personas eran extremadamente lujosas … Aquellos que estaban dispuestos a pagar la alta cuota de admisión de veinte monedas púrpura profunda no eran de ninguna manera de una familia simple.

Cuando Yun Che entró, todos los presentes le echaron un vistazo, uno tras otro. Después de percibir que sólo estaba en el Reino Profundo Tierra, sus rostros revelaron expresiones de desdén. Entonces, todos voltearon la cabeza sin molestarse en echar otro vistazo. Un Reino Profundo Tierra ni siquiera a la edad de veinte años era un genio raramente visto en el Continente Viento Azul, pero en el Imperio Divino Fénix, sólo podía reducirse a un individuo de clase baja. A los ojos de estos jactanciosos de clase alta, simplemente no merecía la pena mencionarlos.

Yun Che obviamente no se molestó en tomar nota de nadie aquí, ya que al azar escogió un lugar para sentarse.

Después de Yun Che, nadie más entró. No mucho después, una voz encantadora se acercó: “Señores, les hemos hecho esperar mucho tiempo.”

Una puerta secreta se abrió, y una mujer elegante y bien desarrollada salió lentamente. Tras ella, estaba un anciano de cabello gris. La mujer llevaba una prenda negra que revelaba cada centímetro de sus curvas, sus hermosos ojos eran como flores de melocotón, brillantes y diáfanos mientras miraba a todos los presentes y casi robaba sus almas.

“Yo … mi pequeño Qi Qi, finalmente estás aquí. Te he estado esperando ansiosamente”. Un joven vestido de azul se puso de pie. Sus ojos estaban fijos en la joven, lanzando miradas amorosas a su manera.

“Hehe, jeje …” La mujer se cubrió los labios y soltó una risita, y luego dijo encantadora: “Sir Gongsun es siempre tan impaciente. Ésta promete a todos que los tesoros de hoy defraudaran a nadie. Señores, ustedes deben ensanchar sus ojos y verme bien. ¡Una vez que comencemos a hacer una oferta, no muestren misericordia! Oh, claro, señores que han venido por primera vez, esta humilde es Xiao Qi, la anfitriona de la Subasta de Llama Flameante. Tendrán que visitarme a menudo en el futuro, y venir a verme, ¿de acuerdo? “

Las palabras de esta mujer Xiao Qi eran coquetas, y su postura era seductora. A pesar de que los hombres presentes todavía llevaban una mirada inexpresiva, sus dedos se agitaban, y secretamente salivaron. Si uno hablara de aquellos que estaban realmente tan tranquilos como antes, sólo sería Yun Che solo … porque la diferencia entre sus dos esposas y esta hechicera era demasiado amplia. Ni siquiera despertó su instinto masculino, ni despertó interés alguno.

“¿Este señor alguna vez ha dejado a la pequeña Qi Qi abajo antes?” El joven llamado “Sir Gongsun” miró con lujuria a Xiao Qi: “No sé si, Qi Qi, ¿será uno de los tesoros subastados hoy? Si es así, incluso si este señor tiene que perder todos sus bienes, todavía hará con mucho gusto la compra.

“Hehe, Sir Gongsun es tan malo.” Xiao Qi extendió su mano para cubrir su boca, y le dio a Sir Gongsun una mirada muy coqueta que directamente hizo que su cuerpo entero quedara inerte.

Diez mil caballos de lodo de hierba galoparon a través del corazón de Yun Che.
(TL: El caballo de lo de la hierba (草泥 马) es un homófono de Motherf * cker (操你妈), así usado como retruécano aquí. Se ha convertido en una jerga hoy en día.)

La subasta finalmente volvió al tema. Xiao Qi extendió una caja de jade verde oscuro del anciano detrás de ella. Con ambas manos juntas en el estuche de jade, sus encantadores ojos pasaron junto a todos los presentes. Ella dijo con una risa: “En esta caja de jade, son dos Médula de Cristal de Jade Púrpura que contienen la esencia más pura de una enorme mina de cristal púrpura. Si usas uno para conducir un arca profunda, una médula de jade de cristal púrpura podría abastecer un arca profunda de cincuenta mil kilogramos durante doscientas horas. Si lo mezclas en un arma con conciencia espiritual, podría aumentar mucho la inteligencia del arma, ya saben.”

Médula de Cristal de Jade Púrpura… ¿podría aumentar la conciencia espiritual de un arma?

Yun Che corazón de repente se agitó. Su Dragon Fault era exactamente un Arma Profundo Emperador con una conciencia espiritual, pero su inteligencia no era tan alta. En la actualidad, sólo podía regresar automáticamente si dejaba su mano, y liberar un grito de dragón si estaba enojado. Si poseyera una conciencia espiritual más fuerte, sin duda obtendría un gran beneficio.

Él sólo había venido para la Helianthus Fénix, y nunca esperó que él se toparía con esta Médula de Cristal de Jade Púrpura. A pesar de que esta subasta subterránea era pequeña, las cosas que vendía eran extremadamente notables, no es de extrañar que la cuota de admisión era tan alta.

“¡Oh!” Ese joven con el apellido Gongsun reveló una expresión emocionada: “Este señor ha estado buscando este artículo por bastante tiempo, nunca había pensado que la pequeña Qi Qi lo tendría en su posesión, y son incluso dos de ellos … ¡Como se espera de mi pequeña Qi Qi! Rápido, dinos. ¿Cuál es el precio más bajo para estas dos Médula de Cristal de Jade Púrpura? “

Mientras Xiao Qi se aferraba a la caja de jade, sus encantadores ojos se estrechaban en finas hendiduras: “Seiscientas monedas púrpuras profundas. Sir Gongsun debe entender la preciosidad de la Médula de Cristal de Jade Púrpura, por lo que este precio no debe ser considerado caro, ¿no?

“Seiscientos … Mn, este precio es de hecho generoso.” El joven apellidado Gongsun sonrió, luego ejecutó un medio giro mientras acariciaba sus puños hacia su entorno: “Amigos, este humilde es Gongsun Yu de la Secta de la Espada Santa, necesito urgentemente esta Médula de Cristal de Jade Púrpura para elevar la conciencia espiritual de mi querida espada, y deseo que cada amigo aquí pueda ser lo suficientemente generoso como para permitir que este humilde lo tenga.”

Una vez que salieron las palabras “Gongsun Yu de la Secta de la Espada Santa”, las expresiones de muchos en la escena cambiaron inmediatamente, y los pensamientos de hacer una oferta contra él también fueron empujados inmediatamente abajo. La Secta de la Espada Sagrada no podía compararse con la Secta Divino Fénix, pero también era una de las sectas más famosas dentro del Imperio Divino Fénix, y un señor que no debía ser provocado dentro de la Ciudad Divino Fénix. Y este Gongsun Yi era también el hijo más joven del actual Maestro de la Secta Espada Santa.

Una voz perezosa sonó en este momento: “Lil ‘bro Gongsun, ya que esto es una subasta, obviamente, el mejor postor podrá ganar. Si juegas así, ¿cómo va la Srta. Xiao Qi a hacer negocios? La señorita Xiao Qi no está diciendo nada, pero no puedo soportarlo.”

Gongsun Yu no estaba en absoluto enfadado al oír estas palabras. En vez de eso, se echó a reír de buen grado y extendió una mano hacia la persona que había hablado: “El hermano Nalan tiene razón, este hermano pequeño sólo estaba momentáneamente encantado, y estaba algo sobreexcitado. Esto absolutamente no sucederá otra vez. “

Una vez que se oyó la palabra Nalan, las caras de todos los presentes cambiaron una vez más … La Familia Nalan también era uno de los peces gordos dentro de la Ciudad Divino Fénix, e incluso eran amigos de mil años con la Secta de la Espada Santa. El que habló fue nombrado personalmente Nalan Xiong, su estatus dentro de la Familia Nalan también era incomparablemente grande. Parecía estar reprendiendo a Gongsun Yu, pero, de hecho, estaban usando la fama de sus dos familias para ejercer presión sobre los otros presentes, con firmeza haciendo que no se atrevieran a pujar contra Gongsun Yu.

“Dos Médulas de Cristal de Jade Púrpura por seiscientas monedas de color púrpura, lo tomaré”, dijo Gongsun Yu con la cara llena de sonrisas.

Y en ese momento, una voz extremadamente ordinaria, pero sin armonía, sonó repentinamente de un rincón: “Setecientas monedas púrpuras profundas”.

Las cejas de Gongsun Yu se tensaron de repente. Volvió la cabeza y su mirada aterrizó en el cuerpo de Yun Che. Echó un vistazo al cultivo de Yun Che, y luego sus ojos brillaron con profundo desdén … pero si la otra parte fue lo suficientemente valiente como para hacer una oferta contra él, podrían ser de una familia ilustre, así que no se atrevió a ofenderlo precipitadamente. Él dijo sin sonar molesto: “¿Amigo, parece que usted no va a darme a mí, Gongsun Yu, la cara?” (Nt. Darle el suficiente respeto)

Yun Che rió débilmente: “Lo que quiero es la Médula de Cristal de Jade Púrpura, ¿qué tiene que ver eso con darte cara?”

La esquina de la boca de Gongsun Yu se contrajo. Su tez se oscureció claramente mientras se burlaba: “Lo que estás diciendo es muy correcto, la pelea de una subasta depende de la puja, no de la cara. Puesto que también quieres obtener este Médula de Cristal de Jade Púrpura, entonces tendremos que ver si tienes esa habilidad … ¡Mil monedas púrpuras profundas!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s